Connect with us

Celta de Vigo

Osasuna 2-1 Celta: Osasuna le prepara un encierro al Celta

Published

on

Los goles de Enric Gallego y José Arnaiz remontan el tempranero gol de Santi Mina y dan la victoria a los de Arrasate que cambiaron la equipación y la imagen de la jornada anterior

La ciudad de Pamplona en plena semana de Sanfermines, suspendidos este año, acogía el encuentro entre Osasuna y Celta correspondiente a la Jornada 36 de La Liga Santander. Un encuentro clave para los visitantes y no tanto para los locales que, sin embargo, demostraron durante los más de noventa minutos merecer la victoria.

Osasuna llegaba al choque con la salvación matemática en el bolsillo y con el sueño europeo casi imposible. Aunque a priori los rojillos no se jugaban mucho, venían de dejar una muy mala imagen ante el Betis y querían hacer un partido serio en casa para hacer olvidar la jornada anterior y dar una alegría a sus aficionados en los primeros Sanfermines suspendidos desde la Guerra Civil. Precisamente con un recuerdo a la semana grande del año, saltaba el conjunto de Arrasate a El Sadar: Una equipación especial para el partido, imitando la indumentaria habitual de las fiestas.

El Celta por su parte tenía muy claro que el choque en Pamplona podía ser clave en su lucha por la permanencia. El conjunto de Vigo venía de sumar un punto ante el Atlético y el escenario era indicado para lograr tres puntos y hacerse con la salvación de manera virtual. Osasuna, sin nada en juego más allá de un partido de fútbol, parecía una víctima perfecta para ello…pero no fue así.

PRIMERA PARTE

Empezó bien el Celta, juntando a sus mejores hombres y creando peligro sobre todo a la espalda de la defensa rojilla. Dos minutos tardó el conjunto gallego en forzar la primera tarjeta, para Aridane en este caso, y apenas diez en adelantarse en el marcador.

Combinaron los hombres clave de este Celta: Rafinha para Aspas, Aspas para Santi Mina y balón a la red…pero bandera arriba. El línea anulaba el primer tanto del encuentro por fuera de juego de Mina. Pero Pizarro Gómez se echaba la mano a la oreja a la espera de las indicaciones en la sala VOR. Tras una espera de algo más de un minuto, el colegiado corrigió la decisión inicial y concedió el 0-1 para el Celta.

Manteniendo esa ventaja los celestes se salvaban virtualmente y, quizás, el conjunto de Oscar García se relajó. Osasuna ganó en confianza y se hizo con el balón. Iñigo Pérez abandonó su posición en el doble pivote, se echó a la izquierda y empezó a jugar con Adrián y Estupiñán. Y en una combinación entre los tres, el ecuatoriano piso línea de fondo, y puso un centro fantástico que Enric Gallego, que entraba como un Miura al área pequeña, cabeceara a gol. Gallego dejaba claro a los gallegos que para sacar algo positivo de El Sadar hay que hacerlo muy bien.

Enric Gallego celebra el gol que ponía el 1-1 entre Osasuna y Celta. Fuente: @CAOsasuna

El Celta se repuso del golpe con una clara ocasión de Santi Mina, activo en la primera parte. El delantero celeste encaró a Sergio Herrera pero su chut se marchó besando la cepa del poste. Y ahí se acabó el Celta en la primera parte. El juego directo de Osasuna funcionaba y el equipo vigués no encontraba caminos hacia el área rojilla.

Se sucedieron las ocasiones para los de Jagoba Arrasate que impusieron su dominio en el tramo final de la primera parte. David García, Adrián y Enric Gallego dispusieron de opciones para adelantar a los locales pero estuvieron poco acertados en el remate y ambos conjuntos se marcharon a vestuarios con 1-1 en el marcador.

SEGUNDA PARTE

Oscar García metió a Nolito al descanso para buscar más mordiente en ataque y su equipo saltó algo más espabilado al campo. Comandados por un Iago Aspas consciente de lo importante del partido, los de Oscar García se pusieron a combinar en tres cuartos y dispusieron de varias ocasiones. El 10 del Celta fue el protagonista de ellas. Primero con una jugada individual al más puro estilo Messi que culminó con un tiro desviado, y después con un disparo del gallego tras jugada colectiva, que se topó con las manos de Herrera.

Pero tras el arreón inicial visitante, Osasuna reaccionó y vio un agujero en la banda izquierda. Estupiñán, que ya había sido protagonista en el gol, creció por su carril y con él creció la creatividad ofensiva de su equipo. Las aproximaciones rojillas iban cayendo e Iván Villar tuvo que aparecer en el partido. Lo intentó Adrián tras un centro desde la izquierda, pero el portero del Celta demostró que no lo iba a poner fácil. El guardameta, titular ante la baja de Rubén Blanco, firmó una gran segunda parte.

Adrián dispara a puerta ante Iván Villar en la segunda parte del partido que enfrentó a Osasuna y Celta. Fuente: @CAOsasuna

El 22 de Osasuna dejó sitio poco después al que sería el héroe del partido, un José Arnaiz que se mostró eléctrico en la presión y algo impreciso en la toma de decisiones, como suele acostumbrar. Tuvo la primera en un balón muerto en la frontal del Celta pero su disparo se marchó muy desviado. La segunda, tras el enésimo centro eficaz de Estupiñán, lo rechazó la defensa. El rebote lo recogió Roberto Torres para fusilar, pero ahí emergió de nuevo la figura de Iván Villar para rechazar el esférico a bocajarro.

Tras la pausa para la hidratación, el encuentro se volvió algo más pesado. El cansancio empezaba a notarse en las piernas de los 22 protagonistas y las imprecisiones se hicieron latentes. Pese a todo, el que buscó con algo más de intención la portería rival fue un Osasuna que no se jugaba nada y que con Pervis Estupiñán e Iñigo Pérez seguía creando peligro por la izquierda.

Y así fue como en el minuto 90, Osasuna encontró su recompensa. Osasuna y Arnaiz, porque el atacante lo había intentado en dos ocasiones sin éxito y se le resistía su primer gol en Primera. A la tercera fue la vencida y del modo menos esperado además. Oier colgó un balón al corazón del área donde Arnaiz ,con su poco más de 1’70, peinó el balón a las redes para poner el definitivo 2-1.

Los jugadores de Osasuna celebran el gol de José Arnaiz que daba la victoria a los rojillos ante el Celta. Fuente: @CAOsasuna

Lo intentó el Celta con un último remate de Araujo que se marchó alto, pero no hubo tiempo para más y los de Arrasate se hicieron con los tres puntos. Los rojillos suman 48 en el que está siendo un final de temporada muy plácido y mantienen alguna mínima opción europea. Los de Oscar García por el contrario, siguen sin asegurar la permanencia y tendrán que buscarla en la siguiente jornada ante el Levante.

FICHA TÉCNICA

Osasuna: Sergio Herrera; Roncaglia (Nacho Vidal, m.67), Aridane, David García, Estupiñán; Roberto Torres (Kike Barja, m.85), Oier, Darko (Moncayola, m.85), Íñigo Pérez; Gallego, Adrián (Arnaiz, m.67).

Celta: Villar; Aidoo, Araújo, Jorge Saenz (Nolito, m.45); Hugo Mallo, Beltrán (Bradaric, m.66), Okay, Rafinha (Kevin Vázquez, m.66), Lucas Olaza (Brais Méndez, m.85); Aspas, Mina (Juan Hernández, m.72).

Árbitro: Valentín Pizarro Gómez (Comité madrileño), asistido por García González y Garrido Romero. El colegiado madrileño mostró amarilla a Aridane y David García por parte de Osasuna y a Rafinha y Jorge Saenz por parte del Celta.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 36 de la Liga Santander disputado a puerta cerrada en El Sadar.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: