Inicio Actualidad Comprar un colchón nunca ha sido tan fácil

Comprar un colchón nunca ha sido tan fácil

0

Distintos tipos de colchones para distintas necesidades de las personas. Dormir bien, levantarse feliz.

¿Estás pensando en cambiar tu colchón? ¿Te cuesta dormir por las noches y precisamente no es por el calor que hace? Es muy probable que no estés durmiendo en el colchón adecuado por esta razón tu descanso no está siendo adecuado. Por esta razón nos entran siempre dudas a la hora de que colchon comprar para el dolor de espalda.

Al ir a comprar, las ofertas nos confunden constantemente. Ofertas que se encuentran acompañadas de publicidad “engañosa” o publicidad que nos convence sin observar que las propiedades del producto se adapten a nuestro cuerpo. No es cierto que exista una tecnología súper avanzada que garantice nuestro descanso, sí existen unas características que garantizan nuestro descanso dependiendo de cada organismo. Pagar más no es sinónimo de calidad, ni de que el colchón cumpla con los objetivos que deseamos que principalmente son: no pasar calor ni sufrir dolor de espalda cuando nos levantemos al día siguiente por la mañana.

No solo hay colchones y camas para personas, también hay colchones y camas para gatos. Por eso, debemos basarnos en tres puntos fundamentales a la hora de saber elegir el más adecuado. El tamaño, el material del que se encuentra compuesto y su firmeza.

Comprar un colchón no es fácil. No todas las personas tienen la misma necesidad. Cuando por ejemplo se está embarazada se necesitan unas características diferentes a las de una persona muy flaca o una persona con sobrepeso. Por esta razón existen colchones especiales para personas con sobrepeso y un colchón indicado para embarazadas.

Para que un colchón sea cómodo, la longitud de ello irá en relación a la altura de la persona. Lo recomendable es que el colchón sea entre 10 y 15 centímetros más de alto que la persona más alta que duerma en el. Mientras que el grosos recomendable es de al menos 15 centímetros para garantizar así el buen descanso.

Los colchones más recomendables de matrimonio para personas que no paran de moverse mucho durante la noche son aquellas camas King size que tienen una medida de 2 metros por 2 metros. Para calcularlo correctamente debemos tumbarnos boca arriba, llevar los brazos a la cabeza y abrirlos con los codos abiertos. Sí no se tocan significará que es la medida perfecta de colchón, garantizando nuestro espacio perfecto que no nos molestará durante la noche si decidimos no dormir abrazados.

Se destacan tres tipos de materiales del que suelen estar conformados actualmente los colchones. El más común actualmente es la viscoelástica aunque también son utilizados aquellos de muelles embolsados y látex.

La viscoelástica es ideal para aquellas problemas que sufren problemas musculares o articulares. Ayuda también a reducir el dolor de cabeza gracias a su adaptabilidad. Pero tienen el problema de que no transpiran bien el calor, por esta razón las personas que son demasiados calurosas no pueden casi ni pegar ojo con ellos salvo que contenga un gel termorregulador que les hará mucho más frescos.

Otro tipo de colchones son los de muelles. Hay varios tipos de muelles pero los mejores son aquellos envueltos dentro de una funda, conocidos como muelles embolsados. Son ideales para personas calurosas y se adaptan muy bien a la presión de cada zona del cuerpo que ejerce sobre el colchón. Su durabilidad es mucho mayor, casi 15 años pero salvo que tenga algo de viscoelástica son colchones muy duros.

Y en último lugar destacamos los colchones de látex que son una gran opción para aquellas personas que utilizan camas articuladas. Un tipo de colchón ideal para las personas alérgicas y asmáticas ya que los ácaros no pueden anidar sobre él. Es muy suave y se adapta rápidamente a la forma de nuestro cuerpo pero como la viscoelástica, tiende a acumular el calor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.