Inicio Cultura Ana Aramburo, directora de la Biblioteca Nacional de España: “Si uno es...

Ana Aramburo, directora de la Biblioteca Nacional de España: “Si uno es generoso con la vida, la vida quizá sea generosa con uno”.

0
Fachada de la BNE 01
El emblemático edificio de la Biblioteca Nacional de España en el Paseo Recoletos. Fuente: Cristian Mozo.

La Biblioteca Nacional de España nos abre sus puertas para conversar con Ana Santos Aramburo, directora de la institución, sobre algunos de los temas que más resuenan en lo que va de año: el centenario de la muerte de Galdós, la digitalización de autores fallecidos en 1939 y la función de la BNE junto a su Directora.

Esta inspiradora y emocionante entrevista hubiera sido imposible sin el trabajo riguroso, la profesionalidad particular, y el inmejorable trato personal de Maria-Eugenia Medinilla y Arturo Girón, que acompañan a Ana Santos Aramburo en este hermosa y fascinante labor cultural.

Directora BNE 04
Ana Santos Aramburo. Directora de la Biblioteca Nacional. Por: Cristian Mozo.

TJ: El próximo 18 de febrero se cumplen siete años desde su labor en el cargo de la BNE. ¿Cuál ha sido el episodio más memorable que usted recuerda en este tiempo?

AA: Yo creo que, si tuviéramos que destacar un acontecimiento concreto o episodio importante, sería la primera exposición al público del manuscrito original del “Cantar de mío Cid”. Se trata de una obra única para la cultura española que nunca se había expuesto antes por motivos estrictamente de conservación, y que -tratándolo muy cuidadosamente- y de la mano de nuestros estupendos restauradores de muy primera línea, se pudo exponer al público. Fue muy emociónate ver como la sociedad española respondió a esta exposición y cómo ese símbolo de nuestra cultura atraía a tanta gente y de tantos lugares. ¡Había colas desde primera hora de la mañana para poder ver este único ejemplar!

Y como hecho general -que además se produce habitualmente en este casa-, es el sentido de apertura que se le ha dado a la BNE, y también la respuesta que ha tenido la sociedad española, tanto en lo presencial como en el buen uso de lo digital. 

Me alegra la certeza de que a la BNE pueda acudir todo el mundo. Hay que devolver el conocimiento a la sociedad, para que a todos nos permita avanzar.

TJ: Aparte de la exposición “La verdad humana” ¿Tiene la BNE pensado algún evento entorno al centenario de la muerte de Benito Pérez Galdós? ¿Qué tiene que decir la BNE en torno a la figura de este autor?

AA: Actualmente, la BNE conserva una parte importantísima de la obra de Galdós, a la que a través de la Biblioteca Digital Hispánica se puede acceder a más de trescientas de sus obras, que ya están en dominio público como sus colecciones o manuscritos. Teníamos la obligación de hacer esta exposición y de hacerla además lo más atractiva posible, ya que la figura de Galdós sigue siendo de mucha actualidad y un símbolo de nuestra cultura absolutamente necesario.

Lo que significa Galdós en términos literarios para la cultura española: se trata del segundo escritor más influyente después de Cervantes, con una obra riquísima en cuanto a su valor como literatura pero también en cuanto a su contenido. Galdós, es un reflejo de la sociedad del S. XIX español. Sus novelas muestran por primera vez el sentir del pueblo, el alma humana y las pequeñas sensaciones que habían sido hasta entonces tan difíciles de reflejar en las novelas. Galdós abarca desde el convencimiento de la educación y el espíritu ilustrado, hasta el punto de vista ético y cívico.

“Todo lo que es sumar esfuerzos para reivindicar nuestra cultura es imprescindible”. Por: Cristian Mozo.

TJ: El Instituto Cervantes de Madrid y la Biblioteca Nacional han rendido homenaje a autores como Benito Pérez Galdós o los hermanos Machado en lo que va de año ¿Cómo consiguen ponerse de acuerdo entre instituciones?

AA: Nosotros tenemos una excelente colaboración tanto con el Instituto Cervantes como con el resto de instituciones culturales, y nos ponemos de acuerdo en numerosas exposiciones que vamos a realizar conjuntamente. Es más, yo creo que es fundamental trabajar en colaboración en torno a aquellos elementos que tienen que ver con cualquier tema de nuestra cultura española. Todo lo que es sumar esfuerzos, desde diferente sitios para reivindicar nuestra cultura es totalmente imprescindible. Cuanto más diversidad se abarca, más impacto se tiene en la sociedad.

TJ: La BNE digitaliza y pone a libre disposición la obra de Antonio Machado y otros 180 autores fallecidos en 1939 ¿Qué importancia supone la llegada de estos archivos al dominio público?

AA: Es fundamental que los archivos de los autores que cada año pueden ser compartidos como dominio público, puedan llegar a todo el mundo. El dominio público significa que está libre de derechos y por tanto son de libre utilización; ya sea para descargar o para reutilizar los archivos con otros fines. En este sentido, nos permite descubrir o recordar ciertos autores y poder acceder a esas obras de nuevo.

Empezamos hace cuatro años a hacer esta labor. Subimos numerosos autores al dominio público cada año, y cuando podemos vamos hacia atrás, es decir -Galdós es un ejemplo-, pues no ha entrado todavía en dominio público pero hemos digitalizado su obra. Este año haremos una exposición sobre Concepción Arenal, y también digitalizaremos su obra al completo, para que pueda volver a la sociedad. 

A nuestras comunidades autónomas les proporciona muchas veces el acceso a obras que no están allí, y es importante que este conocimiento esté accesible para todos ellos, por eso digitalizamos las obras desde hace algunos años. Hay autores que seguimos leyendo como Lorca y Machado -que ya hemos digitalizado-, pero hay otros que los digitalizaremos lo antes posible porque necesitan ser recordados.

Fachada de la BNE 02
Junto a las puertas, Antonio de Nebrija y San Isidoro. Por: Cristian Mozo.

TJ: El próximo 20 de enero se celebrará el Congreso internacional de Dibujo español e italiano del siglo XVI en las colecciones de la BNE ¿Qué más nos puede contar sobre este proyecto?

AA: La BNE no solo guarda libros y periódicos, sino que guarda la producción editorial en muchos tipos de soportes. El Departamento de Bellas Artes -que es uno de los grandes departamentos de la casa-, conserva la mejor colección de arte en papel, dibujo y grabado de las principales instituciones públicas españolas. Una parte importante de esta selección procede del depósito de la colección de Valentín Carredera -cuya exposición se acaba de clausurar hace unos días-, que son ejemplares únicos de dibujos españoles de los ss. XVI y XVII, en torno a los cuales está trabajando un grupo de investigación de la Universidad de Alcalá de Henares.

Para nosotros es muy importante que nuestras colecciones se estudien con el rigor que necesitan, y que el resultado de esa investigación se pueda trasmitir a la sociedad a través de una exposición que nos permita conocer estas obras mejor, como aportación a la cultura española.

TJ: ¿Qué función desempeña en la sociedad una institución como la BNE hoy en día?¿De qué manera se actualiza la Biblioteca más importante de España?

El sentido de la BNE hoy, sigue siendo el mismo que el de hace trescientos años, que es preservar la producción editorial española en cualquier tipo de soporte. Hoy, esta producción editorial es totalmente distinta a la de hace pocos años; los soportes se multiplican, el conocimiento se genera y nosotros tenemos que adaptarnos a ello. 

Cumplimos el mismo papel que cuando la BNE se fundó en 1711; preservar la producción cultural del país a lo largo de la historia y trasmitirla para que sea accesible y libre para todo el mundo. Si hoy trabajamos en una sociedad donde el entorno digital y la creación se genera, o bien en la red o bien en los soportes digitales, nuestra obligación es también guardarlo. Nos hemos adaptado a preservar también el contenido en otros soportes, para que la sociedad pueda aprender de otra manera y acceder así a este conocimiento en el futuro.

Directora BNE 01
“Pienso que, si uno es generoso con la vida, la vida quizá sea generosa con uno”. Por: Cristian Mozo.

TJ: ¿Cómo se siente al saber que su presencia le ha dado un color diferente a la Biblioteca Nacional?¿Qué le diría a los jóvenes que se animan a ser como usted?

AA: Yo tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta. Cuando uno trabaja en lo que le gusta, intenta poner lo mejor de sí mismo y se dedica de una manera generosa a su labor. Pienso que, si uno es generoso con la vida, la vida quizá sea generosa con uno. 

La clave es encontrar tu profesión. No importa, la que sea, pero debe ser aquella en la que seas capaz de volcarte. Si no te vuelcas, es muy difícil que eso te pueda satisfacer a nivel personal o profesional. Por eso, el primer consejo es ese, que cada uno encuentre la profesión que de verdad sepa que le va a hacer feliz de alguna manera. Y por otra parte, animar a los jóvenes a que valoren el servicio público y las instituciones públicas, como parte de ese entramado de la sociedad, que permite que los servicios lleguen a todos los ciudadanos de una forma libre, democrática y gratuita, en la medida de lo posible. 

Esa valoración del servicio público puede animarles a presentarse a unas oposiciones, y aunque eso sea un esfuerzo, y no se sepa el resultado que puede tener en la vida, siempre supone una superación personal que te da cierta satisfacción. ¡Que se animen a servir a las instituciones del Estado desde un concepto del honor y del servicio público!

Directora BNE 03
“Yo tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta”. Ana Santos en su despacho de la BNE. Por: Cristian Mozo.

TJ: ¿Qué lee actualmente la Directora de la BNE y qué nos recomienda?

AA: Actualmente leo un libro de una escritora joven llamada Irene Vallejo, que se titula “El infinito en un junco”, que es un ensayo sobre la historia de los libros. Es una preciosidad porque enlaza el leitmotiv de la profesión bibliotecaria, la labor y la permanencia de la palabra en la escritura, con el significado que esto ha tenido desde la biblioteca de Alejandría. Irene Vallejo es una filóloga clásica que escribe muy bien. Te lo recomiendo.

Y aprovechando el año de Galdós, te recomendaría: si te gusta la historia; los Episodios Nacionales; pero si prefieres la novela; Fortunata y Jacinta, Marianela o La de Bringas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.