Inicio Crónica Real Madrid 2-0 Osasuna: La samba brasileña hace líder a los blancos

Real Madrid 2-0 Osasuna: La samba brasileña hace líder a los blancos

0
El Real Madrid se coloca líder de LaLiga / Fuente: Web oficial del Real Madrid

El Real Madrid sale victorioso de su duelo liguero ante Osasuna (2-0) logrando dejar la portería a cero por segunda jornada consecutiva. Los blancos ya centran las miradas en el Derbi ante el Atlético de Madrid que tendrá lugar el sábado en el Wanda Metropolitano.

Después del desastre de París, el Real Madrid ha vuelto a recuperar las sensaciones que venía buscando desde principios de temporada y que sólo pudo vislumbrar en una brillante primera parte ante el Levante en la jornada 4 del campeonato liguero. Ya lo dijo Zinedine Zidane: “Hay que correr más. Estoy contento, pero nos falta intensidad”.

Los jugadores no hicieron oídos sordos a las palabras de su entrenador y se plantaron en el Ramón Sánchez Pizjuán, jugándose el liderato ante el Sevilla, anulando todas las acometidas en ataque de los hispalenses. El método no ha hecho más que reforzarse en el Santiago Bernabéu, con una plantilla completamente remodelada con motivo del Derbi del sábado, evitando la posibilidad del Osasuna de llegar al área y generar peligro. Méritos para la plantilla y un Zidane, que ha sabido encontrar la tecla adecuada. Dos partidos consecutivos sin encajar, dos partidos consecutivos sin permitir al rival crear peligro.

Éder Militao supliendo a Raphael Varane / Fuente: Web oficial del Real Madrid

El Real Madrid es nuevo líder del campeonato nacional de Liga. Los blancos no conocen aún la derrota en el torneo y, si siguen mostrando el nivel de los últimos dos envites, la temporada merengue promete. La victoria ante el Osasuna ha tenido como protagonista principal toda una revolución por parte de Zidane en el once, dando descanso a gran parte de los jugadores pensando en el Atlético de Madrid. Areola se ha encargado de defender la portería y lo ha hecho con una seguridad impresionante; ha llegado incluso a hacerse con un balón centrado utilizando únicamente una mano.

El francés tiene categoría. En defensa, Nacho ya practica para el lateral izquierdo debido a la baja de sus dos dueños habituales; Éder Militao ha acompañado a Sergio Ramos en el centro y Álvaro Odriozola ha permitido relajarse a Dani Carvajal. La buena noticia es que Militao puede llegar a complicar mucho a Raphael Varane. Se agradece una competencia de estas características. El zaguero ha estado veloz e incansable al cruce y ha sabido estorbar lo necesario al Chimy Ávila.

Una plantilla competitiva

Si algo han dejado claro los cambios que ha hecho Zidane en el día de ayer, es que esta plantilla te va a competir sin importar los que estén sobre el verde. Casemiro y Kroos se han visto escoltados en todo momento por un Fede Valverde empeñado en recuperar balones y presionar la salida de los rivales. Arriba se ha movido, sin embargo, lo más llamativo del cruce: jugaban Vinícius, Luka Jovic y Lucas Vázquez. El Real Madrid ha sido persistente en zona ofensiva, donde han sabido explotar todos los integrantes. No se ha echado en falta el desparpajo de Gareth Bale ni la efectividad transformada en racha de Karim Benzema, el pichichi de la competición.

Los que no han jugado hoy deberán permanecer con los ojos bien abiertos, pues los llamados suplentes han realizado un encuentro para enmarcar. Este equipo bien puede llegar a competirte una eliminatoria de Champions League sin preocupaciones. Cuando la plantilla está comprometida y con ganas, los males son menores y los buenos resultados terminan por notarse. El juego se ha agarrado a los teóricos suplentes, algunos de los cuales se reivindicaron en un partido para dar un gran paso al frente. A lo largo del choque y según avanzaban los minutos, Osasuna se fue empequeñeciendo hasta ni siquiera probar a Areola.

Todos los intentos fueron en vano

Luka Jovic no logró sumar un tanto en el encuentro / Fuente: Web oficial del Real Madrid

Luka Jovic tuvo suficientes ocasiones como para abrir el marcador. En sus pies disfrutó de las ocasiones más claras del encuentro, pero la suerte no estaba de su lado. Llegó a marcar gol tras una gran jugada individual de Lucas Vázquez, pero el tanto quedó invalidado por fuera de juego previo. El serbio se deja todo sobre el verde y él mismo manifestó en redes sociales que el gol terminará llegando. Que no se preocupe la afición; si el desgaste del ariete es igual en todos los partidos, la bandeja de goles está prácticamente servida sobre la mesa, lista para disfrutarla.

Las lágrimas de la constancia

Vinícius rompe a llorar en su celebración / Fuente: Web oficial del Real Madrid

Infinidad de veces ha intentado Vinícius terminar con las dichosas críticas que le acosaban ante su carencia goleadora. Algo incomprensible después de ver cómo trabaja el brasileño en el campo. La temporada pasada fue uno de los jugadores más destacados del Real Madrid y en la presente campaña se suma al ataque con un peligro sólo habitual en un jugador de sus características. Ayer terminó con ese fanatismo ridículo de la crítica. Subió por su banda natural (aprovechando la ausencia de Bale), paró un balón que venía de las botas de Toni Kroos y, como si fuera su trabajo de cada día, recortó en la esquina del área, se colocó el esférico y lo mandó a la escuadra derecha defendida por Rubén.

La reacción fue inmediata: miró al cielo, sonrió, se arrodilló en el suelo y rompió a llorar. Sólo vislumbrando esas lágrimas puede uno darse cuenta de toda la presión que llevaba dentro un chaval de 19 años. Seguidamente se disculpó ante una afición que no se merecía lo más mínimo el gesto del jugador. Esto es debido a que minutos antes estaban pitando, de manera ilógica, al futbolista brasileño. Qué sabrán ellos. Todos sus compañeros se fundieron con Vinícius en la celebración. Sus compañeros están a muerte con él.

Debut, un minuto, golazo

Rodrygo Goes debuta con gol / Fuente: Web oficial del Real Madrid

Uno de los jugadores más destacados en la noche de ayer fue Rodrygo goes. El brasileño debutó de manera oficial con el primer equipo, después de vincularlo a principio de temporada con el Real Madrid Castilla. No se puede decir que no tenía ganas. Nada más entrar tras una charla previa con Zidane, controló un balón perfecto que le venía llovido, arrancó con contundencia, burló a su defensor y la puso al palo largo de Rubén. ¡Golazo en apenas un minuto sobre el verde! Para colmo, el resto del encuentro lo disfrutó sumándose al juego con unas ganas envidiables. No paró de generar peligro el joven jugador del Real Madrid. Hay futuro en la casa blanca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.