Connect with us

Arte

Un manga para los amantes de los videojuegos: “El laberinto del millón de tatamis”

Reseñamos El laberinto del millón de tatamis, primera entrega del manga que publica Letrablanka

Letrablanka es una pequeña editorial que lleva ya varios años en activo, con títulos de gran interés. Comenzó como plataforma que facilitase la autoedición, y poco a poco ha ido elaborando un catálogo limitado pero plagado de títulos interesantes, como Radiant o City Hall, que cuentan con nutridos grupos de seguidores acérrimos. De cara a 2018, su objetivo es consolidarse como editorial e incrementar tanto el ritmo como la difusión de sus publicaciones. Y para ir preparando el terreno, recientemente han publicado El laberinto del millón de tatamis.

El laberinto del millón de tatamis presenta a Reika y Yôko, dos compañeras de piso que trabajan para una compañía desarrolladora de videojuegos. Las conocemos en plena huida, corriendo y atravesando una serie de puertas que conducen directamente hacia una caída libre desde un piso elevado en un gran edificio aislado en mitad de un bosque. Se trata de un lugar en el que están atrapadas, sin saber cómo han llegado hasta allí o si hay alguna salida.

Acompañándolas, descubrimos que se trata de un mundo alejado de las leyes de la física. Hay pasillos que conducen en bucle al mismo punto, puertas que desembocan en el vacío, objetos que se replican… Y los lectores compartimos el desconcierto de las protagonistas, puesto que no tenemos un narrador externo que clarifique lo que está ocurriendo, sino que precisamente resolver ese misterio es una de las claves que despiertan interés por la obra.

Conforme Reika y Yôko recorren ese extraño edificio y sus alrededores, comienzan a percibir que su lógica interna, que se aleja de la realidad, tiene mucho que ver con el mundo de los videojuegos. Así, conforme van familiarizándose con el espacio, cada vez les resulta más fácil enfrentarse a las distintas complicaciones como si se tratase de un videojuego, lo que les permite lograr algunos avances significativos.

Jugando con la tensión y dosificando muy hábilmente la información, Takamichi, su autor, logró obtener con El laberinto del millón de tatamis una nominación al premio Manga Taishô 2016, uno de los mayores reconocimientos de la industria del cómic nipona.

El laberinto del millón de tatamis es ante todo un homenaje al mundo de los videojuegos. A lo largo de sus páginas aparecen consolas claramente reconocibles, como Play Station 3 o Nintendo DS (aunque se omitan las marcas), y alusiones a videojuegos muy populares, tales como Assassins Creed o la saga de Mario Bros.

Este aspecto es la principal seña de identidad del manga y lo convierte en su mayor atractivo. La experiencia de lectura logra transformarse, y en cierto modo, aproximarse a lo que supone ver un gameplay de un videojuego. Con este título, los jugadores pueden experimentar el mundo del videojuego desde un medio completamente diferente. Pero la historia es lo suficientemente atractiva y la intriga está lo bastante bien llevada como para resultar interesante y muy disfrutable también para aquellos que solamente tengan nociones del mundo del videojuego.

Doctora en Historia del Arte. Divulgadora cultural. Miembro de la Asociación de Críticos y Divulgadores de Cómic. Autora del libro "Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón".

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Arte

A %d blogueros les gusta esto: