Inicio Entrevistas Entrevistas Política Francisco Salazar (PSOE): “No habrá gobierno de gran coalición, sino un gobierno...

Francisco Salazar (PSOE): “No habrá gobierno de gran coalición, sino un gobierno progresista”

0
Paco Salazar

Las agendas se llenan de eventos y reuniones en las vísperas de unas elecciones. Todos quieren movilizar a sus simpatizantes y fidelizar sus votos. Unos centran su campaña en arrebatar el gobierno, y otros por permanecer en él.

En el caso del PSOE, todos los vientos soplan a su favor. Las encuestas lo dan por victorioso desde hace meses y ningún rival parecer socavar sus expectativas. Sólo el fantasma de un nuevo bloqueo institucional parece atormentar las ilusiones de los socialistas.

Pero para que Pedro Sánchez consiga llegar Ítaca, se encuentra acompañado por maestros navieros, quiénes ayudan a confeccionar la ruta de vuelta al gobierno. Pilares de la reconstrucción del proyecto socialista, encontramos a Iván Redondo, Rodríguez de Celís, José Luis Ábalos, Adriana Lastra o Francisco Salazar. Estos confeccionan el núcleo duro de la regeneración sanchista que, apoyada en la militancia, renovó al PSOE desde sus cimientos.

Tenemos el privilegio de sentarnos junto a uno de ellos, Francisco Salazar. Actual Secretario de Acción Electoral del PSOE, exalcalde y miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE, nos responde ante nuestras inquietudes respecto a las consiguientes elecciones dominicales:

P. Todas las encuestas dan la victoria al PSOE. No obstante, en las últimas elecciones no fue posible llegar a un acuerdo de gobierno ¿Habrá un cambio de estrategia esta vez?

R. Nuestra estrategia siempre fue el diálogo y el entendimiento. Hemos logrado el hito histórico de gobernar con 84 diputados, algo que nunca fue posible en nuestra democracia, y se sacaron adelante proyectos de gobierno. Esto es una muestra de nuestra capacidad de diálogo, y lo intentamos desde abril. Lo intentamos, de hecho, con todas las fuerzas políticas, especialmente con las de la izquierda: Unidas Podemos. Pero fue imposible, de ahí nace el bloqueo que vivimos ahora. La propuesta que lleva Pedro Sánchez ahora es: vamos a seguir intentando el diálogo, vamos a seguir intentando el proyecto socialista, pero en el caso de que las fuerzas progresistas no nos pongamos de acuerdo, ha de respetarse la lista más votada. La legislatura debe llevarse a cabo, todos los españoles estamos de acuerdo en que no puede seguir esta situación de bloqueo. España no puede esperar.

P. ¿Será Unidas Podemos la primera opción como socio de gobierno?

R. Vamos a intentar negociar con todas las fuerzas progresistas. Queremos un gobierno coherente y respetuoso con la constitución, progresista y que aporte estabilidad a España durante los cuatro años de legislatura. No queremos solo la investidura, queremos llevar a cabo un proyecto para España que nos permita llevar reformas importantes para mejorar la vida de la gente.

P. Sin embargo, las encuestas predicen un escenario cercano a un nuevo bloqueo institucional ¿está preparado el PSOE para hacer frente a ello?

R. Nuestra campaña está enfocada precisamente a ello. Queremos salir del bloqueo, y para ellos pedimos participación y responsabilidad al electorado, y hacerles ver que un PSOE con una mayoría amplia es el mejor remedio para salir de esta situación de bloqueo. Queremos que España tenga un proyecto fuerte y de futuro, con el mayor respaldo posible para afrontar la legislatura.

P. ¿Sigue instaurado en el seno del PSOE aquel famoso “con Rivera no”?

R. No habrá gobierno de gran coalición, lo ha dicho nuestro presidente Pedro Sánchez. Vamos a trabajar para que haya un gobierno progresista, un ejecutivo progresista porque tenemos un proyecto de futuro progresista.

P. ¿Qué líneas rojas se les propondrá a Podemos para conseguir esta vez un pacto de gobierno?

R. No hay ni habrá líneas rojas más allá de la Constitución. No se pusieron líneas rojas en el diálogo. La exigencia que se puso en manifiesto en nuestro intento de diálogo con todas las fuerzas políticas fue el respeto a la Constitución. El mismo que se trasladó a Podemos en su momento. Se le pidió coherencia, porque ahora mismo hay un desafío frente al Estado, que es el conflicto catalán. Intentamos hacer frente a ello con una respuesta proporcionada, y ésta fue acordada con todos los partidos políticos y a su misma vez, respetuosa con la Constitución. Si se es respetuosa con ella, estamos dispuestos a hablar de todo. Pero hay una diferencia de fondo con Podemos, como por ejemplo respecto a los presos políticos o el referéndum. Esto nos hace estar muy lejos de ellos en este asunto. Solo tenemos posible tener un común acuerdo: la Constitución española.

P. Ya que trae a colación el conflicto catalán, ¿cómo pretende solucionar la crisis  catalana con la propuesta socialista de la “nación de naciones”?

R. Hay un debate en torno a los nombres. Por mi formación, me tocó estudiar la diferencia entre “nación política” y “nación cultural”, pero hay una posición que el PSOE lleva manteniendo desde hace cuarenta años. Y esta es inamovible: España es una nación, y en la Constitución queda manifiesto dicho principio. Pero igualmente queda recogido el derecho al desarrollo autonómico, y las diferentes regiones se han adscrito a las diferentes opciones: nacionalidades o regiones. Igual de respetuoso somos con la idea de nación española, como con la nacionalidad derivada del derecho constitucional que han elegido libremente algunas comunidades. Nuestra posición de firmeza reside en la defensa de España, al igual que defendemos el estado autonómico, porque hemos comprobado que es un modelo que genera progreso y riqueza.

P. ¿Cree que adoptando nuevas nomenclaturas institucionales podrá sofocar el conflicto catalán?

R. No, la revuelta social está relacionada con una gran mentira: la mentira del independentismo. Ni son tan mayoría como dicen, ni  la independencia es una posibilidad. El procés es un intento de movimiento fallido porque no tiene salida. Nuestra Constitución no permite ningún referéndum de autodeterminación, y a partir de ahí cualquier intento de conseguirla será en vano. El PSOE no barajará esa posibilidad durante su gobierno. De ninguna de las maneras España dejará de ser una nación. Ninguna comunidad dejará de formar parte de España. La única posibilidad es la del desarrollo autonómico. Y esto lo llevamos en el programa socialista, buscaremos aumentar el autogobierno de las comunidades, incluyendo Cataluña.

P. Los puntos de partida entre los independentistas y el PSOE son diametralmente opuestos en principio, ¿Es posible el diálogo con las fuerzas independentistas?

R. Dentro de la Constitución todo es posible. Podremos hablar con ellos cuando reconozcan que han llevado a Cataluña a una situación sin salida y frustrada. Deben entender que sólo dentro del ámbito legal constitucional pueden lograr un mayor desarrollo autonómico. Nunca desde fuera del mismo.

P. Cataluña sin embargo, no es el único problema que deberá afrontar un gobierno socialista. El descenso demográfico en el interior de la península está dejando vacíos pueblos enteros. ¿Qué propuestas recoge el programa del PSOE para remediar este hecho?

R. Entra dentro de nuestras prioridades. Hemos propuesto la creación de un Ministerio para el Reto demográfico. Durante el poco tiempo que hemos pasado en el gobierno, hemos llevado medidas a cabo de paliar esta situación. Queremos luchar contra el despoblamiento de algunas de nuestras provincias, eso sin lugar a dudas. Hemos invertido 80 millones de euros para autoempleo y empleo juvenil, pero nuestro programa es mucho más amplio. Nuestro presupuesto albergaba un fondo lo suficientemente amplio para poner en marcha las medidas oportunas para frenar esa tendencia, pero el rechazo de la derecha y de los independentistas propició el bloqueo institucional. Seguimos empeñados en ellas, el Partido Socialista tiene un compromiso adquirido para volver a impulsarlas. Estas medidas son un paquete amplio, donde encontramos aspectos como establecer comunicaciones de internet de mínimo 30 megas por segundo, con 3G con precios muy asequibles. También otras como el desarrollo de una red de cercanías que comuniquen estos territorios, facilitar el emprendimiento y el desarrollo, o crear seguros agrarios que protejan aquellos trabajadores agrícolas, y los efectos del cambio climático. También aumentaremos la oferta educativa y sanitaria para hacerla accesible a estas poblaciones. Todo eso está en los presupuestos que rechazaron, y seguirá en nuestro programa. Y no me cabe duda de que el electorado apostará por ello. El gobierno progresista que proponemos pondrá en marcha nuestras medidas. Tendremos toda nuestra determinación en frenar el despoblamiento en estas zonas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.