Connect with us

Opinión

¡Dejen de jugar con los muertos!

Published

on

Es momento de ir todos de la mano, dejando las batallitas políticas para más adelante, y dejar de jugar con los muertos como lo están haciendo algunos.

La actual crisis del coronavirus nos está dejando episodios muy desagradables. Aquí en España, pero también en otros países como Ecuador. Ver cómo en la ciudad de Guayaquil yacen cadáveres en plena calle envueltos en bolsas de basura estremece a cualquier ser humano. O en nuestra tierra, cuando vemos por el telenoticias las imágenes de las UCIs llenas donde no cabe un alfiler con gente que se queda con su camilla en los pasillos o incluso en butacas.

Lo que más duro está siendo es observar testimonios de gente que no ha podido acudir a enterrar a sus seres queridos. El máximo marcado de tres acompañantes por entierro está dejando a muchas familias devastadas que ni tan solo pueden darle el último adiós a su familia más próxima. Aún con esta situación tan extrema, hay personas que sacan lo peor de sí mismas. E incluso algún partido político.

Repugnancia es lo que siente uno cuando ve vídeos que publican determinadas cuentas de Twitter de partidos políticos en España donde se insinúan nombres de muertos dando la culpa única y exclusivamente al Gobierno. Vergüenza es lo que siente uno cuando ve determinados partidos políticos realizando fotomontajes fake coqueteando con la tragedia humana. Repulsividad es lo que siente uno cuando ve según qué comentarios en Twitter acusando a rojos o azules de ser culpables de los muertos de ahora por la gestión actual (rojos) o anterior (azules) de la sanidad. Y por qué no decirlo también… Desafección es lo que siente uno cuando se deja caer que el presidente Torra está dejando morir a ancianos en residencias.

Que hay muchos aspectos en esta catástrofe sanitaria que se están haciendo mal, sin duda. Que Gobierno ha errado en algunos aspectos, sin duda también. Que parte de la oposición no ha estado a la altura, también. Y que Torra (por los que vivimos en Cataluña) podría haber hecho las cosas de otra manera con las competencias que le quedaban como las “beques menjador” o la gestión de las residencias, no cabe duda alguna. Todo es discutible y todo –por parte de todos- se podría haber hecho de otra manera.

La situación es compleja, inaudita, inverosímil y con tintes de surrealismo, claro está. Pero para muchos es ya lo bastante fastidiosa como para seguir oyendo según qué comentarios y seguir teniendo que aguantar según qué actitudes. Es momento de ir todos de la mano, dejando las batallitas políticas para más adelante, y dejar de jugar con los muertos como lo están haciendo algunos. Aplicarse el “a palabras necias, oídos sordos” es la mejor manera para aislar aquellas acciones que solo hacen que atizar la antipolítica. Salud.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: