Connect with us

Política

Donald Trump ya es el candiado republicano a la presidencia

Published

on

Donald Trump

Con Estados Unidos en las calles tras el tiroteo de Jacob Blake, Donald Trump celebra “su” convención republicana con el racismo como protagonista

Si la semana pasada la política norteamericana puso su foco de atención en la Convención Demócrata, esta semana los protagonistas han sido los republicanos. Con una convención acorde a la situación actual, exceptuando la última jornada, el GOP ha vivido su gran puesta en escena que culmina con el nombramiento de la pareja Donald Trump y Mike Pence como candidatos a las elecciones del 3 de noviembre.

Con todas las encuestas situando a Joe Biden más de siete puntos por encima, Donald Trump necesitaba hacer de la RNC 2020 su gran escenario donde reclamar el apoyo de las bases. Lo que no esperaban los republicanos era un inicio de convención protagonizada por un nuevo rebrote en las protestas provocadas por el tiroteo que Jacob Blake sufrió en un nuevo caso de abuso policial.

Racismo, China y socialismo, principales protagonistas

Lejos de convertirse en un lastre para Donald Trump, la agitación de las calles sirvió para que el presidente de los Estados Unidos nos mostrara los primeros destellos de por donde circulara su campaña electoral. Durante cuatro días, numerosos discursos han situado al movimiento Black Lives Matter y sus manifestaciones, China y el “socialismo” que representa Joe Biden como los principales objetivos de los ataques de los republicanos.

Tal y como apuntan muchos analistas políticos, la gran mayoría de los discursos pronunciados durante esta RNC 2020 han ido dirigidos al “midwest” norteamericano. Un centro del país que se antoja especialmente importante después de ver según las últimas encuestas publicadas en CNN que ambas costas se sitúan favorablemente del lado de la candidatura demócrata de Joe Biden y Kamala Harris.

Si por algo se ha caracterizado la Convención Republicana ha sido por la continua sensación de espectáculo. Lejos de servir como altavoz para arengar a sus votantes con propuestas políticas, Donald Trump ha apostado por centrar la atención en la influencia visual. El discurso de Kimberly Guilfoyle o el “speech” de Sor Deirdre Byrne fueron la clara muestra del intento del partido de Donald Trump por remover las emociones más viscerales de sus bases electorales.

Kimberly Guilfoyle

El discurso de Kimberly Guilfoyle fue uno de los momentos más comentados de la RNC 2020

Un Partido Republicano al servicio de Donald Trump

Pese a la gran pompa de las tres primeras jornadas, el último día de la Convención Republicana fue el colofón de oro a la gran oda a la figura de Donald Trump que fue toda la RNC 2020. Una noche final donde el presidente no dudo en usar La Casa Blanca, el hogar de todos los norteamericanos, para su discurso de cierre de convención. Una decisión que claramente contravenía todas las normas éticas y que levanto muchas ampollas entre algunas figuras importantes de su propio partido.

El periodista demócrata Jay Nordlinger no dudo ni un segundo en criticar con dureza lo acontecido durante la última jornada. “El discurso es básicamente un refrito de sus mítines pero el telón de fondo y tiene una gran influencia visual, quizás esta es la razón por la que no se puede utilizar recursos oficiales del gobierno como decorado de campañas electorales” afirmo el asesor de The Lincoln Project.

Donald Trump

Donald Trump ha sido el primer presidente en usar La Casa Blanca para fines partidistas

Las imágenes del discurso final de Donald Trump no solo fueron duramente criticadas por el uso partidista de La Casa Blanca. Más de 1000 asistentes se reunieron en uno de los jardines de la casa presidencial estadounidense, y tal y como podemos observar en las fotografías captadas, las normas de seguridad necesarias en un escenario de pandemia como al actual, brillaron por su ausencia.

Arranca la carrera presidencial de 2020

Con una pandemia mundial azotando con especial dureza el país, las calles ardiendo en contra de la violencia policial contra las personas negras y una economía que empieza a sufrir los efectos de la Covid19, Estados Unidos se prepara para las elecciones presidenciales. El próximo 3 de noviembre los ciudadanos estadounidenses están llamados a las urnas en unas elecciones que se anuncian como vitales para el futuro del país. Joe Biden y Kamala Harris por el lado demócrata y Donald Trump y Mike Pence por el bando republicano se enfrentarán en una elecciones que centrarán la atención de todo el mundo.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: