Connect with us

Cómic y novela gráfica

Historias de amor y furries: ‘El jefe es una onee’

Published

on

En El jefe es una onee, Nagabe propone un triángulo amoroso entre furries. ¿Quién logrará conquistar el corazón de Failnail?

Uno de los invitados estrella del pasado Salón del Manga de Barcelona fue el mangaka Nagabe, autor de La pequeña forastera. La editorial ECC aprovechó esta visita para publicar algunas de sus obras más allá del título que le ha labrado la fama internacional, y entre los elegidos se encuentra El jefe es una onee, un tomo autoconclusivo que se aleja de la solemnidad de La pequeña forastera.

El término onee, generalmente acompañado de una partícula en función del interlocutor (sama o chan, por ejemplo), se utiliza en japonés para designar a una hermana mayor, ya sea en un sentido familiar o, de manera más amplia, una mentora o alguien con una implicación cercana. Además, el término posee numerosas connotaciones en determinados géneros, como el pornográfico o hentai y el yuri o amor entre mujeres. En El jefe es una onee, esta palabra hace referencia a la afición secreta del protagonista, Vincent Falnail, que trabaja en un bar de travestis.

En un principio, la obra se plantea como una comedia ligera, algo irreverente y naif en la que se concatenan gags sobre la vida oculta de Failnail y el estrés que le genera mantener su secreto en la oficina. Sin embargo, pronto gira hacia la historia de amor, estableciéndose una suerte de triángulo amoroso que propiciará el crecimiento personal de Failnail.

Para contar la historia de El jefe es una onee, Nagabe recurre a animales antropomorfos como personajes, así distancia la historia de la realidad y facilita un enfoque capaz de superar la homofobia y la incomodidad ante sexualidades vividas fuera de los cánones impuestos por la sociedad. Aunque la historia encaja dentro del género del Boys’ Love o amor entre mujeres, un género muy popular en el mercado manga nipón, tanto la parte más seria y dramática del relato como el tono distendido y humorístico se ven favorecidos por esta decisión de presentar a los personajes como animales, aprovechando para desprender una gran imaginación en su diseño.

En este sentido, destaca el mensaje de naturalidad e inclusión que transmite el manga, ya que el entorno de Failnail se esfuerza por hacerle sentir cómodo consigo mismo a medida que conocen sus secretos. Así, resulta una historia amable, con final feliz, que deja un buen sabor de boca y refuerza la sensación de esperanza frente a los lentos avances de la comunidad LGTBI+.

Doctora en Historia del Arte. Divulgadora cultural. Miembro de la Asociación de Críticos y Divulgadores de Cómic. Autora del libro "Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón".

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: