Inicio Deportes Especial | Fernando Alonso, 300 Grandes Premios

Especial | Fernando Alonso, 300 Grandes Premios

0

Tras 17 años compitiendo en la Fórmula 1, y en plena incertidumbre sobre su futuro, Fernando Alonso llega a Canadá. En el Gran Premio canadiense cumplirá la asombrante cifra de 300 Grandes Premios disputados. De esta forma, se acercará aún más al récord establecido por Rubens Barrichello (322), el cuál superaría, en el caso de disputar una temporada más.

Fernando Alonso Díaz. Parece un nombre normal, pero no lo es. Su nombre esconde buena parte de los seguidores de la Fórmula 1 actuales, y una carrera llena de éxitos deportivos. Como piloto de F1, ha dejado grandes recuerdos, destacando el GP de Hungría de 2003, sus títulos mundiales en 2005 y 2006, su magistral lección de pilotaje en casa, en el GP de Valencia de 2012, y otras muchas carreras.

‘El Nano’, corriendo el GP de Valencia de 2012

El día 10 de junio de 2018, a las 20:10 (horario español), si todo va bien Alonso disputará en el circuito Gilles Villeneuve la que será su carrera nº 300 en la categoría reina del automovilismo. Lo hará con McLaren tras haber pasado por 4 equipos (Minardi, Renault, el propio McLaren y Ferrari). En su palmarés conserva 32 victorias, 97 podios, 22 poles y 23 vueltas rápidas, además de 2 títulos mundiales. Una trayectoria bastante envidiable para el primer ganador español en la historia de Fórmula 1. Repasamos aquí sus mejores momentos como piloto desde sus inicios.

Inicios en el karting

Fernando empezó a conducir karts casi por casualidad, en 1988. Su padre le había preparado un kart a su hija, Lorena, pero ella rechazó conducirlo puesto que era de la marca Rotax. Así pues, el pequeño Fernando se ofreció a probarlo, y en sus manos acabó. Y este fue el inicio de un futuro campeón: con un kart Rotax que su hermana no quería.

Fernando Alonso pilotando karts en 1998

Con este kart empezó a competir en campeonatos de karting con su padre, José Luis, como mánager y mecánico. Gracias a ser licenciado por la Real Federación Española de Automovilismo, pudo competir en campeonatos oficiales. De esta forma, Alonso empezó a despuntar y ganar campeonatos.

Tras competir exitosamente en varios campeonatos regionales y nacionales, empezó a ver en su família la falta de dinero. Por suerte, varios patrocinadores le ayudaron a subir de escalón en escalón. En 1995 entró en el Campeonato Mundial de Karting, quedando 3º; el año siguiente consiguió llevarse el certamen. En 1997 competiría en campeonatos Inter-A Karting a nivel europeos, dominándolos absolutamente todos. Al año siguiente, repetiría el campeonato español, justo antes de recibir la llamada de Adrián Campos.

Salto a monoplazas

Campos se ofreció para ser su mánager desde el 1999, asegurándole un futuro a su carrera. Su salto a los monoplazas sería en parte gracias al expiloto de Fórmula 1, en la Euro Open by Nissan. El propio equipo de Adrián le daría un volante competitivo, al que se adaptaría de inmediato. El resultado: 6 victorias y el campeonato para el piloto ovetense.

El piloto ovetense, en el trazado de Spa-Francorchamps con el F3000 del Team Astromega

De cara al 2000, Fernando daría el salto a la F3000 con el Team Astromega, filial de Minardi. No empezó muy bien la temporada, pero la pudo acabar con la única victoria en la categoría que tendría. Y entonces, Minardi decide hacer tests con el asturiano, donde demuestra que es competitivo. Finalmente Renault compró a Alonso, y dejó al piloto debutar en Fórmula 1 el 2001 con el Minardi, 1 año como cedido.

Primeros pasos en el ‘Gran Circo’

2001: El piloto asturiano disputaría su primera temporada como piloto de la modesta escudería italiana. El coche no parecía ser tan competitivo como Alonso esperaba, dejándole sin opciones a puntuar. A pesar de todo, consiguió una 11 plaza en Suzuka bastante destacable. Tras quedar 23 en la general ese año, pasaría a ser piloto de pruebas de Renault en 2002.

Fernando en su año de debut en Fórmula 1

2002: Tras su debut, ocupó el puesto de piloto reserva en la escudería francesa. Jenson Button y Jarno Trulli disputaron la temporada completa, sin haber tenido opción Fernando de debutar con el monoplaza en carrera.

2003: Había ciertas dudas antes de empezar la temporada sobre el rendimiento del joven piloto español. Por suerte, tan sólo bastó con empezar el primer fin de semana y ver la adaptación de Fernando. En su segunda carrera consiguió su primera pole y su primer podio, y tras 29 GPs en la categoría, en Hungría se convertiría en el ganador más joven de la historia (con fiebre incluída), con 22 años y 26 días. Acabaría el año en 6 posición, incluso por delante de su compañero Jarno Trulli.

La primera victoria del piloto asturiano en Fórmula 1

2004: En ese año se vió a un Fernando Alonso bastante constante en las posiciones delanteras. A pesar de que no pudo conseguir ninguna victoria, consiguió mantenerse en el ‘top 5’ durante casi toda la temporada. Esa constancia, sumada a unos 4 podios bastante meritorios, dejaron al ovetense en 4 posición en el campeonato.

Años de gloria

2005: La ‘dinastía Ferrari’ llegaba a su fin, con dos equipos aspirantes al título: Renault y McLaren. Aparentemente McLaren era el más rápido, pero no era muy fiable. Alonso apretó puños y hizo podio tras podio. No corrió en Estados Unidos debido a la baja fiabilidad de los neumáticos en el trazado de Indianapolis. A pesar de eso, los fallos mecánicos que tenía Kimi fueron abriendo una brecha entre el asturiano. El asturiano, que no cogió podio en 4 carreras, demostró que, además de ser buen piloto, era lo rápido que el equipo necesitaba ser para ganar el certamen. Y, con 6 victorias y 15 podios, y tan sólo 24 años, se convirtió en el campeón más joven de la historia, y dió el primer título de F1 al equipo de Enstone.

Alonso en 2005, Imola, tras ganar a Michael Schumacher

2006: Si el 2005 era aplastante, el año siguiente lo sería aún más. ‘El Káiser’ Michael Schumacher sería el único dispuesto a plantarle cara, pero sus opciones al mundial con Ferrari se desvanecerían por completo en Japón. Una rotura de motor le costó el mundial, que le podría haber dado una alegría en caso de conseguirlo antes de tomarse 3 años sabáticos. Alonso empezó con 9 podios y 6 victorias, y aunque luego fue teniendo algunos fallos, pudo mantener el liderato y volvió a conseguir el título para Renault en Brasil, con tan sólo 1 punto más que la temporada anterior.

Un año decepcionante en McLaren

2007: Tras dos años muy exitosos para el asturiano, Alonso decidió cambiar de aires y huír a McLaren. Todo parecía pintar bien otro año más para Fernando, pero las cosas se torcieron. Hamilton, campeón de la GP2 en 2006, le ponía las cosas difíciles, y era el piloto favorito de Ron Dennis en el equipo, algo que no le sentó bien al ovetense. En Hungría bloqueó a Lewis para que no pueda dar otra vuelta en la qualy, y a partir de ahí la relación se empezó a torcer. Sumándole que McLaren sería descalificada del campeonato de constructores debido a un caso de espionaje a Ferrari, Räikkönen empezó a ver opciones al título. Hamilton, favorito ‘a priori’, abandonaría en China, dejando opciones a estos tres en Brasil. Y la mala suerte de McLaren llevó a Kimi a llevarse un mundial ‘in extremis’.

El declive de Renault

2008: Tras el fiasco vivido en la entidad de Woking, el ovetense volvió a la escudería Renault. Eso sí, por lo que parecía, ya no era el mismo equipo que hacía años atrás, y no pintaba dispuesto a ganar. En principio lo tendría bastante cómodo Alonso lo de ser el primer piloto, ya que como compañero tendría a Nelson Piquet Jr, quien venía de GP2 y aceptaba el papel de segundo piloto dentro de las filas. La competitividad de los otros equipos no permitió hacer podios, por tanto Flavio Briatore (jefe de equipo) ordenó a Piquet que se chocase en Singapur. Gracias a eso, Fernando ganó por primera vez en la temporada, y justo en la cita de después (Fuji) repitió gesta. Gracias a esto, y al podio en Brasil, Alonso acabó 5º en la general de pilotos.

Alonso, con el Renault R28 en Montmeló

2009: El año pintaba aún peor: los monoplazas habían cambiado radicalmente por la normativa, y no parecía que Renault estuviese precísamente delante. Brawn GP, un equipo surgido de la nada, estaba dominando brutalmente la temporada. Y Alonso ni tan siquiera luchaba por el top 5. En Hungría hizo la ‘pole’, y iba dominando hasta que tras la parada una rueda tenía la tuerca mal ajustada. Eso le hizo pararse, y le provocó el abandono. Tan sólo pudo conseguir un podio en Singapur, con una tercera plaza que le sabía a poco. Antes de acabar la temporada, anunció su marcha a Ferrari.

Primeros años ‘rosso corsa’

2010: No podía empezar mejor el año para el ovetense: se reencontraba con la victoria desde Fuji 2008. El trazado de Bahréin le dió la alegría de ser el primer líder del mundial. Aunque no lo tendría tan fácil. Hasta 5 pilotos lucharían por el título, incluído Alonso. Los monoplazas de Red Bull resultaban ser los más competitivos en la parrilla, y estaban delante cada Gran Premio. Además, los McLaren también pintaban ser competitivos. Pero Alonso no dió su brazo a torcer a mediana temporada. En las últimas pruebas apretó y se hizo con un buen botín de puntos. Pero llegó la última prueba, y con tantos candidatos al título, Red Bull jugó a hacer parar a Webber, y así que Alonso parase para perder el liderato. Y así fue. Vettel consiguió su primer título, dejando con la miel en los labios al piloto asturiano.

El piloto ovetense, una vez integrado en las filas de Ferrari, en 2010

2011: Haber emoción la temporada siguiente, no es que hubiese mucha. Estaba al canto el segundo título de Sebastian Vettel, quien sacó 122 puntos al perseguidor, Jenson Button. Alonso tan sólo pudo conseguir una victoria, en la prueba de Silverstone. Una temporada que no dió mucho de qué hablar, a pesar de que estuvo reñida la lucha por el subcampeonato, con Button, Webber y Alonso.

Años de subcampeonato en Ferrari

2012: El arranque de temporada para el piloto asturiano no fue del todo positivo, y dejó una buena renta de puntos al favorito Sebastian Vettel. Por suerte, a media temporada Alonso empieza a destacar en los GPs, consiguiendo numerosos podios. A finales de temporada seguiría aupado en la primera posición, aunque con la consistencia del alemán, se vería en ciertos apuros para ganar. De cara al final, Vettel le arrebataría el título, en una carrera en Brasil que pintaba muy a favor de Fernando. A pesar del trompo de Sebastian, el Red Bull siguió en marcha y acabó en sexta plaza, suficiente para quitarle el sueño a los españoles.

Fernando Alonso, bajo la lluvia de Malasia en 2012 (Fuente: f1.com)

2013: A pesar del positivo arranque del mundial, con dos victorias, Red Bull no dejaría de torcer las cosas al equipo de Maranello. Otra vez más, el coche era el más potente. A pesar de que los de Ferrari seguían constantes y conseguían bastantes podios, Alemania seguía llevándose títulos. Y esto no cambiaría nada. Un desafortunado pero constante Fernando se llevaba el tercer subcampeonato en 4 años. Tocaba esperar a ver si el cambio de normativa afavorecía a la escudería ‘rosso corsa’… O no.

Último año en Ferrari

2014: Con mucha expectativa puesta en la temporada, el cambio de reglamento suponía un extra de intriga antes de empezar la temporada. Tristemente, los resultados no eran los esperados. No, ya no ganaba Vettel, ya no dominaba Red Bull. Pero la época empezaría a ser plateada, con el equipo Mercedes a la cabeza. Y Ferrari lo pasaría relativamente mal. Tan sólo 2 podios del asturiano fueron la gota que colmó el vaso, y hicieron decantar la balanza a Alonso hacia McLaren, otra vez.

Regreso a Woking

2015: McLaren, harto de ser un equipo secundario con motor Mercedes, pasó a disponer de los motores Honda. Ese proyecto le ilusionaba a Alonso y a Button, pero sería sólo imaginación. Más allá de lo ficticio, Mercedes aplastaba, y los McLaren raramente no eran equipos de la cola. Alonso no pudo arrancar la temporada por un accidente en pretemporada, y cuando se reincorporó todo era caos. Con un poco de suerte cazó una 5 posición en Budapest, pero no pasó de la 17º posición en la general.

El piloto asturiano en las filas de McLaren, poco antes de empezar la temporada

2016: El proyecto tenía que evolucionar, y a pesar de no ser muy fiable, seguía avanzando poco a poco por la zona media de la tabla. Al menos el coche asomaba por el top 10, ya conscientes de que si el coche no tenía algún problema, al menos llegaba a zona de puntos. A pesar de todo, Fernando no pudo pasar de la 10º posición en la general.

Alonso, el aventurero

2017: El coche había empeorado, pero de una forma brutal. La cantidad de abandonos del monoplaza era asombrosa. Así, harto de tanto escándalo y bochorno, Fernando Alonso confirmó su presencia en las 500 millas de Indianápolis, sacrificando el Gran Premio de Mónaco. El propio McLaren le ofreció un monoplaza para la carrera, y como ‘rookie’ lideró cerca de 30 vueltas. Pintaba bien, pero casualmente al coche se le paró el motor, como acostumbraba a hacer en la F1. Tras esta carrera, completó el resto de carreras en F1 llevándose la 15º posición en el campeonato.

Fernando, por primera vez en las Indy500 (Fuente: indianapolismotorspeedway.com)

2018: Además de haber empezado bastante positivamente el año, ha decidido compaginarlo con el WEC. El campeonato de resistencia tenía un puesto libre en Toyota, que el asturiano no ha dudado en coger. Y, por fin, parece que el asturiano parece que es feliz en la competición. En Fórmula 1, tras 6 carreras, marcha 7º clasificado. Y en el WEC ha ganado la primera carrera junto a Buemi y Nakajima. A la espera está de saber qué hará en las prestigiosas 24h de Le Mans.

Futuro de Alonso

Sí, este finde ‘El Nano’ cumplirá 300 Grandes Premios en Fórmula 1. Todo ello, en un momento de incertidumbre, donde no parece que ganará (de momento) en McLaren. El WEC le gusta, y los resultados que está haciendo allí parece que le harán quedarse por bastante tiempo. Pero la pregunta que se hace la gente es si le queda mucho tiempo a Alonso por delante en Fórmula 1.

En estos meses aumentan sus dudas sobre la IndyCar. La competición en óvalos también le llama la atención, y tiene buenos recuerdos del año pasado. A pesar de todo, no cabe decir que esto son sólo rumores, y sólo Alonso sabe qué va a hacer el año que viene. De momento es piloto de Fórmula 1, y de no ser que pase nada extraño, seguirá hasta final de temporada como mínimo. ¡Por 300 Grandes Premios y muchos más!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.