Connect with us

Cine

‘Amor en polvo’: cómo naturalizar el sexo

Published

on

Fuente: IMDb

‘Amor en polvo’ llegó el pasado viernes a la gran pantalla de la mano de los cortometrajistas valencianos Suso Imbernón y Juanjo Moscardó Rius. Una historia que combina amor y sexo para tratar el intercambio de parejas y donde, mientras una se forma, otra comienza a descomponerse.

Amor en polvo nace de la relación entre Pablo (Enrique Arce), una persona orgullosa, estancada e inmadura que se encierra en el baño tras cada discusión; y Blanca (Lorena López), una persona inconformista que siempre necesita más y tiene tendencia a comenzar las controversias.

Blanca, reparando en su decadente atracción sexual hacia Pablo, propone realizar un intercambio de parejas con el pretexto de vivir experiencias diferentes. Sin embargo, ambos, con sus motivos particulares, comienzan a plantearse la raíz de los problemas que dañan la relación y la razón que les lleva a continuar en ella.

Fuente: IMDb

La problemática reside en que, para llevar a cabo esta práctica, resulta necesario respetar ciertas reglas o, por consecuencia, el desenlace puede ser fatal. La primera regla es no tomar el intercambio como la solución a todos los problemas de la relación, es decir, no elegir un momento de crisis para iniciarse. La segunda es realizarlo con otra pareja que busque lo mismo, no con solteros. La tercera es, básicamente, que la elección de “los otros” sea conjunta. La situación no se vaticina prometedora cuando, nada más empezar, no se cumplen ninguna de estas reglas.

 

Dos historias

Al no encontrar una pareja dispuesta para el intercambio, Pablo y Blanca deciden recurrir a dos amigos cercanos. Pablo llama a su amigo Lucas (Luis Miguel Seguí), quien no se despega de su trabajo en Londres, mientras que Blanca llama a su amiga Mía (Macarena Gómez), una persona que quiere exprimir al máximo el día a día. La noche del intercambio se citan los cuatro en un restaurante con el fin de conocerse antes de llevarlo a cabo. Sin embargo, Pablo y Blanca comienzan a discutir en su apartamento y no acuden al encuentro. Por otro lado, Lucas y Mía, ya en el restaurante, deciden esperar juntos a la pareja. Tras entablar conversación y pedir algunas cervezas, intiman y entre ellos nace una conexión.

Fuente: IMDb

Por tanto, mientras en el apartamento de Blanca y Pablo ocurre una discusión determinante para la relación, en el restaurante una pareja comienza a enamorarse, realizando un contraste muy bien ejecutado entre dos etapas de un mismo proceso. Pueden verse claramente las dinámicas de amor y amistad entre los cuatro personajes y cómo, poco a poco, Blanca y Pablo van descubriendo que “ni es oro todo lo que reluce, ni toda la gente errante anda perdida”.

 

Naturalizar el sexo

La película no solo es especial por tratar el sexo de forma explícita, sino que, además, va alternando entre dos escenarios. Al desarrollarse mayormente en el apartamento y el restaurante (a excepción de dos únicas escenas que transcurren en el exterior), el guión cuenta con un peso fundamental. Cuenta con un ritmo bastante dinámico, consiguiendo que el poco desplazamiento no se haga pesado. Incluso es posible perder la noción del tiempo y pensar que ha empezado hace apenas veinte minutos, cuando realmente ha transcurrido casi la mitad de la película. Además, entran en juego algunos factores sorpresa (ciertamente surrealistas) que hacen más ameno el visionado.

Fuente: IMDb

Sin duda, es una comedia divertida que trata un tema de actualidad que todavía no está visibilizado del todo. La película presenta el intercambio de parejas como una alternativa para aquellas (bien solidificadas) que necesiten explorar o reactivar su vida sexual. Intenta transmitir un mensaje de normalidad hacia el sexo y los instintos que pueden aparecer durante una relación. Podría sintetizarse así: si un miembro de la pareja se siente atraído por otra persona, ¿por qué no llegar a un consenso y experimentar una situación que puede ser positiva para ambos, antes de reprimir esos instintos o cometer una infidelidad que toxiquen la relación?

En definitiva, es una película entretenida y peculiar que ha sabido jugar muy bien con todo lo concerniente a las relaciones actuales. El espectador puede sentirse identificado fácilmente con alguno de estos personajes, debido a que han querido contraponer todos los posibles puntos de vista que existen respecto a temas como: el sexo con o sin amor, el intercambio de parejas, la convivencia, la excitación en una relación larga, la infidelidad, el amor, el fracaso o la amistad.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: