Inicio Actualidad San Sebastián 2019: ‘La hija de un ladrón’ arrasa en la Sección...

San Sebastián 2019: ‘La hija de un ladrón’ arrasa en la Sección Oficial

0
Cartel del Festival

El festival llega a su fin y se han presentado ya las últimas películas que compiten en sección oficial, como son ‘Patrick’, ‘La hija de un ladrón’ y ‘Rocks’. También se ha podido ver en Horizontes Latinos ‘Araña’ con María Valverde en el reparto.

Se termina la 67 edición del Zinemaldia, pero antes quedaban algunas películas a competición por ver. Es el caso de la portuguesa ‘Patrick’, una cinta que trata sobre un chaval de 8 años que es secuestrado y reaparece 12 años después en París.

Festival de San Sebastián

Pese a que la premisa de este drama de personajes es potentísima, lo cierto es que solo funciona su principio y su final; todo el segundo acto donde desarrolla la historia y los personajes se queda a medio gas porque el guion confía plenamente en el concepto base del que surge la historia. Los personajes tienen traumas y tienen una profundidad que nunca termina de contarse en la película. Patrick es un gran desconocido porque ni el actor es tan bueno interpretándolo ni está tan bien escrito; de hecho, se podría decir que es un personaje muy antipático y que causará rechazo en el espectador. Su madre también vive traumatizada tras la pérdida de su hijo y la posterior reaparición cuando ella ya había asumido que lo había perdido para siempre; pero ni ella es interesante ni termina de verbalizar ni mostrar qué está sintiendo. Esta es una ópera prima de Gonçalo Waddington y aunque el proyecto parecía fuego acaba vendiendo humo por no exprimirlo lo suficiente.

Más tarde se ha visto ‘Araña’, una cinta de Horizontes Latinos, protagonizada por Mercedes Morán y la española María Valverde. En ella se trata una historia de amor a tres bandas donde los personajes pertenecen a un grupo terrorista de extrema derecha.

Festival de San Sebastián

La película se divide en dos líneas temporales; el presente donde una espléndida Mercedes Morán lleva las riendas de la historia y en la que se ven las cicatrices que ha dejado en ella los años; y el pasado, donde explica qué pasó con los personajes protagonistas de la historia y sobre todo con el femenino, que está interpretado por una maravillosa y carismática María Valverde; un personaje que le viene hecho a medida y con un brillo y acento chileno que hace plantearse donde ha estado ese nivel de actuación de la española todo este tiempo.

Pese a que al tener dos líneas temporales no funciona todo siempre como debería -el interés en el presente llega a ser anecdótico y relativo-, sí es interesante ver como los personajes se mueven en el espectro de una ideología que hoy en día tenemos muy cerca con la extrema derecha y ponerlo en contexto de un trío amoroso que como siempre ocurre, no acaba bien. Muy recomendable.

Tras esta, se pudo ver inglesa ‘Rocks’, una película muy pequeña que trata sobre una adolescente que es abandonada por su madre junto a su hermano pequeño y que para salir de eso tendrá que recurrir a muchas decisiones cuestionables.

Festival de San Sebastián

Este es cine social Loach pero sin llegar a ese nivel de denuncia; ‘Rocks’ tiene un problema y es que aunque tiene un personaje protagonista maravilloso, no es capaz de hacer empatizar al espectador porque sus decisiones son erróneas una y otra vez; y eso no hace falta estar fuera de la película para verlo; hasta las amigas dentro de la propia historia lo repiten una y otra vez. Además, hay algunos temas que quedan en el aire, como la desaparición de la madre o alguna subtrama con algunas de las otras adolescentes. Sin embargo, pese a todo, esta es una de las películas más satisfactorias dentro de la sección oficial y que no es completamente fallida, porque lo que cuenta lo hace muy bien y Rock y sus amigas son una absoluta delicia.

Por último, Belén Funes ha presentado su ópera prima, ‘La hija de un ladrón’ y ha arrasado absolutamente para todo el mundo.

Festival de San Sebastián

La película sigue la vida de Sara, una joven de 23 años con un bebé que trabaja y vive para sacar adelante a su pequeña familia con el padre de su hijo que no quiere una relación con ella, su hermano pequeño al que quiere sobreproteger todo el tiempo, y un padre que sale de la cárcel y reaparece en su vida para darle una vuelta.

Esta es probablemente una de las óperas primas del año: Funes recrea una historia que podría decirse es una huida hacia delante de Sara, que no deja de moverse, buscar trabajo, intentar ayudar a su familia y amigas para no sentirse sola o no morir, como ella dice en un momento de la película; pero sin embargo Sara está sola.

La protagonista es un personaje escrito a la perfección, con una sensibilidad abrumadora y una Greta Fernández que va a ir a por todas en los Goya porque es sin duda uno de los papeles del año. Sara se muere -metafóricamente- pero no puede hacerlo; da igual que esté sola, que nadie le de el cariño o el apoyo que necesita, ella tiene que avanzar y no puede pararse a pensar en lo que ocurre a su alrededor, porque si para no sabe si podrá volver a arrancar. Eduard Fernández interpreta a su padre y pese a que tiene mucho menos presencia en escena, su aura permanece toda la película y está ahí, y las interacciones con su hija duelen hasta tal punto que su última escena juntos es probablemente una de las más dolorosas que se haya visto este año en el cine español.

Es increíble como este drama social (y algo aséptico) logra con un par de líneas situar a los personajes sin la necesidad de explicar de dónde vienen y cómo han llegado hasta ahí. ‘La hija de un ladrón’    no necesita el contexto, porque lo imaginas. Sara tiene mucha vida pese a sus 23 años, te crees su entorno y te impacta el poder que tiene para continuar, para intentar ser una persona normal y sin que todo ello caiga en el drama barato como hemos visto antes en otras películas del cine español. Sin duda esta será una de las historias del año en nuestro país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.