Inicio Primera Iberdrola Atlético de Madrid Femenino OPINIÓN | Lo ‘malo’ del Wanda Metropolitano

OPINIÓN | Lo ‘malo’ del Wanda Metropolitano

0

El pasado sábado el Atlético de Madrid Femenino y el Madrid CFF se enfrentaron en un duelo espectacular en el mejor escenario posible: el Wanda Metropolitano. Sin embargo, no todo fue maravilloso por algún espectador que no entendió qué es el fútbol

Me encontraba disfrutando de mi primera vez en el Wanda Metropolitano cuando los insultos llegaron a mi grada. El partido transcurrió de manera normal acabando al descanso con un 2-2. Tan solo una cosa me llamó la atención, los cánticos de “madridista el que no bote”. Una canción más dirigida para el Real Madrid, que para el Madrid CFF que nada tiene que ver con el equipo de Florentino.

El problema llegó al Wanda Metropolitano cuando un aficionado, en este caso del Atlético, empezó a insultar a las jugadoras rivales, la colegiada, linieres y a Víctor Fernández, entrenador del Madrid CFF. Todo comenzó con un “siempre la misma historia con el Madrid, siempre venís a robar”. Un comentario que silencié con un contundente “esto no es el Real Madrid, no tiene nada que ver con Florentino”. El silencio se hizo, pero no duró demasiado.

Tras cansarme de escuchar insultos, mientras veía a un niño taparse los oídos decidí hacer algo. Decidí hacerlo porque mientras Saray lesionada se retorcía de dolor, él solo insultaba. No, no soy del Madrid CFF, pero, ninguna jugadora merece ser insultada cuando no puede ni levantarse. Porque las lesiones solo hacen daño al fútbol. Entonces le dije claramente como son las cosas: “aquí no se viene a insultar, lo primero es el respeto”. Tras esto solo supo contestarme que “le dejase en paz y que si no le quería escuchar me hubiese quedado en casa”. Yo no soy la que tengo que quedarme en casa, ni la que tiene que aguantar en un estadio ver cómo alguien insulta.

Sin embargo, no sé qué me sorprendió más si su contestación o la de un señor de delante. Este aficionado insistía en que le ignorase y pasase. Siento decirle que callándome no habría arreglado nada. Si en su casa no le han dicho qué es el respeto entre todos deberíamos hacerle entender que esa no es la actitud. Ignorar no sirve para nada más que para que siga ensuciando este deporte, que bastante manchado está ya. Por eso el femenino es especial, porque es capaz de acabar un encuentro sin tarjetas. Porque ellas no se dejan manchar por dinero. Por eso más que nunca ni tú ni nadie debería ensuciarlo con insultos.

Esta experiencia me la llevo a mi casa, junto a una reflexión. Si realmente aprecian este deporte no insulten, respeten, porque los valores del fútbol son los que lo hacen bello. No den motivos para que esto sea el opio del pueblo, para que nos convierta en tontos que solo ven a una personas dando patadas a un balón. Pero les pido algo más allá si ven una injusticia algo que está mal no callen, griten y protesten. El silencio les hace cómplices. El fútbol es respeto, no insultos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.