Connect with us

Actualidad

Crítica de ‘Songs for the Drunk and Broken Hearted’, lo nuevo de Passenger

Passenger Songs for the drunk and broken hearted (1)

El pasado viernes 8 de enero el británico Passenger estrenó su nuevo trabajo de estudio, titulado Songs for the Drunk and Broken Hearted, un disco que sigue su línea pop-folk.

Si os hablo de Mike Rosenberg, muchos no sabréis a quién me refiero. En cambio, si hablo de Passenger, nombre artístico de Rosenberg, probablemente todos reconoceréis al autor del hit de 2012 Let Her Go. Pero, ¿qué fue de él después del exitoso single? La realidad es que tras el pelotazo de la balada, el británico no ha presentado ningún otro tema que haya logrado la misma repercusión. Sin embargo, eso no ha impedido que siga con su trayectoria musical. 

Como apertura de 2021, el pasado viernes 8 de enero, Passenger estrenó Songs for the Drunk and Broken Hearted, su decimotercero disco de estudio, su duodécimo en solitario desde la disolución de la banda que da nombre al artista. Trece discos se dice pronto. Y es que desde 2014, el británico ha publicado un álbum cada año, sumándose a los cinco que ya formaban parte de su larga trayectoria.

Inicialmente, el álbum tenía previsto ver la luz en mayo de 2020, pero con la llegada de la pandemia Rosenberg aplazó su lanzamiento para, en su lugar, publicar Patchwork, un disco íntegramente compuesto durante el confinamiento. Ahora, parece que la llegada del año nuevo ha sido el momento idóneo para lanzar Songs for the Drunk and Broken Hearted. Como se puede intuir por su título, la temática principal del disco es el desamor, pues Passenger lo escribió con el corazón roto a causa de una reciente ruptura. El dolor, la tristeza y la nostalgia son algunos de los sentimientos que se ven reflejados en las íntimas canciones que componen el álbum. 

Formado por diez temas y sus respectivas versiones en acústico, este nuevo disco, como todos los de Passenger, está hecho para ser la banda sonora de una tranquila tarde tanto de verano leyendo en la playa, como de invierno sentados al calor de la chimenea. Los calmantes y reconfortantes ritmos de las canciones están logrados en gran parte gracias a la característica voz del artista y su guitarra acústica que rasguea con delicadeza, además de la batería y el piano. 

Al final, Songs for the Drunk and Broken Hearted acaba resultado una sucesión de pistas cohesionadas entre ellas, donde, para mal, no acaban por destacar muchos temas encima del resto. Quizás Sword from the Stone, Remember to Forget, What Are You Waiting For o A Song for the Drunk and Broken Hearted tienen ritmos y letras más pegadizas y menos monótonas que el resto de canciones. 

Lo que está claro es que Passenger no busca volver a lanzar un éxito como Let Her Go, al menos de momento. Tampoco tiene intención de innovar ni arriesgar. Simplemente sigue haciendo lo que le ha funcionado desde hace 13 años y le sigue funcionando a día de hoy: canciones de pop-folk con una producción minimalista, que los oyentes y amantes del folk siempre reciben con los brazos abiertos. 

Aunque nos falten otras cosas, que la música no nos abandone nunca.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Actualidad

A %d blogueros les gusta esto: