Connect with us

Cultura

María Peláe: “’Y quién no’ es un tema súper cañero, incluso más que ‘La niña’”

Published

on

En TimeJust hemos podido hablar con la cantante María Peláe, quien nos ha presentado el que será su nuevo tema “Y quién no”.

La cantante María Peláe comenzó su carrera musical hace más de 10 años, y desde entonces ha ido escalando poco a poco en fama y cada vez  es más conocida en nuestro país. Probablemente la conozcáis por ser la autora de “Arde” y “Nadie se salva”, canciones que cantaron Miki, Natalia y Aitana en las preselecciones de Eurovisión. Pero María Peláe es mucho más que eso.

El próximo 6 de marzo lanzará su nuevo single “Y quién no” y el 15 de abril dará un concierto en la Joy Eslava de Madrid. Quédate y descubre a esta cantautora malagueña emergente.

TimeJust: La semana pasada anunciaste el lanzamiento de tu nuevo single “Y quién no” el 6 de marzo. ¿Qué nos puedes contar sobre él?

María Peláe: “Y quién no” es un tema del corte de “La niña”, el single anterior. Si en “La niña” me puse en la piel de una señora que va a un bar donde solo van chicas pues ahora la señora, que es como yo me considero mentalmente (risas), conoce el mundo de Internet y del Tinder.

TJ: La intención es contar una historia con estas canciones…

MP: Sí, sí. Totalmente. A mí me encanta el momento de teatralidad, el mundo un poco Almodóvar y eso intento trasladarlo a las canciones. En este caso ocurre lo mismo. En el videoclip aparecen tres historias que vienen un poco a expresar lo que quiero decir con la canción. Es una crítica a lo que queremos mostrar en redes sociales.

TJ: ¿Eso es lo que quieres transmitir con esta canción?

MP: Sí, sí. Todo esto desde el punto de vista de la ironía, rozando también el humor. Igual que “La niña” el trasfondo es una crítica social, pero si la dices de una manera suave y divertida a la gente le entra de otra manera. Y por mucho que esté criticando socialmente me incluyo a mí misma.

TJ: Todas estas canciones cuentan una historia, si las juntas podrías hacer un disco…

MP: O una película (risas). Me gustaría en algún momento aunarlo todo dentro de un proyecto. Yo pienso que cada disco es un proyecto en sí, que se desglosa en diferentes carpetas que son esas canciones. Pero hoy en día todo es inmediatez y es single, single y uno tras otro. Y te tienes que sumar también un poco a ese carro porque si no te come el movimiento musical de hoy en día. Por ahora vamos a seguir con los singles y esperemos que en algún momento se pueda todo arrejuntar.

TJ: ¿Realmente has pensado alguna vez en hacer una película?

MP: Se me acaba de ocurrir ahora mismo, pero estaría gracioso hacer un mejunje de todas estas canciones (risas). De momento sí que he escrito algún guion de teatro y también he trabajado en teatro en otros momentos. Todo eso ya de por sí lo plasmo en las canciones y en los directos. Los conciertos tienen mucho de teatralidad.

TJ: ¿Te encargas tú del guion de tus videoclips?

MP: Sí, lo hago yo también. Las dos últimas canciones también están compuestas con Alba Reig, que es la persona que me acompaña en todo esto. Y los guiones de los videoclips los hacemos juntas. Incluso trabajamos juntas en la edición. Trabajamos con un equipo que son la leche, en cuanto a color. Que es una de las características de “La niña”, un color tan vistoso, intentando llevar a lo antiguo, pero no. Tanto la edición como el guion sí que lo marcamos nosotras.

TJ: ¿Cómo ha sido la producción de estas nuevas canciones?

MP: Pues la producción desde “En casa de herrero” hasta ahora ha variado. “En casa de herrero” fue la primera canción en la que no era yo sola con la guitarra, sino que le metimos una producción más moderna. Esa idea fue cosa de la misma Alba Reig, que me dijo que probáramos por ahí. El resultado fue tan bueno que yo a mí misma me tuve que convencer, porque al principio me costó verme en otras cosas, pero ver que la esencia seguía siendo la misma a pesar de que la producción mucho más moderna.

TJ: ¿Te has planteado hacer algún dueto con Alba Reig?

MP: De hecho, Sweet California van a ser unas de las invitadas del concierto del 15 de abril. Esto es una primicia. (Risas)

TJ: ¿Cómo le venderías este nuevo single a alguien que nunca te ha escuchado?

MP: A mí me encanta vender (risas). “Y quién no” es un tema súper cañero, incluso más que “La niña”. La manera que tengo de contar las cosas es cómo realmente te las contaría con una cerveza en cualquier terraza. Por eso creo que la gente lo recibe rápido, porque es como si estuviera hablando con una amiga. Yo lo vendería diciendo: “Mira el videoclip de “La niña” y vete a “Y quién no” y vas a entenderlo todo, incluso a lo que te podrías encontrar en un directo”.

TJ: Desde que lanzaste tu disco “Hipocondría” ha habido una evolución, ¿cómo ha sido esta evolución?

MP: “Hipocondría” fue ya hace tres-cuatro años y fue un disco muy “sudao”. Me prestaron el dinero y ahora estoy devolviéndolo poco a poco. Las cosas cuestan mucho trabajo cuando las estás sacando de manera independiente. Fueron como cinco o seis meses de yo sola con el coche yendo a Córdoba, donde lo grabé. En ese momento estaba dando un poco palos de ciego en cuanto a producción. Y quedó un disco muy de cantautor y flamenco, que es con lo que yo me sentía identificada en ese momento.

Después hice una gira de tres años en la que fui sola con mi cochecillo a todos los rincones habidos y por haber. En las salas de cantautor era demasiado animada y flamenca y en las salas de flamenco era demasiada cantautora. Era como: ¿Dónde encajamos esto? El engranaje perfecto fue la producción siguiente y ver como la esencia de todo lo que venía haciendo y la reacción del público. Yo cuando cantaba en los conciertos con mi guitarra la reacción, las caras de la gente y lo que sorprendía cuando cantaba “Cuando te achucha entra”, que es un pregón. Hoy en día sigo teniendo en los conciertos un momento de yo sola encima del escenario con mi guitarra. Se va el DJ, se va el batería, se van todos y me quedo solita con mi guitarra y eso no lo voy a dejar. Es gran parte de mí, donde nace todo.

De esos tres años de gira, es verdad que te das cuenta cómo reacciona la gente y cuando viene alguien, en este caso fue Alba, que me dijo: “Prueba por aquí”. Ella tiene una visión para las cosas, que yo no sabía que envoltorio era el adecuado y yo creo que la clave de un artista es encontrar la tecla entre lo que tú sientes y la gente percibe. Y yo creo que con esta nueva producción, y esta nueva forma de contar las cosas, estamos dando en la tecla.

TJ: Tienes una gira próximamente en Cádiz, Barcelona, Madrid, Granada… ¿Cuál de todos ellos te hace especial ilusión?

MP: Tengo ganas de todos los conciertos. Yo en Cádiz no toco desde “Hipocondría”. Es como cuando a un amigo le enseñas algo nuevo que has hecho, con toda la ilusión. Y es muy importante para mí tocar en Cádiz y que encima se haya recibido así, con un sold out. Es cierto, que por otro lado llevo mucho tiempo sin tocar en Barcelona. Tocar en el Festival de la Guitarra en Barcelona me supone mucho. Y si ahora te hablo de la Joy Eslava… Yo siempre pasaba por ahí y pensaba: “La gente que lo está medio petando empieza a ir a la Joy”. E ir yo ahora a la Joy me da mucho respeto y mucho nervio. ¿Habrá tanta gente? Esperemos que sí.

TJ: ¿Qué te aportan musicalmente los conciertos?

MP: La María que va a un concierto, y la que sale es otra diferente. Todo lo que pase durante el concierto, ya sea alguna cagada o algo que sale muy bien, eso ya no se te olvida. Yo soy mucho de improvisar, y hay algunas que salen bien y otras que salen mal. Son como 20 ensayos de un concierto. Se aprende muchísimo desde que entras hasta que sales, y también se aprende muchísimo del público.

TJ: ¿Nos esperan muchas sorpresas en estos próximos conciertos?

MP: Sí, está todo organizado para que en ningún momento haya un momento de bajonazo. (Risas). Yo me voy a llevar una bombona de oxígeno para respirar, y ya lo mismo respiro cuando acabe.

TJ: ¿Cuál es la parte del proceso de composición que más te gusta?

MP: Pues imaginarme la historia, porque me encanta las letras. Yo cuando escucho una canción lo primero que escucho es la letra. Hay canciones que no me doy cuenta de que están desafinadas, porque en lo que me fijo es en la lírica y la manera de escribir de cualquier otro autor. Me lo paso bien imaginándome la historia. Y después ya viendo cómo te la voy a contar para que tú la recibas como yo me la imagino.

TJ: ¿Alguna vez alguien ha interpretado la historia de forma diferente a la que tú querías transmitir?

MP: Sí, de hecho todavía hay gente que me pregunta de qué trata “La niña”. Cada uno… Esa es la magia del arte, que tú lanzas el mensaje y se puede recibir de muchas maneras diferentes. Eso es lo bonito. Hay a veces que se puede malinterpretar, pero como todo.

TJ: ¿Cuáles son tus influencias musicales?

MP: Yo desde pequeña siempre he escuchado a las que yo llamo “Las Poderosas”. Mucho Lola Flores, mucho Celia Cruz, mucho Aretha Franklin… Mujeres grandiosas siempre. Soy muy de Enrique Morente también. Fue en el momento justo antes de grabar “Hipocondría” y hay mucho de él en el disco. La Mala Rodríguez ha sido también un gran referente. Tengo muchos por ahí.

TJ: ¿Tienes algún guilty pleasure que la gente no se espere?

MP: Puede ser que alguno haya por ahí. Yo es que escucho de todo desde Los Chunguitos hasta C. Tangana o Daddy Yankee o La Húngura. También escucho mucho a Diego Carrasco o Gloria Estefan. Mi lista de Spotify es una locura, con Serrat y Raphael.

TJ: ¿Con qué artista te gustaría colaborar?

MP: Pues viniéndome arriba la misma Mala Rodríguez, que lo voy a decir muchas veces a ver si le llega el mensaje. Con Rosario Flores sería una gozada, porque conseguir eso sería muy grande. Y a nivel internacional Residente, me moriría.

TJ: ¿Y a quién te gustaría componerle una canción? ¿O componer con él o ella?

MP: Me hace mucha ilusión y hemos enviado, a ver si la cogen, para la Niña Pastori, una de las grandes voces de este país. Sería una gozada que ella cantara una canción mía.

TJ: Con La Mala Rodríguez compartes una cosa… Las dos habéis dado una master class en Operación Triunfo 2020. ¿Cómo fue la experiencia?

MP: Fue muy gratificante porque los chicos están con las orejas abiertas a todo lo que les digan y muchas veces de consejos ya no saben cuál coger. Todos los que vamos allí contamos la historia según nos haya ido. Ellos no saben qué está pasando fuera, pues intenté ser lo más natural posible contando mi historia. Tampoco imponer lo que tienen que escuchar. En ese ratito de charla intenté abogar por la personalidad de cada uno. Siempre cuidando la lírica. Mi intención era que buscaran ellos mismos sus propios consejos. Ese fue realmente mi consejo. Creo que les llegó.

TJ: ¿Estás siguiendo esta edición? ¿Hay alguno que te guste en especial?

MP: Sí, estoy viendo la edición, a trozos. La que creo que es la leche profesionalmente es Nía, es diva bien.

TJ: ¿Has pensado en qué a algún concursante le pega alguna canción tuya para cantarla en el programa?

MP: Pues como muchas de las mías son estilo pregones, es decir, muy personales, pues vería más que cantaran alguna de las canciones sentías. Es como cuando alguna vez han intentado que alguno cante reggaetón y no lo han sentido ese reggaetón, no lo tienen interiorizado, queda raro. Ahora mismo no tengo ninguna canción, pero se podría adaptar alguna sí.

TJ: Durante dos años mandaste dos canciones que fueron a la final de la preselección de Eurovisión (que sepamos)…

MP: La primera vez que yo presenté una canción mía a algo fue “Arde”. Y cayó la breva, pero maravillosamente. Y justo al año siguiente, yo ya estaba con una editora y un grupo de composición y salió “Nadie se salva”, y nos propusimos echarla y volvió a caer la breva.

TJ: ¿Te gustaría participar en Eurovisión?

MP: Fue gracioso, que con “Arde” quedamos los segundos y con “Nadie se salva” los terceros. Pensé que me tendré que presentar yo para que llegue. Es verdad que es algo que lo he dicho medio en broma. Yo veo mi vida como una película, y hay cosas que me parecen interesantes y divertidas por saber cómo se las contaría a mis hijos en el futuro como si fuera un libro. Eurovisión me lo imagino un poco así. En la realidad, es algo que te puede venir bien o te puede venir fatal.

Si encuentro y la canción y me veo con ganas, porque cuanto a más gente llegue, más gente buena y más gente mala. Hay que estar preparado también para eso y tener bastante recorrido. Y que la gente lo conozca antes del momento de Eurovisión. Por ejemplo Blas, mucha gente conoce ya su recorrido. Pase lo que pase, siempre va a salir bien. Y lo va a hacer bien, eso está claro. En mi caso, que todavía me tendría que conocer más gente, una cagada en Eurovisión sería mi cagada mundial. Por eso le tengo tanto respeto.

TJ: Tras más de 12 años de carrera musical, ¿hay alguna espinita que se te haya quedado?

MP: Todo ha sido siempre poquito a poco. Me acuerdo que la primera vez que vine aquí a Madrid la espinita era no tocar en el Libertad 8 y lo terminé consiguiendo. Yo siempre he ido con espinitas muy pequeñitas, espinitas de boquerón. Y me lo he ido comiendo poco a poco. Ahora mismo tengo muchas ilusiones. Todo ha ido ocurriendo como tenía que pasar y muy contenta estoy.

TJ: ¿Cuál ha sido tu experiencia más dura?

MP: Pues ha habido bastantes heavys. Cuando las carreras son de poquito a poco, lo que más cuesta es no echarse abajo. He tenido momentos en los que me he tirado varios meses sin tocar porque se me echó un poco encima todo. Muchas veces pierdes el por qué. Cuando llega un momento en el que un artista toca en un bar y en otro y en otro… Son muchos altibajos. Hay momentos heavys. Hace unos años también tuvo uno heavy de unas promesas que nunca se cumplieron, y jamás saldrá a la luz cuáles fueron. Fue un daño, porque no se puede prometer cosas al aire cuando ves el recorrido y el esfuerzo de la gente. Y para adelante y a tope.

TJ: ¿Y la experiencia más bonita en tu trayectoria?

MP: Realmente los conciertos, cada uno es una experiencia maravillosa. En el que presenté “Hipocondría” fue increíble, el último concierto en la Sala Caracol fue maravilloso… Vi que los resultados fueron buenos, y que fue una experiencia agradable.

TJ: ¿Qué consejo le darías a la María Peláe en sus comienzos?

MP: Que se relajara. (Risas). Incluso las cosas malas te llevan a pensar que ninguna decisión es fundamental, nada es esencial, nada es importante. Sí que me diría que me tomara todo con más tranquilidad, porque llegué a coger mucho peso, de los nervios.

TJ: ¿Y cuál ha sido el mejor consejo que has recibido?

MP: He tenido bastante suerte de rodearme de personas que me han aconsejado muy bien. Tantos consejos de Vanessa, de Rozalén o de la propia Alba. Todos me han servido muchísimo. Desde “Busca que es lo que realmente se te da bien o que es lo que tienes tú de especial”. Fue un gran consejo. Hace 6-7 años en un café que me estaba tomando con Rozalén, yo estaba muy rayada, porque estaba de trabajadora social, en un musical y tocando. Todo a la vez. Para mí el trabajo era lo que me daba dinero. Y ella me dijo: “¿Y por qué el trabajo no es cantar?”. Siendo esta mi prioridad, y desde hace cinco años solo toco.

TJ: ¿Cuáles son tus objetivos para este 2020?

MP: Seguir trabajando mucho. Que los conciertos salgan muy bien y que cada vez el boca a boca sea mayor. Y que se reciba bonito.

TJ: ¿Y has pensado alguna vez en participar en Tu Cara Me Suena? ¿A quién imitarías?

MP: A Lola Flores. Me encantaría. Que me caracterizaran de ella y yo salir con una bata de cola en Tu Cara Me Suena. Yo creo que eso me daría una gran gozadera conmigo misma.

TJ: Si te tuvieras que describir con tres palabras, ¿cómo te describirías?

MP: Nerviosa (risas), sentía y natural.

Si os habéis quedado con ganas de más, no os perdáis sus próximos conciertos y el single que sacará la primera semana de marzo. Además, podéis seguir leyendo la entrevista previa que le hicimos en TimeJust.

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Escribo sobre series, cine, música y Eurovisión. Me encargo de la sección de Novedades musicales, de todas las películas de Marvel y de las galas de OT. También escribo mis propias historias.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: