Inicio Deportes Baloncesto Aplastante victoria del Real Madrid que vale una Copa

Aplastante victoria del Real Madrid que vale una Copa

0
Fuente: @RMBaloncesto

Los de Pablo Laso recuperan el trono perdido en la temporada anterior ante un benevolente anfitrión  

Luis Casimiro dio entrada al siguiente quinteto: Toupane, Thompson, Gerun, Fernández y Adams. Por otra parte, Pablo Laso se enfrentó a los locales sacando en escena de inicio a Campazzo, Carroll, Deck, Randolph y Tavares.

Los madridistas habían dado sendas lecciones de resiliencia y concentración durante los cuartos de final ante Bilbao Basket y Valencia Basket.

Tocaba hacer lo propio con un Unicaja que incrementa su nivel paulatinamente. De este modo, tocaba intimidar a los andaluces a base de faltas personales durante los primeros compases.

Habiendo castrado la agresividad de los de Casimiro, tocaba darle fluidez al juego. Este hecho provocó Campazzo y Carroll comenzaron a darse un festín de triples para poner un marcador de 13-26 al final del primer cuarto.

Unicaja necesitaba ponerse las pilas en defensa ante la sangría de los madridistas. Rudy y Trompkins seguían dando lo máximo siguiendo el magisterio de Llull como base.

Ante este vendaval, los malacitanos centraron todos los ataques en la agresividad defensiva de Carlos Suárez y la eficacia anotadora de Brizuela.

Parecía que acechaba un halo de esperanza para que el encuentro abriera un guión como anillo al dedo para el mismísimo Antonio Banderas.

Nada más lejos de la realidad. El ciclón de triples comenzó gracias a Campazzo. Mientras tanto, la imposición defensiva de Tavares hacía inútil los tiempos muertos desesperados por parte del técnico manchego.

La ventaja llegó a acumularse hasta en 31 puntos de ventaja para el equipo rival. De este modo, la victoria estaba casi hecha antes de iniciar el segundo cuarto.

Solo quedaba morir el partido asfixiando psicológicamente al rival. El respeto a Unicaja lo habían mostrado dándoles una paliza en su propio pabellón.

El golpe psicológico fue tal que cada gesto de Laso para dar órdenes y los símbolos de los jugadores atenazaban los intentos de anotaciones del adversario con tal de compensar el resultado.

Finalmente, el marcardor reflejó un 68-95 que permite la vuelta del Real Madrid a la senda de la victoria tras el varapalo del año anterior.

Doncic fue el primero en felicitar a su ex equipo. El esloveno no olvida al club que le dio el salto a ser estrella mundial. Ahora disfruta del privilegio del All-Star.

Sin duda, tanto Luca como el conjunto blanco derrochan su habilidad de “animal deportivo”. Dicho adjetivo también es denotado por un equipo como Unicaja que ha saboreado la derrota en su propio estadio.

El carácter digno de un perdedor noble como Casimiro se reflejaba a la hora de dar la enhorabuena. Él es un resiliente de los pies a la cabeza que nada da por perdido.

La temporada de su equipo estaba en peligro hace unos meses. A día de hoy, está vivo en todas las competiciones. Seguramente que todo su plantel aprenderá de cara a un futuro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.