Inicio Liga SmartBank Cádiz CF Cádiz 3-1 Ponferradina: El gol al servicio del espectáculo

Cádiz 3-1 Ponferradina: El gol al servicio del espectáculo

0
@Cadiz_CF

El Cádiz saca, por fin, su puntería y consigue remontar el partido a base de golazos para que los tres puntos se quedasen en la ‘Tacita de Plata’.

Álvaro Cervera dormirá tranquilo tras debutar con muy buen pie en un partido donde la Ponferradina no lo puso nada fácil, incluso con un hombre menos sobre el terreno de juego. Sin embargo, la insistencia del bloque amarillo pudo con la defensa blanquiazul.

45 minutos llenos de fantasmas pasados

La tarde en Cádiz era propicia para la práctica del fútbol con un sol radiante en el cielo y un Ramón de Carranza casi lleno para dar la bienvenida en esta Liga SmartBank al ‘submarino amarillo’.

La convocatoria de Cervera dejaba un poco confusa a la parroquia cadista y el once tampoco era muy habitual: Cifuentes, Carcelén, Fali, Rhyner, Espino, Garrido, Bodiger, Álex Fernández, Salvi, Caye Quintana y Perea.

@Cadiz_CF

Encontramos casi una incorporación nueva por líneas como Rhyner en defensa, Bodiger en el centro del campo y Caye Quintana en la delantera. Destacable es también la presencia de Alberto Perea, que en el transcurso del partido acabó dando la razón ‘ar gafa’ con un gol y mucho trabajo.

Cádiz y Ponferradina salieron a dar el todo por el todo, peleando cada palmo de campo como si se jugasen en ese partido toda una temporada. Tal fue esta intensidad que en el minuto 17, una dura entrada de José Ríos sobre Salvi Sánchez acabó con el jugador visitante expulsado.

El cadismo se las prometía felices, pero el equipo acusaba lo mismo que el año pasado: falta de finalización de cara a portería en las contadas ocasiones que creaba. Si esto fuese poco, pasado el minuto 30 de juego la Ponferradina se adelantaba a la salida de un córner que Cifuentes acertó a atajar tras la línea de gol. Un gol que quedará para la historia de Carranza, ya que lo dio el VAR tras analizar la jugada, siendo la primera vez que esta tecnología se usa en Cádiz en un partido oficial.

Lejos de anotar, los amarillos seguían luchando con una Ponferradina que parecía no notar la falta de uno de sus jugadores. El juego de Álvaro Cervera pasa por jugar por las bandas y estas parecían apagadas por completo, además de que Caye Quintana pasó desapercibido pese a la grandísima pretemporada goleadora que ha hecho.

@Cadiz_CF

Con el 0-1 se llegaba al descanso, una primera parte que no convencía nada a los locales y que necesitaba de una buena charla en el vestuario para cambiar la inercia que ya era archiconocida en la ‘Tacita’ y que no agrada nada.

Cádiz huele a pólvora

Al pitido del colegiado, la misión del submarino era una y muy clara: torpedear por tierra, mar y aire la defensa de Ponferrada para, al menos, hacer un gol. Esta misión se resolvió cuando apenas había corrido el cronómetro, gracias a un auténtico golazo de Javi Navarro que la puso en la escuadra desde la esquina izquierda del área grande.

El autor del gol fue el primer cambio de Cervera tras sacar del campo a Jon Ander Garrido, un acierto rotundo del guineano, al que no le tembló el pulso a la hora de mover sus fichas.

El Ramón de Carranza estallaba de júbilo, pero iba a exigir más y quería remontar el partido. El empate espoleó a los jugadores, a la par que el físico de los visitantes iba fatigándose y esto sirvió de caldo de cultivo para un vendaval ofensivo amarillo que obtuvo sus frutos en el minuto 76.

@Cadiz_CF

Alberto Perea tras varios rechaces se sacó un golpeo fuerte, raso y ajustado al palo que se coló en las mallas del Fondo Sur. 2 a 1 en el marcador y la misión cumplida por el momento, los tres puntos no salían de casa, pero aquí pudimos ver algo diferente en la mentalidad de técnico y equipo: aumentar la diferencia lo máximo posible, las ventajas mínimas son peligrosas.

En el minuto 78, Cervera sacaba a Nano Mesa que en menos de una semana ya estaba sobre el campo para disputar sus primeros minutos con la malla amarilla. El jugador procedente del Eibar fue el encargado de poner la guinda con el 3 a 1, tras rematar de forma acrobática un centro que dejó con la boca abierta a los asistentes.

Consumidos los tres minutos de añadido, el Cádiz cerraba su debut con un contundente 3-1 en el que vimos dos caras muy distintas del equipo que parece tener en Nano Mesa y Caye Quinata dos buenos socios. Mención especial merecen Álvaro Cervera por saber leer el partido y acertar con los cambios, así como, Alberto Perea que de sorprender con su titularidad a ganarse a toda la grada con trabajo y buen hacer.

La próxima cita de los gaditanos será muy especial porque tendrán que desplazarse al Sardinero para vivir un encuentro que respira historia del fútbol español por todos sus costados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.