Connect with us

Hi, what are you looking for?

Deportes

Está bien, Simone Biles

 Simone Biles, una de las gimnastas más prestigiosas de la historia del deporte, ha decidido no participar en la final individual de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, priorizando, de este modo, su salud mental.

Ante la noticia, la sección más ominosa de tuiteros la ha desterrado, desde su sofá, al purgatorio de fracasados donde esos débiles perdedores, incapaces de sobreponerse a las adversidades, lloran sus penas abrazándose los unos a los otros.

Los periodistas Arcadi Espada y Jorge Bustos se erigieron como representantes de este grupo. El primero tildó de fracaso la experiencia de Biles en estos Juegos, en los que llegó a la final individual, por lo que se entiende que, exceptuando a un par de privilegiados dotados para competir con los mismísimos dioses, el resto de mortales son seres despreciables que no merecen la atención del magnánimo Espada.

El segundo, algo más comedido, ha achacado, sobre todo, el hecho de que se admire a alguien que simplemente ha rechazado la victoria, comparando su situación con la resiliencia de la que ha dado gala, a lo largo de su vida, el boxeador cubano Emmanuel Reyes.

En primer lugar, resulta muy injusto comparar distintas experiencias, y más aún desde la ignorancia y el privilegio de no haberlas vivido, por lo que es tremendamente ruin intentar desprestigiar a Biles de esta manera. Aun así, parece que a todos ellos se les ha olvidado que la gimnasta fue adoptada por sus abuelos, luego de que las autoridades retiraran la custodia a su madre, inmersa en la droga y el alcoholismo, y que la propia Biles había sido víctima de abuso sexual, perpetrado por Larry Nassar, el médico del equipo estadounidense de gimnastas, por lo que tratarla como una muñequita frágil quizá no es lo más apropiado.

En segundo lugar, no se está admirando la derrota, sino la valentía de ser capaz de renunciar a una medalla olímpica para poder controlar los problemas psicológicos que ella padece.

Siguiendo una simple regla de tres, se supone que esta tribu de tuiteros (exitosos todos) que alimentan con su casposidad la cuenta de los numeritos, al ver a Ronaldo Nazario contra la Lazio llorando y agarrándose la rodilla en la recaída de su lesión, sentenciarían algo así como “ya no hay hombres como los de antes”. 

Por parte de la izquierda se ha llevado a cabo una defensa de la existencia de las enfermedades mentales y la reivindicación de la decisión de Biles: Pablo Echenique ha contestado a Jorge Bustos, reprochándole el “matonismo” que este y sus compañeros llevan por bandera.

Irene Montero también ha querido dedicar unas palabras a la atleta. No obstante, esta es la primera vez que la ministra de Igualdad se pronuncia sobre los JJOO, por lo que se entiende que el retiro por un golpe de calor de la tenista Paula Badosa, o la plata en taekwondo de Adriana Cerezo con diecisiete años carecían de la relevancia suficiente para que la ajetreada ministra les dedicara unos minutos. Aunque también cabe la posibilidad de que al no apellidarse Smith o Johnson, el reconocimiento a las deportistas españolas, infinitamente menos mainstream, no contribuiría al esnobismo tan barato que se lleva predicando desde hace tiempo en el Gobierno, por lo que el interés en ellas debe ser mínimo.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cádiz CF

El Cádiz CF ha anunciado la incorporación del atacante Milutin Osmajic y Santiago Arzamendia, mientras que ayer se despidió de Caye Quintana que no...

Deportes

Su carrera profesional, su vida personal y su palmarés. Ancelotti vuelve al Real Madrid El pasado miércoles 2 de junio Carlo Ancelotti se convertía,...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

A %d blogueros les gusta esto: