Inicio Cultura Amaia enamora a Madrid en su segunda noche en el Price

Amaia enamora a Madrid en su segunda noche en el Price

0
Amaia Madrid Circo Price
Amaia durante su segundo concierto en el teatro Circo Price de Madrid.

Por segunda noche consecutiva, Amaia se subía al escenario del Circo Price en Madrid durante la gira de su primer disco ‘Pero no pasa nada’. La ex concursante de Operación Triunfo sacó disco el pasado mes de septiembre alejándose de todo contenido comercial. 

Un escenario lleno de flores y un público curioso e inquieto aguardaba la salida de la cantante que no se hizo de rogar. Con un juego de contraluces que daba un toque de misterio la navarra comenzó el concierto sentada al piano y demostrando de principio a fin su talento.

Ya pudimos ver en la academia de OT que Amaia es puro arte al piano y ayer lo volvió a demostrar. Además de sus canciones, la joven se atrevió con El Puerto de Isaac Albéniz. La justificación para tocar esta pieza fue tan natural como ella:“me apetecía tocarla”. En homenaje a Madrid, ciudad que confesó que cada vez le gusta más, la cantante se atrevió con un chotis que aseguraba que “mola un montón” y que a ella le encanta.

Con esta naturalidad también salió del paso cuando se equivocó en la letra de una canción. “Me he equivocado en la letra, pero no pasa nada”. El público no pudo evitar echarse a reír a pesar de que no conociera la canción. Y también le sirvió para presentar lo que para ella era “el momentazo de la noche”. “Me voy a poner a cantar y ya… bueno…”. Así introdujo Vas a volverme loca que cantó a dúo con su autora, Natalia de OT1.

Amaia demostró ser arte con el piano, con la guitarra y con su voz. No es ninguna novedad, ya que en el directo de OT la podíamos ver constantemente haciendo sus propias (e increíbles) versiones de canciones de otros autores. La de Navarra fue la que más tarde sacó música de su edición y el disco no convenció a todo el mundo. Lejos de los estándares comerciales que habían seguido sus compañeros, Amaia optó por hacer lo que ella quería y lo que ella sentía. Haber hecho lo que ella quería le permitió disfrutar como si fuese una niña pequeña dando saltos de emoción cuando le aplaudían, bailando y sintiéndose segura y feliz sobre el escenario.

Nuevo Verano fue la canción escogida para cerrar. Lo hizo acompañada de todos los miembros de su banda en torno a un micrófono de ambiente. Ese efecto coral y las guitarras acústicas dieron un toque mágico a la cita que tras hora y media llegaba a su fin.

Ese arte y esa naturalidad le sirvieron para enamorar al público del Circo Price por segunda noche consecutiva en su primera visita en solitario a Madrid. Amaia se fue del escenario con el público en pie para aplaudirla, algo a lo que la joven, viendo como son sus actuaciones en directo, debe estar acostumbrada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.