Connect with us

Hi, what are you looking for?

Cine

El Practicante: El Goya frustrado de Mario Casas

El practicante, Mario Casas
El practicante, Mario Casas Fuente: Netflix

Su protagonista, Mario Casas, hace el papel de un machista que muestra su punto álgido tras quedarse inválido en una silla de ruedas.

En primer lugar, me animé a ver este estreno de Netflix por toda la publicidad que habían invertido en él. Además, muchas personas aseguraban que Casas, había hecho un papel digno de un Goya, pero ya os adelanto que para nada es así.

Sus guionistas son Carles Torres, David Desola, y Hèctor Hernández. Sinceramente, no sé en qué estaba pensando este trío de guionistas cuando decidieron escribir esta historia. Y mucho menos qué hace Netflix produciendo esta película.

Vemos a un Mario Casas cansado y desvanecido. Para este film se ha tenido que someter a otro gran cambio físico, aunque no tan notorio como el que hizo para grabar El fotógrafo de Mauthausen.

Un escenario lúgubre acompaña durante toda la película, siempre atardeciendo, la noche hace un papel muy importante. En una casa antigua por la que apenas entra la luz podemos ver a Déborah François, Vanesa en la película, compartiendo su vida con Ángel, Mario Casas.

Si quieres verla, no sigas leyendo. Comienzan los spoilers.

En mi humilde opinión no hay una escena acertada, desde cuando mata al perro con el típico “filete con agujas” porque ladra hasta cuando manda un mensaje a Guillermo Pfening, Ricardo, desde el móvil de Vane, haciéndose pasar por ella para dejarle estando embarazada.

Demasiado tópico, todo es bastante predecible.

Sin embargo, el trato que le dan al machismo en esta película haciéndolo pasar por “thriller psicológico” me parece absurdo. Así como el trato que se le da a la persona en silla de ruedas.

La relación inicial entre Vero y Ángel, hasta que él tiene el accidente, se puede tildar de “normal” aunque Casas ya deja entrever sus celos obsesivos. Estos se agravan con el accidente, al igual que su actitud machista. Ángel le replica a Vero de qué van a vivir cuando esta le cuenta su sueño de hacer unas prácticas en un centro veterinario.

Antes de esto, un inciso, se cree tan varonil que hace ver que él no puede tener problemas con sus espermatozoides cuando Vero quiere tener un hijo pero no logra quedarse embarazada.

Celos enfermos y obsesivos

Continuemos, todas las noches Vero se iba a estudiar con un compañero, esto hace que los celos de Mario Casas se vuelvan enfermos, hasta tal punto que instala una aplicación en el teléfono de ella para espiarla en directo, teniendo acceso a su cámara y micrófono en vivo así como a sus conversaciones en el chat.

En medias de estas, el perro que ladra por las noches, de su vecino Vicente, le llega a molestar tanto que decide matarlo, cómo no, con el topicazo del filete con agujas. Inciso. Los perros ladran, los bebés lloran y los humanos cada vez somos más gilipollas.

Vero descubre la aplicación tras un descuido de Ángel, mientras este está en la bañera. Decide hacer la maleta e irse. Casas, lejos de estar contento con esta situación provocada por él mismo, decide seguir espiándola, siguiéndola en taxi o por la calle.

Mientras una noche le sigue descubre que está embarazada y que está saliendo con Ricardo, antiguo compañero de ambulancia de Ángel, al que este culpa de haber tenido el accidente. Pero qué casualidad. No había más actores para la película que tenía que enamorarse Vero del compañero de trabajo. Otro clásico más.

Un día, mientras le está siguiendo, aprovecha que está sola y se acerca a ella por la calle para, según él, ‘despedirse’. Pone la excusa de que esta vida no merece la pena y como a ella le da lástima (pobrecita, claro), decide acompañarle a casa. ERROR. Chicas, nunca acompañéis a casa a un ex vosotras solas. Tanto la realidad como estos films nos demuestran que nunca hemos de hacerlo.

Al llegar al portal, él le recuerda que tiene una caja con cosas suyas y ella decide subir a por ellas, ¿qué pasa entonces? ¿Ya os lo imagináis no? Claro, la secuestra. Pero lejos de parecerse a ‘365 días’, menos mal, porque ya era lo que faltaba. Ella quiere escapar de allí.

Sin embargo, con la obsesión de Mario Casas, le llega a pinchar en varias veces morfina para que no sienta las piernas y así no pueda caminar ni escaparse por ende. Y os preguntaréis, ¿nadie denuncia su desaparición? ¿Sus vecinos no escuchan los gritos?

Claro que sí, pero el cínico de Ángel los mata a todos, no hay otra solución para él, viendo esta situación se me venía a la cabeza una canción de Porta, la Bella y la bestia en la que el verso dice “si no eres mía, no serás de nadie, ¿entiendes?”.

Mata a Vicente el vecino cuando le va a reprimir por unos gritos que ha escuchado amenazándole con llamar a la Policía y después mata a Ricardo, el padre del bebé y actual pareja de Vane.

En un descuido, Vane consigue llegar al rellano mientras hace fuerza con los brazos, dado que sigue sin tener sensibilidad en las piernas. Pero qué raro. Justo cuando llega Vane al descansillo por el ascensor aparece Mario con su silla de ruedas. Se pelean y Vane consigue tirarle por el hueco de las escaleras.

SURREALISTA

Cae dos o tres pisos, aquí viene la única parte que no te esperas, porque es que es surrealista. ¡Mario sigue vivo! Sí, con su minusvalía y tras caer tres pisos al vacío, queda aún peor de lo que estaba, pero sigue vivo y ¿sabéis quién aparece en el hospital? Vane, asegurando que es su novia y que le va a cuidar.

Así acaba la película, un consejito Vane, vive tu vida hija mía, ¿de qué te sirve pagarle con su propia moneda ahora?

En resumen, el empedernido machista del protagonista de Mario Casas, sale a la luz y lejos del Goya lo que hace es una mancha tremenda en su carrera que será difícil de superar. Una pregunta tanto a Netflix, como a su director y a sus guionistas, ¿qué habéis visto de nuevo en este film para decidir llevarlo a cabo? ¿Creéis que iba a gustar? Todo lo contrario.

No por tener un accidente y quedar parapléjico se te jode la vida y no por ello te tienes que volver más gilipollas e inaguantable con la gente que te quiere. Pero en este caso, si es verdad que Ángel ya apuntaba maneras desde el comienzo de la película.

Mi valoración un 0 para la película y para el personaje de Ángel y un 10 para Déborah y el perro.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

Cultura

En vista del gran éxito alcanzado por Autoterapia en poco más de dos semanas, analizamos las canciones del nuevo disco de IZAL Anunciábamos en...

A %d blogueros les gusta esto: