Connect with us

Actualidad

Cleveland Cavaliers 103-122 Golden State Warriors: Curry dinamita a los Cavaliers

Golden State Warriors se lleva el segundo partido de las finales de la NBA ante Cleveland Cavaliers poniendo el 2-0 gracias a un espectacular Stephen Curry (33-7-8).

Published

on

Golden State Warriors se lleva el segundo partido de las finales de la NBA ante Cleveland Cavaliers poniendo el 2-0 gracias a un espectacular Stephen Curry (33-7-8).

Stephen no es de este planeta. No descubrimos nada nuevo con este jugador, pero lo de ayer fue una nueva exhibición del niño prodigio de la Bahía. Nueve triples (récord en unas finales de la NBA, superando a Ray Allen con ocho) para destrozar a unos Cavaliers que poco pudieron hacer contra el potencial de los Warriors. En gran medida porque el equipo de San Francisco estuvo excelso en el segundo choque de las finales, con un gran acierto en tiros de campo.

La sorpresa era JaVale

La única novedad en los dos quintetos vino de la mano de Steve Kerr, que sustituyó a Kevon Looney por JaVale McGee. El pívot comenzó el partido de manera espectacular, anotando los cuatro primeros puntos del partido. Además, completaría un encuentro destacado, con doce puntos en 17 minutos de juego. Los Warriors ya marcaron la pauta de lo que iba a ser un duelo centrado en transiciones fáciles y una defensa mala de los Cavs, que al temer tanto las esquinas de los de la Bahía, posibilitaba entradas a canasta sencillas. Por ello, de los primeros 30 puntos de los Warriors, 22 fueron en la pintura. A pesar de esto, los de Cleveland “solo” se iban cuatro abajo al finalizar el primer cuarto (28-32). Gracias en parte por un pésimo 25% en tiros de tres de Golden State.

El segundo cuarto comenzó con un acertado Kevin Durant, que anotaría cinco puntos consecutivos. Sería el cuarto donde los Warriors tomarían ventaja, con buenos momentos de Livingston y Curry, una defensa impecable de los locales y el fallo de los visitantes. Horrendo partido de Clarkson, JR Smith y Thompson. Al final de los primeros 24 minutos, el resultado era de 46-59, con un LeBron James con 15-7-8 y 16-5-6 para Stephen Curry. El porcentaje de tiro de Cavaliers era malo (34,8%) y llegaba el temido tercer cuarto.

LeBron James y Kevin Durant, frente a frente (via NBA)

El famoso tercer cuarto, para Cleveland 

Pero si por algo está destacando el equipo de LeBron James, es por nunca rendirse. En el teórico mejor cuarto para los de Kerr, el equipo de Cleveland ganaría el cuarto anotando 34 puntos. Aunque tiene un pero. La desastrosa defensa que hizo que los Warriors sumarán 31 puntos. Un gran Love y un siempre destacado James no bastan ante el vendaval de los de San Francisco, con un repertorio de armas que da miedo (David West y Jordan Bell se sumaban a la fiesta). El último cuarto comenzaba con un triple de LeBron que ponía el marcador 83-90.

Tiempo de MVP 

Sin embargo, llegó el momento del partido. Dos triples consecutivos de Curry, para poner el +13, y acto seguido, el triple de la noche. Cuando iba a sonar la bocina, estando a más de nueve metros, de lado, con Love delante, encesta la chufla de la noche. Se cae el Oracle y fulmina el partido. Todavía iba a tener tiempo para anotar dos triples más, uno de ellos sacándole el 3+1 a Love. Estaba en trance el base y de esta manera mató el encuentro. ¡Qué manera de resolver los partidos!

La eliminatoria ahora se va a Cleveland y la madrugada del miércoles al jueves tenemos el tercer partido. Espectáculo garantizado. ¿Sentencia de Warriors o resurrección de Cavaliers?

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: