Inicio Liga Santander Celta de Vigo Getafe 3-1 Celta de Vigo: El Celta está gafado

Getafe 3-1 Celta de Vigo: El Celta está gafado

0
Fuente EFE

El Getafe se coloca a un punto de la Champions. El VAR anuló un gol muy dudoso al Celta. Maxi Gómez fue expulsado por protestar. 

Una de las mañanas más frías en el Coliseum se calentó nada más comenzar el partido. Néstor Araújo adelantaba al Celta de Vigo tras una falta nada más comenzar el partido. Lo bueno para el Getafe es que todavía restaban 88 minutos para poder sacar algo positivo.

Bordalás recuperó a Amath y Cabrera y utilizó al fichaje Mathías Olivera como lateral izquierdo. Iago Aspas, que volvía a una convocatoria mes y medio después de su lesión, empezó el encuentro desde el banquillo.

El Celta impuso más intensidad que el Getafe y eso evitó que los intentos sobre la portería de Rubén Blanco acabasen el gol durante los primeros 30 minutos. Sin embargo, los últimos minutos de la primera mitad fueron una locura.

El minuto 36 decidió el transcurso del partido. El árbitro pitó un riguroso penalti de Hugo Mallo a Arambarri que iba a suponer el empate y la expulsión de Maxi Gómez. El delantero charrúa recibió dos cartulinas amarillas seguidas por protestar. La pena máxima la convertiría Jaime Mata y el Celta de Vigo se iba a quedar con 10 hasta el final del encuentro.

Si esto fuese poco, al filo del pitido final, el VAR anuló un gol de Hugo Mallo por un fuera de juego nada claro. Con 1-1 se llegaría al descanso de una de las primeras partes más entretenidas que se recuerden en el Coliseum.

Fuente: Bein

El asedio getafense en los primeros minutos de la segunda parte fue una constante. Con un jugador menos, Hugo Mallo se lesionaba en la rodilla, lo que supuso que el Celta de Vigo intentase conservar el resultado. Sin embargo, en el minuto 60 Jorge Molina adelantaba a los locales rematando un centro de cabeza de Jaime Mata.

Con el marcador de 2-1 y la necesidad de puntos de los celestes, era el turno de Iago Aspas. Media hora para el final y el mejor jugador del Celta de Vigo salía a escena tras casi dos meses parado. Y con él los de Vigo fueron a por el empate. Los de Cardoso, a pesar de estar con uno menos, se volcaron sobre la portería de Soria y tuvieron varias ocasiones de conseguir el empate. En la recta final del encuentro, Rubén Blanco despejaba mal un balón que lo recogía Jaime Mata para marcar a puerta vacía y poner el 3-1 en el marcador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.