Connect with us

Actualidad

Un final digno para ‘Cómo defender a un asesino’

Published

on

El pasado 15 de mayo se estrenó el último capítulo de la serie de ABC “Cómo defender a un asesino” tras un parón de cinco meses entre una mitad y otra de la sexta temporada. Después de seis años de emisión, en los que la serie de Peter Nowalk ha ido acumulando admiradores alrededor del mundo, llega el momento de decir adiós.

Cuando llevas tantos años siguiendo una serie no te imaginas que vaya a acabar. A lo mejor es por eso por lo que esperaba que en el último momento cambiaran las cosas, que hubiera un plot twist y que quedase otro misterio sin resolver para el K5 (o lo que ha ido quedando de él). Pero lo que realmente pasa en el último capítulo de Cómo defender a un asesino ha superado mis espectativas positivamente. Tranquilos, que en esta crítica intento que no haya spoilers.

La sexta temporada arranca fuerte, con algún que otro personaje principal desaparecido de escena. Aunque después de la muerte de Wes Gibbins (Alfred Enoch) en la tercera temporada nada me sorprende. Recordemos que era el claro eje vertebrador de la serie hasta el momento, después de Annalise Keating (Viola Davis). Lo que estaba claro es que esta last season estaba para solucionar todo lo que se había quedado abierto con el paso de los años, solo tenía quince capítulos para desenvolverse. Cuál fue mi sorpresa cuando, en lugar de cerrar tramas, abren otras completamente nuevas a partir de la segunda parte de la entrega.

Los recursos

Esta serie se ha apoyado en el uso de los flashforwards con la intención de que el espectador siga todas las pistas de un suceso. Es decir, primero muestran una parte de una escena del crimen para que, poco a poco, se vaya desentramando lo que realmente ha ocurrido. Este recurso está presente desde el mítico plano de la moneda dando un giro en el aire, en el primer capítulo. Así, el espectador se siente incluido dentro de la trama.

Hasta aquí todo en orden.  El problema está en que en los últimos episodios empiezan a abrirse tramas complejas que a simple vista parecen no tener ninguna conexión, y la serie empieza a adoptar un tono casi telenovelesco. No sé si he sido la única que ha tenido esta sensación, pero me decepcionó bastante. Incluso pensé que era una especie de estrategia para “estirar el chicle”. Qué equivocada estaba.

El final

Desde la primera imagen del funeral están jugando contigo, haciéndote creer que lo que están viendo es algo que va a pasar en poco tiempo. Te tienen acostumbrado a eso durante toda la serie. En realidad, no hay ninguna cuenta atrás como en otras ocasiones; no te avisan de cuando van a tener lugar los hechos realmente, pero desvían nuestra atención de este dato con las tramas individuales de los protagonistas.

En mi opinión, es difícil hacer finales dignos. Muchas veces nos decepcionamos con cómo termina una serie pero a este no se le puede reprochar nada. Se cierran todas las tramas, incluso las más inverosímiles tienen su explicación. Así que, si está leyendo esta crítica sin haber acabado Cómo defender a un asesino, puedes estar tranquilo: el último misterio que te queda por resolver es que todo depende de la perspectiva desde la que te lo cuenten. 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: