Inicio Actualidad Berlín, ciudad de startups

Berlín, ciudad de startups

0
Startups en Berlín

¿Qué es una startup?

Una startup es una empresa que se encuentra en su etapa más temprana. Posee un gran potencial de crecimiento y escalabilidad en un período muy corto de tiempo, utilizando la la tecnología para ello. Además, se encuentra en un ambiente de incertidumbre y gran riesgo. Es por eso, que una vez la empresa ya ha escalado, dejará de llamarse startup.

¿Por qué Berlín es la segunda ciudad europea con más startups?

Si nos fijamos en la situación de España frente al emprendimiento, nos damos cuenta de que la financiación y apoyo por parte de la administración es muy escaso. De manera opuesta, en Alemania el gobierno sí que da esas ayudas e impulsa el talento y las nuevas ideas al emprender.

También, es importante entender el pensamiento cultural del país. En Alemania, la percepción de fallar en un negocio se ve más como un aprendizaje, en lugar de un fracaso y castigo. Esto promueve no tener miedo a emprender y tomar riesgos.

Una de las características de la ciudad de Berlín es la multiculturalidad. Existen empresas especializadas en las distintas fases de las startups: los inversores particulares (“business angels”), incubadoras y aceleradoras o empresas que invierten en capital riesgo (“Venture Capital”).

En el Plan Deutschland Digital de 2015 se desarrollaron medidas para apoyar a las startups y su creación de empleo. Un ejemplo de empresa conocida de manera internacional es Zalando, una tienda de moda online que nació en Berlín.

¿Cómo son los negocios en Berlín?

Este artículo voy a enfocarlo desde mi perspectiva de española viviendo en Berlín durante un mes y medio. He venido con mis compañeros de trabajo de nuestra empresa para realizar proyectos aquí.

Uno de las primeros aspectos que llamaron mi atención fue que realmente se cree en el talento joven. Eso sí, la mentalidad de las personas es muy directa a la hora de realizar negocios. Solo van a dedicarte tiempo sí realmente tienes algo de valor para ellos y es bastante complicado concertar citas a corto plazo ya que organizan sus actividades a largo plazo.

Al negociar, se es muy claro en cuanto a lo que se quiere, a los pagos y a los plazos que se seguirán. Las reuniones no suelen durar más de media hora y la relación laboral se antepone, en general, a la personal. Por ejemplo, puedes tener una relación laboral con alguien de cuatro años y no tener ninguna relación personal.

También, quería mencionar algunos de los mejores coworkings a los que ir entre los que se incluyen el betahaus (en el que me encuentro actualmente), el Factory o Mindspace, entre otros. Estos espacios son perfectos para el networking, de manera que se pueden obtener contactos con los que llegar a colaborar. En mi opinión, los contactos son una de las claves más importantes para conseguir impulsar con mayor facilidad los proyectos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.