Inicio Actualidad ¿Llegará Pedro Sánchez a Ítaca? Una mitológica opinión acerca del nuevo sondeo...

¿Llegará Pedro Sánchez a Ítaca? Una mitológica opinión acerca del nuevo sondeo del CIS

0
Pedro Sánchez en el pleno de investidura | Imagen: PSOE

El CIS se pronuncia: unas nuevas elecciones encumbrarían a Pedro Sánchez con el 41,3%. La tendencia a la baja sacudiría al resto de formaciones. El líder de la oposición sería el PP con un escaso 13,7%.

En otro tiempo, en otro lugar, hubo una guerra que enfrentó a los populares troyanos contra los socialistas griegos. Aquella guerra estaba destinada a ser liderada por Susana Aquiles, quien contaba con los apoyos del consejo de sabios. Sin embargo, la historia demostró estar dispuesta a repetirse, como comúnmente se rumorea por nuestro querido refranero. Y de esa forma, Susana Aquiles acabó yaciendo en la lid. Sólo tras la muerte de ésta pudo ser posible derrotar a los populares troyanos. Y tras su muerte política emergió la figura del nuevo líder, el nuevo héroe de la coalición griega contra los populares troyanos: Pedro Odiseo.

Pero tras la victoria sobre los troyanos quedaba mucho por hacer aún. Pedro Odiseo debía todavía conseguir el reto más difícil: que los socialistas griegos volvieran de dónde venían, que regresaran a Ítaca. Su viaje aún no ha concluido, los peligros acechan en cada isla que atraca. Y no son pocos: los cantos de las Sirena’s , los Cíclopes de las islas independientes e incluso el apoyo inconsistente del Poseidón morado, que hacen que la barca de Pedro Odiseo esté retrasando su llegada a Ítaca.

Pedro Odiseo, a quien apostillan “el estratega” o “aquel que tiene muchas mañas”, sin embargo, se enfrenta a un peligro de fondo: lidiar con tantas bestias puede socavar la imagen que Penélope tiene de él, y que cuando regrese a Ítaca, puede que Penélope no lo reconozca. Como en aquella canción de Serrat. Muchos opinan que no es legítimo que aquellos Cíclopes que otrora devoraron a los compañeros de viaje de Pedro Odiseo, ahora se hayan también subido al barco.

Desde luego, Pedro Sánchez parece haber leído a Kavafis. Es más, me atrevería a decir que si él no se ve reflejado, al menos así lo pareciera. Los versos que el poeta griego le dedicara a Ítaca (Ten siempre a Itaca en tu mente. /Llegar allí es tu destino. /Mas no apresures nunca el viaje. /Mejor que dure muchos años…) parecieran haberse grabado a fuego en la mente de Pedro Sánchez, pues éste, salvo sorpresa de última hora, se enfrentará a sus cuartas elecciones generales en noviembre de 2019. ¿Llegará Pedro Sánchez a su Ítaca particular?

Las cifras del CIS

Sin embargo, el CIS opina que ese peligro de momento no se materializa en Penélope. De hecho, la valoración de los socialdemócratas sigue al alza, rozando sus límites históricos: el último sondeo le otorga el 41,3% de la estimación del voto. Felipe González se proclamó presidente de España en 1986, con un éxito rotundo del 44,06%. También hay que recordar que José María Aznar hizo lo mismo en el 2000 con un 44,52%. Más tarde, fue José Luis Zapatero quien, por ejemplo, en el 2004 se hizo con la presidencia con un 42,59%, sucedido por Mariano Rajoy, para quien el 44,63% le dio para gobernar España desde 2011.

Esto último demuestra que Pedro Sánchez se encuentra cercano a la estimación de voto necesaria para asegurarse una posición presidenciable, o al menos eso asegura el CIS. Pero claro, los resultados están impugnados por el amplio espectro de la oposición, desde donde se critica de izquierda a derecha la visión partidista del CIS. Desde la izquierda, el propio Echenique propicia por redes sociales chanzas, advirtiendo que unas nuevas elecciones podrían colocar a Pedro Sánchez como rey de España. Tampoco se quedaron cortos por la derecha del hemiciclo, donde utilizando el mismo método, Rafael Hernando del PP sentenciaba que “lo del CIS ya es una vergüenza pública” y que en manos de Tezanos, el CIS estaba siendo usado para una “utilización perversa de las instituciones del Estado”.

Realmente, las encuestas con las que estiman el voto reflejan han sido realizadas entre los días 1 y 11 de julio. Donde los discursos de investidura aún no habían llegado a sus puntos más calientes. De hecho, fue el 9 de julio cuando Pablo Iglesias acabó cediendo en su petición de ser vicepresidente. La encuesta además ha reflejado los datos brutos, no ha reflejado los indecisos o la relación de simpatía hacia otros partidos, por lo que no apunta a la posible oscilación posible en una elecciones reales. De todas formas, a pesar de los reproches posibles al “método Tezanos”, el CIS refleja una verdad incuestionable: Pedro Sánchez está viviendo su momento álgido y su posición hoy se encuentra incluso más fuerte que antes de las elecciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.