Inicio Liga Santander Atlético de Madrid Brugge 0-0 Atlético de Madrid: Noche de Brujas

Brugge 0-0 Atlético de Madrid: Noche de Brujas

Un pobre Atlético de Madrid se estrella contra el muro belga y regala el liderato al Borussia Dortmund

0
La defensa ‘colchonera’ evitó que las tablas se evaporaran del marcador. Autor: Atlético de Madrid

Y colorín colorado… Los guerreros del Cholo Simeone no pudieron ante la solidez defensiva de los delpaís belga.

Mas el peor enemigo de los rojiblancos no fueron los hombresvestidos de azul y negro; si no los que portan el escudo de la Osa y el Madroño. Una pobre imagen de los capitalinos condenó a un equipo que lo teníatodo de cara para liderar el Grupo A de la competición. Honor que fuearrebatado por un Borussia Dortmund que sí cumplió en su respectiva cita.

Aunque bien diferentesiban a ser los instantes iniciales de este último choque europeo del año. Los pupilos del míster argentino se adueñarían del cuero a las primeras de cambio. Sin tregua ni lamentos ante las contestaciones rivales. Y es que bien se deben estar acordando en la ciudad belga de la banda izquierda. De esa parte del terreno de juego custodiada por Lemar. Terror para la causa local. Gran aliado a su vez de un Saúl Ñíguez pletórico.

Y buenos frutos recogerían la alianza franco-hispana. Una combinación entre los dos estilos iba a finalizar en un disparo a bocajarro con la firma de Thomas. Mas el cuero del ghanés no cogió todo el ajuste necesario y topó con el cuerpo de un atento Ethan Horvath. Y, en ese preciso momento de intervención bajo los tres palos, aparecieron las Brujas.

El Atlético de Madrid,tras una semana de triunfos y celebraciones, se desvaneció sobre el verde del estadio belga. Y es que el Brugge no es ni nada parecido a Eibar o Sant Andreu. Y en el Metropolitano deben estar asimilándolo. Una nueva salvada del arquero estadounidense a un disparo ajustado de Griezmann buscando escuadra fue la última bala de una escopeta colchonera mal calibrada.

Nervioso puedes estar con toda una grada local imponiendo su raza y carácter. Y más aún debieron de estarlo los pupilos del Cholo cuando informaciones llegadas de Mónaco no deparaban nada bueno. El pase al contrario y el no entendimiento entre compañeros se convirtió en la melodía de este barco que, poco a poco, iba hundiéndose en la costa belga.

Y peor se puso la cosa cuando Lemar, la auténtica pesadilla para el juego rival, tuvo que abandonar la nave rojiblanca víctima de la intensidad y el esfuerzo prestados. En ese momento, Correa y Vitolo surgieron en busca del manejo del timón. Mas ni a la cubierta pudieron llegar. Mientras tanto, el área rival era cada vez más y más frecuentada por la delantera azul y negra. Y bien pudo nivelarse la balanza a favor de los locales en el minuto 74.

Luan Peres remató, sólo y sin marca en el área pequeña, un excelente centro llegado desde la derecha de su banda. Pero si de algo puede presumir el conjunto madrileño es de haber formado al mejor portero del mundo. Nuevamente, Jan Oblak se hacía grande para desbaratar esa ocasión. Aún se está preguntando el zaguero brasileño cómo su remate no llegó a traspasar la línea de gol. Mal el Atlético. Excelente el meta esloveno.

Un segundo tanto de Guerreiro en el Principado dejó las cosas sentenciadas en el otro choque del Grupo A. Un gol, nada más que eso, podía cambiar de aires la marcha futura en la competición. Pero bien sabe el veterano en esto que si estudias a última hora no esperes aprobar el examen. El Atlético de Madrid dice adiós a la fase de grupos de la Champions League. Y de su noche de Brujas ha estado hacer frente ahora a algún coco en los octavos de final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.