Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

Cascada de reacciones al pacto del Gobierno con EH Bildu

Pedro Sánchez durante el debate de la prórroga del estado de alarma este miércoles en el Congreso de los Diputados | TimeJust
Pedro Sánchez durante el debate de la prórroga del estado de alarma este miércoles en el Congreso de los Diputados | TimeJust

Este miércoles poco después de las 20:00 las frágiles costuras del Ejecutivo se volvían a romper a cuenta de EH Bildu.  Y es que cuando la presidenta del Congreso anunció, tras once horas de debate, la aprobación de la quinta prórroga del estado de alarma, todos respiraron tranquilos.

Que el Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos sería uno de los más frágiles de los últimos 40 años de democracia era un secreto a voces que retumbaba entre las paredes del Palacio de La Moncloa desde el pasado 12 de enero cuando Pedro Sánchez fue investido presidente del Gobierno.

Los nacionalistas vascos y Ciudadanos salvaron los papeles a Pedro Sánchez en la tarde de este miércoles en la votación de la quinta prórroga del estado de alarma.  Sánchez se presentaba ante la Cámara Baja sin las cuentas claras y con los “noes” de ERC y Compromís, socios del Gobierno en el acuerdo de investidura. Una aritmética que consiguió salvar y sacar hacia delante con la ayuda de la EH Bildu quien se abstuvo en la votación.  

Un movimiento de la formación abertzale que no pasó desapercibido para nadie y que minutos después resultó justificado.  A las 20:16 de este miércoles la formación vasca publicaba un comunicado en su página web, con el membrete del PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu cuyo primer punto apuntaba a “una derogación de manera íntegra de la reforma laboral vigente”, es decir, la aprobada en el año 2012 e impulsada por el Partido Popular de Mariano Rajoy.

Un texto que apenas unas horas después, cerca de la media noche, matizaba PSOE aclarando que “se anula” el primer punto del pacto firmado con los abertzales. En la nota aclaratoria los socialistas reescribían el texto y aseguraban “comprometerse a recuperar los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012 a través de una mesa de diálogo con los agentes sociales”.

Una decisión inesperada que tuvo como principal valedora a la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, quien al conocer el acuerdo y según ha avanzado El Confidencial, exigió la “rectificación inmediata” del contenido por, aseguran desde el Ministerio de Economía “no estar en consonancia con las circunstancias de la economía española”.

Sin sorpresa, los empresarios se han mostrado descontentos con el Gobierno tras el anuncio de este acuerdo.  Las patronales CEOE y Cepyme han rechazado “con total rotundidad” el acuerdo por considerarlo una “irresponsabilidad mayúscula” según un comunicado hecho publico este jueves.

Una apreciación que el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha confirmado y matizado en la Cadena SER.

El presidente de los empresarios ha confirmado que su organización no acudirá esta tarde a la mesa de diálogo con los sindicatos y el Ministro de Trabajo y que suspenden cualquier conversación hasta “recibir explicaciones” por acuerdo que ha calificado de “desprecio indignante al diálogo social”.

“Es totalmente incoherente y contrario suscribir un acuerdo para dar un paso atrás e incrementar la rigidez en el mercado laboral” ha subrayado Garamendi.

Partes implicadas 

Con toda la controversia a sus espaldas y a primera hora de la mañana de este jueves, el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en declaraciones a Catalunya Ràdio ha respaldado el texto difundido por EH Bildu diciendo: “En el acuerdo de Unidas Podemos con el PSOE para la legislatura, para la investidura y para el Gobierno de coalición, no se habla de derogación parcial, se habla de derogación de la reforma laboral. Eso es un acuerdo de gobierno de coalición. En el pacto que se firma ayer, que firman los máximos responsables de los tres grupos parlamentarios, ese es el acuerdo”.

Una tesis que defendía a través de Twitter uno de los firmantes del acuerdo, Pablo Echenique, quien vincula la extensión del estado de alarma al cumplimiento del texto.

Otra de las partes implicadas en el acuerdo y firmante del mismo, la portavoz de los socialistas en la Cámara Baja, Adriana Lastra, en declaraciones a Al Rojo Vivo (LaSexta) ha querido zanjar la polémica asegurando que todo se ha debido a una “malinterpretación del primer documento”. 

“No se puede hacer una derogación integral porque no se puede dejar el BOE, de un día para otro, en blanco” ha apuntado Lastra al tiempo que ha sentenciado que los socialistas “nunca” han hablado con ninguna formación política de suprimir “de golpe” la reforma laboral de Rajoy.

Aún con todo, la vocal de los socialistas ha asegurado que cada paso que se dé va a estar validado por los agentes sociales y los empresarios; al tiempo que remite a “todo el que tenga dudas” al acuerdo de investidura con Unidas Podemos para conocer la posición de su formación en cuento a la reforma laboral de 2012.

En declaraciones a Onda Cero, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, asegura que la aclaración realizada por los socialistas “coincide plenamente con el acuerdo de investidura” y que “hace referencia a lo que decía el PSOE en su programa electoral”.

En Euskadi se han dado las reacciones del tercer agente en cuestión de este pacto.  A primera hora, en Las mañanas de RNE, la portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, ha recalcado que cualquier matización que se haga “no es lo que debe de preocupar” sino que lo realmente importante es que el acuerdo “sigue vigente” ha sentenciado Aizpurua.  

Desde San Sebastián,  el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha asegurado este jueves en rueda de prensa que las notas aclaratorias “no alterarán el acuerdo” y que la firma de un acuerdo con los abertzale supone en todo momento “cumplir con su literalidad”.

En Euskadi la palabra dada “es algo sagrado” y ahora “no es tiempo para echarse atrás” ha recalcado el líder de EH Bildu.

 

¿Y los sindicatos?

En Comisiones Obreras creen que la derogación de la reforma laboral del PP es un “compromiso” adquirido por el PSOE y Unidas Podemos en su acuerdo de investidura y por ello, su secretario general, Unai Sordo, insta a las fuerzas políticas a “huir de voluntarismos”.  

Desde UGT, su secretario general, Pepe Álvarez, cree que sería bueno separar la política del mercado de trabajo.  

En su opinión votar a favor del estado de alarma “es una obligación” para los parlamentarios y no una carta de intercambio para llevar a cabo otro tipo de medidas de corte político.  Sin embargo, Álvarez apunta que una nueva legislación laboral deberá llevarse a cabo en el marco del diálogo social ya que apunta: “el Parlamento decide en último extremo”.  

Con respecto a la postura de ruptura de la CEOE, Álvarez se muestra “convencido” de que volverán a la senda del diálogo social.

¿Qué posición han adoptado el resto de partidos?

La polémica ha saltado, como era de esperar, a la esfera política desde primera hora de este jueves.  En declaraciones a Ràdio4 de RNE, la portavoz del Partido Popular en la Comisión del Pacto para la Reconstrucción, Ana Pastor, ha exigido al ejecutivo que aclare sus “pactos ocuptos” para lograr la prórroga del estado de alarma.

Al tiempo, el presidente de los conservadores, Pablo Casado, ha pedido a través de Twitter el mantenimiento de la reforma de Rajoy por ser esta, dice Casado, la valedora de la creación de casi tres millones de empleos entre 2011 y 2017.

Desde Ciudadanos, implicados esta vez en la prórroga del estado de Alarma, su portavoz, Edmundo Bal en la SER, ha aseverado que Ciudadanos “no es socio de Gobierno” por lo que su postura nada tiene que ver con las decisiones que toma el ejecutivo ni con los pactos a los que llega con las diferentes formaciones políticas.

No obstante, desde la formación de Arrimadas encuadran el texto en una nueva muestra del “gobierno frankestein que llevó Sánchez a La Moncloa y que cada vez, apuntan, pone más piedras en su camino.

En la misma red social ha comunicado VOX que se levantaba de la mesa de trabajo de la Comisión de Reconstrucción tras conocer el pacto del Gobierno con EH Bildu por, aseguran, “haber ocultado que pactaban con ETA”.

Reacciones que se han repetido desde los perfiles de algunos socios de investidura de Sánchez e Iglesias como el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, que insta al PSOE a revisar sus alianzas por que dice “el problema será cuando no puedan escoger entre nada ni nadie”. 

El PNV ha preferido no pronunciarse sobre este nuevo acuerdo con los abertzales aunque sí que creen que esta decisión supone un revés para los nacionalistas a las puertas de la campaña electoral para las elecciones vascas del 12 de julio.  

Y es que el texto se habla de una mejora de la financiación para las entidades locales vascas contra el coronavirus y el endeudamiento de Euskadi y Navarra.  Una baza de interlocutores que ahora juega a dos bandas entre EH Bildu y el PNV y que pone en peligro la hegemonía de los jeltzales con las urnas a la vuelta de la esquina.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

Cultura

En vista del gran éxito alcanzado por Autoterapia en poco más de dos semanas, analizamos las canciones del nuevo disco de IZAL Anunciábamos en...

A %d blogueros les gusta esto: