Inicio Cultura Dani Martín: alma de guerrero en Zaragoza

Dani Martín: alma de guerrero en Zaragoza

0
Foto: Noelia Herrero

Una vez más, Dani Martín demostró por qué hace ‘sold out’ cada vez que toca en un escenario. Ayer, en Zaragoza, dio más de 100 motivos.

Alma de guerrero. Es lo que tiene Dani Martín. Da igual cuantos conciertos haya dado este año. No importa el desgaste. No importa nada más que el cariño, las ganas de hacer las cosas bonitas y mejorar el mundo, y darlo todo ante sus fans, que son los que siempre están ahí para dejarse el alma con sus letras y que siempre apoyan, da igual si son 18 o 25 años. Eso es de lo más importante que puede tener un artista.

Foto: Noelia Herrero

En plenas fiestas del Pilar, de las que se dicen que solo tienes una opción: sobrevivir, Martín no solo las resistió sino que las conquistó. Esto, que solo está reservado para las leyendas, fue un hito conseguido por uno de los cantantes que más disfruta encima de un escenario, siempre acompañado por su fiel banda, The Reventones, que la rompen acompañados de las letras y la voz del ex de El Canto del Loco.

Volver a disfrutar y seguir Dieciocho años después

Con una escenografía única y especialmente diseñada para la gira de ‘Grandes éxitos y pequeños desastres’, el cantante comenzó por todo lo alto. Tras usar un cronómetro y la cuenta atrás, en la que todo se fundió a negro, comenzó el rock and roll. ‘Volver a disfrutar’, una de las canciones más conocidas, fue la encargada de abrir el fuego en el Pabellón Príncipe Felipe, uno de los lugares más multitudinarios de Zaragoza, volcado con Dani Martín.

Foto: Noelia Herrero

Ataviado con sus ya clásicas camisetas de la NBA, ‘Cero’, ‘Dieciocho’ o ‘Ya nada volverá a ser como antes‘, se iban sucediendo a lo largo de una noche de lo más especial. El artista madrileño se dejaba la voz en todas y cada una de sus canciones, se movía como nadie a cada minuto, con una electricidad especial que ya es otro de los clásicos de ‘Grandes éxitos y pequeños desastres’, lo que supone una hazaña prácticamente imposible de conseguir.

Siempre cerca y arriba

Durante casi 3 horas, el Príncipe Felipe disfrutó como nunca de las grandes canciones de uno de los mejores y más completos artistas de todo el panorama musical español. Pero no solo suyas fueron las canciones que se escucharon en el lugar. Letras de Serrat, Sabina, Green Day o incluso de Amaral, haciendo un guiño al grupo maño, se tocaron a lo largo de todo el concierto gracias al empeño de Dani Martín.

Foto: Noelia Herrero

Y llegó el final. Nadie quería marcharse, querían disfrutar mucho más del arte del madrileño. Y él cerró de la mejor manera posible. ¿Qué canción faltaba que echase de menos la gente? Exacto. ‘Zapatillas’, la que es sin duda una de las obras cumbre de El Canto del Loco, fue la elegida, una noche más, para cerrar un concierto mágico, y que se convierte en uno de los últimos de la gira, que cerrará en Madrid en dos conciertos los días 16 y 17 de noviembre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.