Connect with us

Hi, what are you looking for?

Baloncesto

Estudiantes 78 – 92 Barcelona: el banquillo del Barça, el gran vencedor

Jasikevicius dio oportunidades a los menos habituales en la segunda parte del partido. Pustovyi y Smits, los mejores

El FC Barcelona hizo los deberes en el WiZink Center en un partido en el que Jasikevicus rotó el banquillo y dio minutos a los menos habituales. Al final el Estudiantes mejoró y consiguió recortar distancias para un marcador final de 78 a 92. La primera mitad, donde los madrileños pecaron de falta de intensidad y defensa, condenó al equipo dirigido por Javier Zamora.

El mejor de los visitantes fue Pustovyi que aprovechó la oportunidad brindada por su técnico y acabó con 18 puntos y 5 rebotes. Estuvo bien acompañado por su pareja de baile en la zona, Roland Smits, que se anotó 15 tantos y 6 rebotes en su casillero. Los más destacados del conjunto madrileño fueron Alec Brown, con 19 puntos y 5 triples, y Roberson, con 16 tantos y 4 triples.

El Barcelona salió a prolongar su buena racha ofensiva. En el anterior partido los azulgranas endosaron un centenar de puntos al Alba de Berlín. El Barça, que promedia siete triples por encuentro, anotó cinco en los primeros seis minutos de juego. Un presagio de lo que se les echaría encima a los estudiantiles.

Roland Smits defendido por Alec Brown / Vía: @FCBbasket

Salió el Estudiantes muy poco intenso en defensa. A sabiendas de ello, Oriola martilleaba en la zona a los de Javier Zamora. Abrines y Mirotic se sumaron al vendaval ofensivo de los azulgranas, pero ellos desde el 6,75. Tan solo Avramovic, con sus incursiones a la pintura y en sendas acciones individuales, sumaba a un Estudiantes sin respuestas. La falta de intensidad pesó a los del Ramiro, que solo hicieron una falta en los primeros seis minutos. El resultado fue 14 a 25 en el luminoso y muy buenas sensaciones del bando catalán.

El segundo cuarto fue un monólogo de los de Jasikevicius. Consciente de que su equipo estaba siendo muy superior tiró de banquillo. Jugadores como Pustovyi, Smits o un Heurtel que no se acaba de adatpar al técnico lituano salieron a pista. Precisamente fue el base francés uno de los jugadores que más quebraderos de cabeza dio a la defensa madrileña.

Heurtel encontró en el gigante ucraniano su mejor socio, nutriéndole de balones a la pintura. Nadie en el equipo capitalino pudo pararle, ni Arteaga ni Brown conseguían frenar el impacto del pívot blaugrana. El juego siguió con su mismo ritmo. El Estudiantes se hundía conforme pasaban los minutos, y el parcial era ya de 21 a 3, con una muy mala selección del Estudiantes. Brown cortó la sangría con un triple, pero no recortaron distancias y el luminoso marcaba 27 a 48 al descanso. El dominio en el rebote, 27 del Barça por solo 12 del Estudiantes, fue una de las claves. El otro, los cinco triples más de los catalanes.

“Otro equipo”

El tercer cuarto fue un intercambio de golpes que ganó el Estudiantes por 25 a 34. La zona puesta por Zamora frenó la ofensiva catalana, aunque el conjunto madrileño no encontraba buenas acciones ofensivas. Subió la intensidad y eso se notó en los rebotes y balones divididos. No pudo recortar muchas distancias el Estudiantes, que se fue al último cuarto con un 52 a 72 en el luminoso, pero con mejores sensaciones.

Bolmaro marcando una jugada durante el encuentro / Vía: @FCBbasket

En el último cuarto el Estudiantes siguió en su senda ascendente del tercer cuarto. Esta vez con más energía y una buena presión forzaba errores del Barcelona. Jasikevicius, viendo el resultado, optaba por dar minutos a los menos habituales como los jóvenes Bolmaro o García. Jugadores como Calathes o Higgins fueron los que menos jugaron por parte de los catalanes, con poco más de una decena de minutos.

Una antideportiva pitada al Estudiantes cortaba las alas al equipo. Aun así, un nuevo arreón del equipo del Ramiro, culminado por un 2+1 de Ángel Delgado les ponía a tan solo 12 puntos del Barcelona. Jasikevicius, confiando en sus jugadores, no movía ficha. El equipo dirigido por Zamora ahora dominaba el rebote ofensivo, pero no conseguía mantener buenos porcentajes de acierto a pesar de sus segundas oportunidades. Eso acabo condenando a un Estu que tiró de épica, pero no aparecerá esta vez en los libros de historia.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

Cultura

En vista del gran éxito alcanzado por Autoterapia en poco más de dos semanas, analizamos las canciones del nuevo disco de IZAL Anunciábamos en...

A %d blogueros les gusta esto: