Inicio Cultura Cine ‘Buscando la perfección’: la paciencia alcanza su límite

‘Buscando la perfección’: la paciencia alcanza su límite

0
Fuente: A Contracorriente Films

La nueva película de Julien Faraut, Buscando la perfección, recupera las imágenes del tenista americano John McEnroe en el torneo Roland Garros de 1984.

Estreno: 9 de agosto

La belleza de una imagen, sus líneas, su movimiento, su estilizada figura. El deporte es de esas actividades que además de cultivar el cuerpo, y según dicen el alma, también permite comprender como funciona el cuerpo humano. La perfección, esa que siempre ha estado interesado el séptimo arte en encontrar y que en pocas ocasiones se logra. En Buscando la Perfección nos adentra en un mundo conocido pero misterioso.

Roland Garros, 1984. John McEnroe, uno de los tenistas más importantes de la historia del tenis. En Buscando la Perfección nos encontramos ante la presencia de McEnroe, un tenista que tenía un carácter fuerte, díscolo y en ocasiones prepotente. No obstante, su perfección, técnica y peculiar estilo marcó un antes y un después en la historia del tenis.

El archivo histórico, ese que en muchas ocasiones está en un segundo plano y que le debemos todo. La película de Julien Faraut recopila todas las imágenes filmadas del Roland Garros de 1984 y hacen una recomposición psicodélica gracias al uso de la música y unas imágenes repetitivas, densas y sin hilo argumental. Eso sí, la perfección pasa por McEnroe y su estilo, eso no queda dudas en más de 90 minutos de duración.

En realidad no es una película de tenis, es una película sobre la perfección del movimiento cinematográfico basándose en el tenis. En ese punto es en el que aciertan, puesto que con la perspectiva de diversos profesionales del sector te adentran a un mundo desconocido. El tenis no es más que una excusa para permitir al espectador darse cuenta que todo lo que le rodea puede ser objeto para la gran pantalla.

Una película de autor

“El cine miente, el deporte no”, así lo afirmaba Godard. La actividad física lleva al ser humano a su límite. No importa quién haya detrás, el lado más irascible de la persona aparecerá tarde o temprano. En este punto, es en el que el séptimo arte tiene una función social más que importante. Dando a conocer ciertos detalles, te permite concienciarte de aspectos que antes no le prestarías atención. Conocerse para mejorar como persona gracias al cine es posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.