Inicio Cultura Cine San Sebastián 2019: ‘Les Misérables’ y ‘The Laundromat’ debutan en la sección...

San Sebastián 2019: ‘Les Misérables’ y ‘The Laundromat’ debutan en la sección ‘Perlak’

0
Cartel del Festival / Fuente: Festival de San Sebastián

La 67 edición del Festival de San Sebastián se acerca a su ecuador. En este tercer día pudimos ver The Laundromat, lo último de Steven Soderbergh, y Les Misérables, del debutante Ladj Ly, en la Sección Perlak, además del documental experimental “La ciudad oculta”, del español Víctor Moreno.

The Laundromat (Dinero sucio), nos cuenta uno de los casos de corrupción y evasión de impuestos que más recientemente hemos vivido, el de los conocidos como “papeles de Panamá”. Steven Soderbergh (autor de, entre otras, Efectos Secundarios) cambia radicalmente su estilo para entregarse a un tono más cómico. Recurre al cada vez más común uso del narrador (en este caso, narradores) que rompe la cuarta pared e interactúa con el espectador. De esta forma, el director intenta explicar y simplificar el caso para que el público, no necesariamente informado sobre los detalles del suceso, pueda entrar mejor en la historia.

Sin embargo, la figura de estos narradores (encarnados por Antonio Banderas y por un Gary Oldman algo histriónico), no funciona igual de bien durante todo el metraje, siendo en algunos casos sus líneas demasiado reiterativas y en otros innecesarias. A pesar de esto su presencia es básica, ya que facilitan la comprensión de términos y sucesos con los que no todo el mundo está familiarizado.

Fuente: Festival de San Sebastián

La película está estructurada en seis “secretos”, que aunque por su concepción pueden resultar independientes están íntimamente relacionados. Pese a ello, la historia podría resumirse en las investigaciones de una viuda (correcta Meryl Streep) que, buscando una indemnización por un accidente en el que su marido fallece, va encontrando indicios que le hacen sospechar de que algo no va bien. Su búsqueda se alterna con los diálogos que Banderas y Oldman mantienen con el espectador, y si bien el guion es sólido y plagado de sátira y humor negro, no es uno de los mejores con los que ha trabajado Soderbergh.

A los ya mencionados Streep, Oldman y Banderas se unen Sharon Stone, Melissa Rauch o David Schwimmer, en papeles más anecdóticos que trascendentales.

Es evidente que el estilo que ha utilizado Soderbergh para The Laundromat está íntimamente relacionado con el del Adam McKay de Vice o especialmente de La gran apuesta, con resultados bastante mejores. Y, principalmente por ello, el sello del director apenas puede verse en la película.

Aunque los tramos sin Streep flojean y la presencia de los narradores puede llegar a ser cargante, los minutos finales de The Laundromat son poderosos, sorprendentes, y componen un final atractivo que gustará a los fans del metacine. Sin ser la mejor obra de su director, ofrece una explicación relativamente clara sobre uno de los casos de corrupción más importantes de los últimos años. La película estará disponible en Netflix a partir del 27 de septiembre.

La sección Made in Spain trae al festival cine español que, o bien no ha tenido distribución aún y su proyección en San Sebastián le da repercusión, o bien ha triunfado en otros festivales y recibe aquí el gran colofón a su ciclo en salas. El caso de La ciudad oculta es el segundo. El documental de Víctor Moreno se ha hecho con grandes críticas en su trayectoria por España y ha conseguido el premio a la mejor fotografía en el Festival de Sevilla.

Fuente: Festival de San Sebastián

Es importante advertir a los posibles espectadores del estilo del documental. Como se aclara desde el principio, La ciudad oculta no es una película, no al menos una convencional. Es un proyecto extremadamente inusual y experimental, y si no se es consciente de lo que se va a ver es muy probable que aburrimiento no sea lo único que provoque en el espectador. De hecho, ha sido de momento la sesión del Festival con más abandonos, y no porque el contenido fuera malo, sino porque la gente no esperaba encontrarse con algo tan denso como fue el caso.

El documental no tiene un hilo conductor como tal y se limita a mostrar los secretos, la vida que existe dentro del Metro de Madrid. Vemos los túneles, las alcantarillas, escuchamos goteos, lluvia, vagones pasar, todo con una presentación muy cuidada cuyas principales bases son el inmersivo diseño de sonido y una fotografía única.

La ciudad oculta es un proyecto muy personal, difícil de ver si no se va preparado, pero puede llegar a ser una experiencia interesante para aquellos que disfrutan del cine más experimental.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.