Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

Ciudadanos: la historia se repite

Ciudadanos
Inés Arrimadas, Carlos Carrizosa y Anna Grau. Fuente: @carrizosacarlos

Ciudadanos perdió 30 escaños y un millón de votos en las elecciones catalanas del pasado domingo 14 de febrero.

Al final resultó que las encuestas que pronosticaban una caída de 24 escaños a Ciudadanos estaban siendo demasiado optimistas. Los de Carrizosa y Arrimadas tuvieron una noche muy amarga en la que vieron como su formación pasó de ser la más votada en 2017 a ser los séptimos, segundos por la cola, con 30 escaños y un millón de votos menos.

La historia no es nueva para el partido. Ya en 2019 vieron cómo pasaron de 57 escaños en abril a 10 en noviembre, lo que acabó provocando la dimisión de su líder Albert Rivera. Y es que los naranjas están pagando caro sus coqueteos con la extrema derecha. Después de la foto de Colón con Casado y Abascal, vinieron los pactos con Vox en Madrid y Murcia que no gustaron a sus votantes. Tampoco convenció que, pudiendo apoyar a Sánchez con sus 57 escaños en abril para evitar una repetición electoral o un pacto con Unidas Podemos, forzaran una nueva votación. Y ese fue el principio del fin.

Ciudadanos había vivido hasta entonces de su identidad como partido bisagra, de centro y crítico con el independentismo que se nutría de muchos votantes del PSOE moderados que no querían un pacto con los de Pablo Iglesias. Sin embargo, al abandonar esa posición centrada para entablar muy buena relación con la derecha, los votantes progresistas regresaron a su partido de siempre, porque más vale que su voto acabe en un pacto con Unidas Podemos que con Vox.

La caída en Cataluña

Y, tras la primera bofetada de realidad en las generales, los naranjas llegaban dos años más tarde a Cataluña, su tierra natal y la principal razón por la que se creó el partido, con la esperanza de conservar a gran parte de su electorado. Lo hacían con la promesa de preocuparse por lo que de verdad importa a los catalanes, frenar al independentismo, ayudar a los autónomos y sanitarios y bajar los impuestos. Promesas con tal de que evitar lo que todos esperaban que pasara. Pero ya lo avisaron las encuestas: eso no iba a ser así.

Además de todo lo que les costó 47 escaños en el Congreso de los Diputados, en Cataluña tampoco gustó la fuga de caras conocidas a Madrid. Primero fue Albert Rivera y después Inés Arrimadas. En su lugar se quedó el desconocido Carlos Carrizosa, que ganó las primarias al nombre fuerte de Ciudadanos en Cataluña, Lorena Roldán. Y, por si fuera poco, a pocas semanas de comenzar la campaña electoral, esta anunció que dejaba la formación para irse al PP (donde los resultados no es que hayan sido mucho mejores).

Sin embargo, a pesar de haber conseguido ganar entre sus militantes, el carisma y emoción no son dos palabras con las que se pueda definir a Carrizosa. Tampoco lo son para otros candidatos como Illa o Aragonés, pero, a diferencia de estos, el candidato naranja era un completo desconocido para el resto de los catalanes. Mientras que el resto de candidatos eran reconocidos con nombre propio, él era «el de Ciudadanos».

Resaca electoral

Cuando todavía no se había escrutado ni el 10% de los votos, tan solo media hora después de cerrar las urnas, Inés Arrimadas convocó un Comité Ejecutivo al día siguiente para analizar los resultados. Aun era pronto para saber la magnitud de la caída, pero según las encuestas a pie de urna el resultado iba a ser similar al de noviembre de 2019.

Y horas más tarde se confirmó lo que todos sabían. Ciudadanos había perdido su identidad y con ella todo su apoyo. Sus votantes de derechas se fueron a Vox, que irrumpió con fuerza en el Parlamento catalán, mientras que los más progresistas dieron su voto a Illa, que consiguió rescatar al PSC que los naranjas criticaron durante toda la campaña electoral.

Esa misma noche, la presidenta del partido achacó los malos resultados a la gran tasa de abstención, casi un 46’5% y a que el voto constitucionalista se había quedado en casa. Desde ese momento, muchos miembros de Ciudadanos comenzaron a pedir dimisiones y, por primera vez en toda la campaña electoral, Carrizosa fue trending topic en Twitter por todos aquellos que preveían su dimisión a la mañana siguiente.

Sin embargo, el lunes amaneció sin dimisiones ni cambios. Tampoco hubo, por supuesto, conversaciones con otros partidos en busca de un posible pacto porque Ciudadanos no va a sumar a nadie en esta legislatura. Lo que sí que tuvimos el lunes fueron las declaraciones de Arrimadas y Carrizosa en distintos medios. Ambos aseguraban que no iban a dimitir. De hecho, Arrimadas explicó por qué: su renuncia no cambiaría nada y, además, la caída no era culpa suya sino de la anterior Ejecutiva, es decir, la de Albert Rivera.

Y esta idea ha sido la que ha estado presente esta mañana durante la rueda de prensa. Por fin parecía que iba a haber algo de autocrítica cuando la presidenta ha asegurado que los malos resultados se deben a que no han sabido «ilusionar a los catalanes constitucionalistas» ni movilizar a los votantes antindependentistas. Sin embargo, más tarde matizaba sus palabras asegurando que ese problema no era de esta campaña, sino que venía de tiempo atrás, de la anterior etapa del partido. De nuevo culpaba a Albert Rivera como si en aquel momento ella no fuera la número dos del partido.

Frente a todos aquellos que esperaban de estos resultados la misma respuesta que en noviembre de 2019, Arrimadas ha dejado claro que aquí la culpa ha sido de todos menos de ella.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

A %d blogueros les gusta esto: