Connect with us

Hi, what are you looking for?

Cine

Festival de San Sebastián 2021: ‘Fue la Mano de Dios’ saca lo mejor de Sorrentino

Fuente: Festival de San Sebastián

El realizador italiano presentó ‘Fue la mano de Dios‘, su última película, en el Zinemaldia, donde además dio una masterclass como parte de la sección ‘Conversaciones

Siempre se ha acusado a Paolo Sorrentino de contar historias ajenas a él. Ha hablado de la vejez (Youth), de la falsedad de las altas esferas (La Gran Belleza) y hasta de la iglesia católica y sus ironías (The Young Pope y The New Pope). Pero nunca había hecho nada como Fue la Mano de Dios, donde prácticamente se abre en canal para contar la historia de su vida.

Fue la Mano de Dios, que llegará a cines seleccionados y a Netflix a partir del 3 de diciembre, no es solo la película más personal de Paolo Sorrentino, sino que probablemente sea también la más redonda.

La película nos traslada al Nápoles de los 80, donde Fabietto afronta la adolescencia entre comidas familiares y los nervios por la posibilidad de que un rumor se haga realidad: el fichaje de Maradona por el club de su ciudad. Junto a la llegada del astro argentino, otro acontecimiento trágico sacudirá la vida del joven y le obligará a madurar antes de tiempo.

Fue la Mano de Dios son dos películas en una. En su maravillosa primera mitad – probablemente entre lo más divertido que ha escrito Sorrentino – asistimos a una sucesión de escenas inspiradísimas, donde la cotidianidad de los encuentros familiares de Fabietto se convierte en un genial retrato de las grandes familias napolitanas de la época. Esta primera hora nos sirve para conocer al joven protagonista (visto como un joven Sorrentino), su día a día, su afición por el fútbol y sus primeros pasos en la adolescencia. También nos permite conocer a su extensísima familia, especialmente a sus padres. Toni Servillo (un recurrente del director) y Teresa Saponangelo, con dos interpretaciones perfectas, son el corazón de la película. Es palpable el cariño que Sorrentino ha dedicado a escribir sobre sus padres y su relación, lo cual le da un valor añadido a las escenas más dramáticas.

Fuente: FilmAffinity

Su segunda hora presenta un cambio en tono tan abrupto que parece otra película. Los personajes se ven forzados a evolucionar y a adaptarse a los cambios, cada uno a su manera. El humor pierde protagonismo y el ritmo se vuelve más contemplativo. El drama gana espacio, y Fabietto pasa a ser Fabio mientras deja de ser un niño. Aparece entonces el cine como vía de escape, como un medio que le permite tener un objetivo en la vida y recuperar las ganas de levantarse por las mañanas. A través de Fellini – más a modo de cameo – y especialmente de Antonio Capuano, Fabietto crea un vínculo con el séptimo arte que le hace querer ser director pese a «haber visto solo tres o cuatro películas«.

Fue la mano de Dios es, sin duda, uno de los mejores trabajos de Sorrentino. Es una película capaz de hacer reir y de conmover con segundos de diferencia, que se mueve perfectamente entre géneros, y que hace que sus más de dos horas de duración se pasen rapidísimo. Fue la mano de Dios llegará a cines y a Netflix este 3 de diciembre.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cádiz CF

El Cádiz CF ha anunciado la incorporación del atacante Milutin Osmajic y Santiago Arzamendia, mientras que ayer se despidió de Caye Quintana que no...

Deportes

Su carrera profesional, su vida personal y su palmarés. Ancelotti vuelve al Real Madrid El pasado miércoles 2 de junio Carlo Ancelotti se convertía,...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

A %d blogueros les gusta esto: