Fuente: @el_marcapaginas_rojo

Una nueva saga literaria ambientada en la Suiza de principios del S. XX, con una joven protagonista que tendrá que luchas por demostrar su valía en un mundo de hombre. 

  • Idioma original: Alemán.
  • Género: Narrativa, Novela histórica.
  • Tapa blanda: 576 páginas.
  • Editor: Maeva Ediciones (17 de junio de 2019).
  • Colección: Grandes Novelas.
  • Traducción: Manero Jiménez, Laura.

Sinopsis

Estocolmo, 1913. Agneta, la descendiente de una familia que se dedica desde hace varias generaciones a la cría de caballos, finalmente ha logrado su gran sueño. Ha conseguido que la acepten en la Academia de Bellas Artes y podrá disfrutar de su libertad lejos de la familia, participar en las reuniones de las mujeres sufragistas y pasar las noches con su joven amante, Michael.
Pero todo se trunca cuando su padre y su hermano fallecen en un accidente y Agneta debe regresar inmediatamente a casa para hacerse cargo de la finca familiar. La joven intentará abrirse su propio camino sin ceder a los deseos de su madre, que quiere casarla cuanto antes con el mejor pretendiente.

Reseña

Tenía muchas ganas de engancharme a una nueva saga familiar, de esas que te hacen sufrir un poco. Sufrir en el sentido de que entre novela y novela puede que pase un año. Sí, es una locura, sobretodo en un mercado literario plagado de bilogías y trilogías hasta la saturación, pero una es así, tenía ganas.

Así que cuando Ediciones Maeva me ofreció leer la nueva novela de la escritora alemana Corina Bomann, (La isla de las mariposas, Maeva, 2013), dije que sí, ¡Lo quiero!, culpable. Y puedo decir que me ha rechiflado.

Ambientada a principios del siglo XX en Suecia, La saga de los Lejongård, nos acerca a la vida Agneta, una joven aristócrata sueca que tendrá que demostrar quién es y lo que vale a una sociedad en pleno cambio.

Con una ambientación maravillosa, la escritora nos acerca a los primeros movimientos feministas de la época. A la dificultad de la mujer para asumir papeles que no le corresponden. A las diferencias entre las clases sociales y los cambios entre la vida en la capital Estocolmo y la vida rural.

Lo que más me ha gustado es su protagonista, un personaje fuerte con las ideas claras que no se dejara machacar ni por lo que opinen los demás ni por una madre inflexible. Y es que se enfrenta a diferentes circunstancias a lo largo de la historia que han hecho que cada vez me gustará más. La pérdida de los seres queridos, el engaño en el amor y el miedo a no demostrar lo que vale me han acercado mucho a este personaje.

El elenco de secundarios es estupendo, destacando a Stela la madre de Agneta, implacable, y Marit, su mejor amiga con la que conoceremos el movimiento sufragista de la época.

La parte de romántica de la novela es real como la vida misma, nos cuenta como las mujeres vivían el amor y el matrimonio en la época. Hay amor sí, pero nada empalagoso, lo que se agradece ya que, muchas veces está metido con calzador y hace que se pierda el hilo de la trama principal.

A pesar de sus más de 500 páginas, su lenguaje sencillo y sin mucho relleno, hace que su lectura sea fluida, lo que es todo un logro en este tipo de historias.

En conclusión, he disfrutado muchísimo. Estoy deseando que Maeva traiga el resto de la saga ¡y cuanto antes mejor!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.