Inicio Cultura Cine Cannes 2019: Los Dardenne presentan la interesante pero menor ‘El joven Ahmed’

Cannes 2019: Los Dardenne presentan la interesante pero menor ‘El joven Ahmed’

0
Fuente: Festival de Cannes

Otro de los pesos pesados de la Sección Oficial de Cannes: los hermanos Dardenne han pisado por por fin el Palais de Cannes para presentar su nueva película, El joven Ahmed.

El joven Ahmed cuenta la historia de un joven de 13 años que comienza a mostrar interés por sus raíces musulmanas y el islam desde su máxima pureza frente a las convenciones sociales de una Bélgica actual.

Pese a que esta es su octava participación a concurso en el Festival de Cannes, los Dardenne siguen demostrando tener pulso por contar ciertas historias de carácter social que el cine norteamericano ni siquiera puede entender, pero que en Europa están a la orden del día. Si en Dos días, una noche ponían contra las cuerdas a una excelente Marion Cotillard por la paga extra para mantener su trabajo y en La chica desconocida era la doctora Adèle Haenel que sentía que por culpa del sistema dejaba morir a una inmigrante, en esta ocasión es un joven belga el que vivirá en la tesitura de renunciar a su vida como la conoce y abrazar el islam desde su vertiente más radical, o seguir con las convicciones occidentales en las que se ha criado.

Pese a que El joven Ahmed cuenta una historia muy interesante y de la que se puede extraer un debate y mensaje bastante extenso, es difícil no ver esta como una cinta menor de los Dardenne; le falta fuerza y solidez para ser una de las películas importantes dentro de su filmografía. La historia dura menos de hora y media, y solo es una presentación, sin entrar de lleno en este tema, quizás porque los belgas justo lo que querían era esto o quizás porque no querían remover mucho un tema que puede traer mucha polémica.

Ahmed es un chico que se ha criado en la sociedad occidental, pero su imam (persona que se encarga de la dirección espiritual de una comunidad de creyentes) intenta que tanto él como sus hermanos abracen el islamismo desde una posición total, por lo que el protagonista cambia radicalmente –o eso cuentan, porque el espectador ya empieza la historia con el chico intentando cumplir con su religión-. A partir de ahí se verá a Ahmed enfrentándose a su madre, su profesora o sus educadores por el tema de la religión.

Para la valentía y verdad que han mostrado muchas veces los Dardenne, en esta ocasión no parece que se hayan querido manchar las manos con este tema y han pasado de puntillas, sobre todo con el final, ya que si hay algo que siempre podemos sacar de los belgas son enseñanzas y en esta ocasión, la última escena no llega ni siquiera a ser conmovedora. El final no es justicia divina, ni es la temeridad llevada hasta sus últimas consecuencias; es un niño que está asustado y que no sabe ni en lo que creer.

El joven Ahmed es una cinta menor, prescindible, a la que le falta un guion más elaborado para entrar en harina y es una constante sensación de que le falta algo y podría ser mucho mejor de lo que acaba siendo. Sin embargo, al espectador al que le guste generarse preguntas y debatir sobre temas como la religión, captación de jóvenes y las diferencias entre oriente y occidente, probablemente encuentren muy estimulante esta cinta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.