Connect with us

Arte

“Sunstone 3”: lo más difícil de una relación es consolidarla

Reseñamos el tercer volumen de Sunstone, la obra erótica BDSM creada por Stjepan Sejic y editada por Panini en su línea Evolution comics

Hace unas semanas tuvimos ocasión de reseñar tanto el primer como el segundo volumen de los cuatro publicados en castellano hasta la fecha de Sunstone. En esta ocasión, vamos a centrarnos en el tercer tomo, que puede interpretarse como de transición, preparando el terreno para el futuro de la relación entre Lisa y Ally.

En primer lugar, este tercer tomo presenta a un nuevo personaje, Anne, al tiempo que permite conocer algo mejor a algunos de los que ya se incorporaron en el volumen anterior. No llega a adquirir un tono coral, pero sí se crean nuevas líneas argumentales de interés que van más allá de la pareja protagonista.

Por otro lado, siguiendo con los titubeos iniciales en una relación, se plantea un nuevo dilema que merma la seguridad de Ally. Las cosas con Lisa funcionan bien, aparentemente demasiado bien, y Ally está lista para dar un paso más. No obstante, apenas llevan saliendo unas semanas, así que no quiere arriesgarse a precipitarse y poder arruinarlo todo. Sus preocupaciones terminan afectando a sus encuentros sexuales, por lo que, finalmente, Ally reúne el valor para compartir sus inquietudes con Lisa. Lo que ocurre después podría considerarse, en cierto modo, un cliffhanger, ya que, aunque conocemos las posturas de ambas respecto al asunto en cuestión, su desarrollo queda en el aire para la siguiente entrega.

No deja de resultar llamativo el protagonismo de los sentimientos de Ally, tanto en este tomo como en el anterior. Más allá del hecho de otorgar profundidad al personaje, esta fuerte presencia del punto de vista de Ally contribuye a confirmar el éxito de estos primeros pasos de la relación, algo que ya se ponía en evidencia, desde el primer tomo, mediante la línea temporal. Lisa comenzaba el primer volumen narrando su historia, y durante todo el camino, ha habido pequeñas incursiones (que han servido como conclusiones a tramas o puntos de inflexión de las mismas) en las que ha hablado en momento presente, confirmando a los lectores que ambas mantienen una relación firme y consolidada. Dando un mayor protagonismo y visibilidad a los sentimientos de Ally y a su mundo interior, lo que se consigue es que, a pesar de que la narración siga recayendo en Lisa, Sunstone se vaya transformando poco a poco en la historia de las dos.

Como decíamos, este tomo es, en cierta medida, un tomo de transición entre lo que sería el inicio de la relación y lo que depare el futuro. En este sentido, el tercer volumen de Sunstone presta atención también al elenco de secundarios, que paulatinamente van adquiriendo una mayor entidad. Además, de manera muy oportuna, se vuelven a sacar a relucir algunas ideas subyacentes en los tomos anteriores, preparando el terreno para una futura eclosión.

A diferencia de los volúmenes 1 y 2, este tercer tomo carece de contenidos extra, más allá de una ilustración de cierre que posee, además, bastante relación simbólica con la gran preocupación de Ally que comentábamos anteriormente. Aunque no deja de ser interesante, se echan de menos las palabras de Stjepan Sejic sobre algún aspecto de su proceso creativo y las ilustraciones y sketches más distendidos.

Doctora en Historia del Arte. Divulgadora cultural. Miembro de la Asociación de Críticos y Divulgadores de Cómic. Autora del libro "Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón".

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Arte

A %d blogueros les gusta esto: