Inicio Actualidad Andalucía se pone en el kilómetro cero

Andalucía se pone en el kilómetro cero

0

La situación política pone a Andalucía en el punto de partida. Tras las elecciones se dibuja un panorama que se antoja complejo

El PSOE ganó estas elecciones. Con 33 diputados y un 27,9% de los votos escrutados, los socialistas obtenían el peor resultado de su historia en Andalucía. Susana Díaz sufría un fuerte batacazo electoral y se quedaba con pocas posibilidades de revalidar su mandato. Tras las elecciones, los socialistas han decidido no mover ficha, aunque Díaz no descarta proponerse como candidata si la derecha no logra ponerse de acuerdo.

El Partido Popular logró la segunda posición, obteniendo 26 diputados (7 menos que en 2015) y un 20’8% de los votos. Pero, a pesar de esta aparente pérdida, el popular Juanma Moreno puede ser el próximo presidente de Andalucía. Esto sucederá si son capaces de conjugar los intereses opuestos de Ciudadanos y Vox.

Ciudadanos ha acusado una gran subida desde 2015. Los naranjas han logrado 21 diputados y un 18’3% de los votos. La fuerza que Ciudadanos ha obtenido ya es visible: Marta Bosquet es ya presidenta del Parlamento Andaluz, gracias a PP y Ciudadanos. Ese acuerdo que la alzó, puede tomarse como una base del futuro acuerdo de presidencia.

Adelante Andalucía, con sus 17 diputados y el 16’2% de los votos, ha sido el gran fiasco electoral. La formación morada, que acudía a estos comicios con IU, no ha logrado de lejos sus objetivos. Ya han rechazado formar parte de un eventual pacto con PP y C’s, y se preparan para una eventual repetición de elecciones.

VOX ha sido la gran sorpresa electoral. La formación de ultraderecha ha irrumpido con fuerza en Andalucía con 12 diputados y el 11% de los votos. Han logrado diputados en todas las provincias de la región. Su fuerza es especialmente apreciable en Almería, donde la población migrante supone un % importante de la población.

Tras la irrupción de Vox y el batacazo socialista, se presenta una situación muy compleja en Andalucía

La primera batalla fue la composición de la Mesa del Parlamento, que preside Ciudadanos, gracias al apoyo popular y de Vox. En la Mesa, dirigida por Marta Bosquet, tienen representación todos los partidos con diputados, menos Adelante Andalucía. La formación morada se quedó inicialmente fuera del reparto, pero ahora, el órgano se ha abierto a la representación del partido de Teresa Rodríguez.

La segunda batalla, y quizás la más importante, será la que decida la presidencia de la Junta de Andalucía. De momento, el popular Juanma Moreno es el único con posibilidades reales de lograrlo. Para ello, necesita del apoyo de Ciudadanos y Vox. La formación naranja es recelosa de apoyar al partido de Santi Abascal, y estos, conscientes de su fuerza, exigen compromisos al Partido Popular.

A cambio de su apoyo, VOX les pide, entre otras cosas, retirar la financiación a la Ley de Violencia de Género, a lo que los populares han respondido con unas “ayudas a los hombres víctimas de violencia doméstica”. A pesar de ello, han exigido ser escuchados o bloquearán el pacto, ya que “no tienen miedo a nuevas elecciones”. Y es que la posibilidad de repetición no es algo descartable.

La Mesa del Parlamento ha fijado para los días 9 y 10 las rondas de contacto para buscar acuerdos. Aunque la fecha de investidura no está fijada, todo apunta a que será el 16 de enero. Veremos entonces si Juanma Moreno cuenta con los apoyos necesarios, o Susana Díaz se arriesga a presentarse.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.