Inicio Cultura Cine Crítica BSO | Star Wars – Shadows of the Empire (Joel Mcneely)

Crítica BSO | Star Wars – Shadows of the Empire (Joel Mcneely)

0
Star Wars: Shadows of empire
Star Wars: Shadows of empire

Star Wars: Shadows of the empire es la primera novela que puede presumir de banda sonora. Nos adentramos en ella

El universo Star Wars se ha expandido en estos últimos años. De los episodios I, II y III hemos podido volver a viajar a una galaxia muy muy lejana con la nueva trilogía, iniciada por el episodio VII, El Despertar de la Fuerza y continuada por el episodio VIII , Los Últimos Jedi. Hasta ahora ha sido la última entrega de esta fabulosa saga de ciencia ficción y aventuras.

Cabe recordar que en 1996, el creador de la franquicia,  George Lucas, quiso ya expandir por primera vez su creación con una nueva entrega, aunque fue en forma de libro que poco a poco fue transformándose en un gran proyecto multimedia.

Star Wars: Shadows of empire
Star Wars: Shadows of empire

La idea consistía en crear un nuevo episodio pero sin llegar a materializarlo en una película, simplemente utilizando los clásicos personajes de la saga e introduciéndolos en nuevos mundos (como es Coruscant, sede de la ciudad Imperial) mucho antes de que la descubriéramos en la Amenaza Fantasma, El Ataque de los Clones o La venganza de Los Sith (episodios I y II y III).

Así nació Star Wars: Shadows of the Empire. Un proyecto que se inició gracias a la novela escrita por Steve Perry, donde nos relataba una nueva aventura situada entre los episodios V y VI (El imperio Contraataca y El Retorno del Jedi) poco después de que el cazarecompensas, Boba Fett, huyera con Han Solo de Bespin y que Vader revelara su oscura verdad a Luke Skywalker.

En ella descubriremos un nuevo personaje, el Príncipe Xizor, señor del Sol Oscuro, una de las organizaciones más peligrosas que operan en la galaxia. Xizor planea una venganza contra Darth Vader, ya que el lord sith fue el causante del asesinato indiscriminado de casi toda su raza, los Felleers (unos seres mitad humanoides mitad reptiles), entre los que se incluía  la familia del príncipe.

Para ello planea la muerte de Luke Skywalker; el príncipe cree que eliminando al joven Jedi  desterraria a Vader del lado derecho del emperador y así él sería el que ocuparía el lugar del lord Sith, además de arrebatar al señor oscuro a su hijo y así devolverle el golpe que hace años Vader asestó contra él.

Además de Xizor, conoceremos a Dash Rendar, un contrabandista que, como Solo, acabará uniéndose a la rebelión. Además exploraremos más en el interior de Luke Skywalker en el proceso de su transformación en Jedi.

El proyecto se completó con una serie en forma de cómic, un videojuego y una magistral partitura. Sí, habéis leído bien: esta novela es la primera que puede presumir de poseer una banda sonora.

El compositor Joel Mcneely, al que le debemos los rescates de muchas partituras clásicas de la música de cine, tales como Vértigo, Psicosis o Tiburón, fue el encargado al mando de la Royal Philarmonic Orquesta y su conjunto coral,  de construir un mundo musical a través de los capítulos de la novela.

Star Wars: Shadows of empire
Joel McNeely

Mcneely también ha compuesto música para diversas películas, entre las que destacan Terminal Velocity (Velocidad Terminal)  y la mejor película de Paul W.S Anderson, Soldier, con Kurt Russell como protagonista. 

Su composición para crear este nuevo universo es una verdadera obra maestra, repleta de infinitos guiños hacia el estilo del compositor original de la saga, John Williams.  Volvemos a disfrutar de piezas míticas como The imperial March, Binary Sunset o Force Theme y el siempre incombustible Star Wars theme, imprescindible para introducirnos en cada nueva aventura de la saga.

¿Dispuestos a enfrentaros de nuevo al imperio?

Pues primero debemos recordar que Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana…

La pesadilla de Leia 

El score se inicia con el tema principal clásico compuesto por el maestro Williams, indispensable para viajar a este maravilloso mundo galáctico.

Seguidamente, la melodía se desvanece dando paso a pizzicatos de cuerda en tono descendente,  trasladándonos a Tatooine, donde descansa Leia.

Mcneely toma prestado el fragmento Carbon Freeze, perteneciente al episodio V, El imperio Contraataca, para mostrarnos la pesadilla que Leia está sufriendo. Sus recuerdos nos muestran el momento en que su amado Han Solo es introducido en  carbonita por orden del malvado lord Vader.

El poder de la percusión y el metal nos hace volver a sentir la intensidad de esa mítica escena, trayéndonos de vuelta todo el espíritu que Williams inyectó a la composición.

Batalla inicial 

Lando averigua por parte de un nuevo aliado, de nombre Dash Rendar, dónde se haya la nave del cazarecompensas Boba Fett, la Slave I que huyó del planeta Bespin con una valiosa carga en su interior (Han Solo congelado en carbonita).

LukeLando junto a Chewie y Leia se unen al escuadrón Rogue comandado por Wedge Antilles para dirigirse hasta Gall, una luna que orbita alrededor del gigante gaseoso Zhar con la intención de rescatar a su amigo.

Pero no todo es tan fácil: la luna es un enclave imperial donde dos destructores y un centenar de cazas TIE esperan dispuestos para cualquier ofensiva.

Mientras el Halcón con Lando, Chewie y Leia es guiado por Dash Rendar hasta el astillero donde se encuentra la nave de Fett. El escuadrón de Alas X con Luke al frente ataca en el espacio exterior al destructor imperial que defiende el enclave. ¡la Batalla de Gall ha dado comienzo!

The Battle of Gall se inicia en una secuencia musical de baja tonalidad, interrumpida por obstinatos de viento que nos muestran el peligro al que deben enfrentarse los Rebeldes, el destructor que guarda la luna ante cualquier ataque exterior.

Seguidamente, Mcneely cambia el ritmo, insertando una marcha musical para acompañar la aproximación de las Alas X. En ese momento el ritmo toma un nuevo rumbo, estallando en un sinfín de acordes donde el metal, el viento y la percusión se unen al comienzo de la batalla, siempre con el estilo de Williams presente en cada nota.

Una segunda marcha nos describe al Halcón maniobrando a través de los cielos de Gall junto la nave de Dash Rendar guíandolos hacia el astillero. La pieza marca intensos acordes, explicándonos las dos fases de la batalla, tanto la ocurrida en el planeta como la que está sucediendo en el espacio con giros intensos donde la percusión y el metal dan forma a los intensos enfrentamientos.

Star Wars: Shadows of empire
Star Wars: Shadows of empire

 la Ciudad Imperial 

Parte del relato se sitúa en Coruscant, donde se haya la majestuosa Ciudad Imperial junto al palacio de Xizor y el castillo de Darth Vader.

El compositor en Imperial City nos invita a un viaje a través del  planeta, sobrevolando sus edificios, sus estallidos de luz y su tráfico intenso de naves. La música en suaves acordes y en alzada tonalidad nos permite poder planear a través de todas sus estructuras hasta que finalmente nos adentramos en el majestuoso Palacio imperial, momento en que la melodía sufre una transformación, transgrediendo hacia un sonido majestuoso de corte épico con insertos corales que ejercerán más fuerza a la composición fusionándose a la percusión,  progresiones de cuerda y metal.

Star Wars: Shadows of empire
Star Wars: Shadows of empire

La persecución en Tatooine

Poco después de los sucesos ocurridos en la batalla de Gall, donde fue frustrado el plan del grupo Rebelde para liberar a Han de FettLeia y los demás acuerdan que Luke debe regresar a Tatooine, ya que en la luna fue objeto de un ataque por parte de la jefe de los mecánicos, sobornada para acabar con el joven Jedi.

En el desértico planeta, el Jedi continúa la construcción de su nueva espada láser. Pero dicho trabajo es interrumpido por un nuevo ataque esta vez a cargo de un grupo de Barredores (Speeders más rápidos) pilotados por una horda de bandidos que intentan dar caza al rebelde.

Luke corre hacia su Speeder y acto seguido da inicio una intensa persecución a través del Cañón del Mendigo, un paraje bastante peligroso del planeta pero muy conocido por Luke.

Star Wars: Shadows of empire
Star Wars: Shadows of empire

Beggar’s Canyon Chase es un tema donde la percusión, el metal y el viento se ponen al servicio una vez más de la más espectacular música para la acción, donde la orquesta ofrece un festival de giros frenéticos musicales que finalizan con la incorporación de una nueva fanfarria musical, explicándonos cómo Dash Rendar aparece en el último momento para salvar la situación.

El Príncipe Xizor y la investigación de Leia 

Leia averigua a través de Lando de dónde ha salido el dinero con el que han sobornado a la rebelde que intentó acabar con Luke.

Sus investigaciones dan con una empresa fantasma que pertenece a Sol Oscuro, una peligrosa organización que opera a través de la Galaxia y que mantiene tratos con el Imperio.

Lando consigue poner en contacto a la princesa con un sirviente del Príncipe oscuro Xizor, señor de la organización.

En Rodia, un planeta donde se frecuentan los juegos de azar en casinos controlados por Sol Oscuro, Leia conoce a Guri, un androide humanoide al servicio de Xizor que llevará a la princesa hasta los dominios del príncipe.

En Xizor’s Theme, Mcneely vuelve a utilizar el patrón musical similar al utilizado en Imperial City, para que podamos visionar el palacio del príncipe oscuro y conozcamos parte de su personalidad, con acordes repletos de misterio a los que se unirán nuevos repletos de fuerte majestuosidad de la que se ocupa la base coral.

Seguidamente entra en escena el aire exótico y étnico fusionado a la progresión de una marcha triunfal, describiéndonos los dos aspectos que describen a Xizor.

La seducción y el final de Xizor 

Leia intenta averiguar por qué es Xizor el causante de los constantes ataques a Luke y acaba seducida por el poder de atracción del príncipe.

Star Wars: Shadows of empire
Star Wars: Shadows of empire

La pieza The Seduction of Princess Leia consigue que sintamos el poder de seducción del líder del Sol Oscuro, a través de un esplendoroso vals. Seremos testigo de una intensidad romántica espectacular, en la que la cuerda, el viento y la percusión logran una comunión perfecta.

Star Wars: Shadows of empire
Star Wars: Shadows of empire

Lando, Luke, Dash y el escuadrón Rebelde acuden al rescate de la princesa, mientras Xizor, al verse amenazado, intenta huir de su palacio en su transbordador. Pero Vader, sabedor del plan del Feeller, manda a su flota contra él, ocasión que aprovechan nuestros amigos para huir en el Halcón. Finalmente, la flota Imperial acaba destruyendo a Xizor y su palacio.

Star Wars: Shadows of empire
Star Wars: Shadows of empire

The Destuction of Xizor’s Palace es el colofón final a esta magistral partitura, en donde la percusión brilla junto al metal, la cuerda y el viento, dentro de toda clase de frenéticos giros musicales en los que retomaremos las melodías ya escuchadas en The Battle of Gall. Llegan envueltas en potentes acordes, bases corales y progresiones de cuerda que nos ayudan a visionar este espectacular final de la historia.

Star Wars: Shadows of empire
Star Wars: Shadows of empire

Conclusiones del trabajo de Joel Mcneely

En declaraciones sobre su trabajo, el compositor dijo: “fue un placer poder desenvolverme en esta historia donde he podido crear sin límites“.

Y así es, lo magistral de este trabajo es eso, Mcneely nos ofrece una experiencia apasionante, donde nos hace vibrar y sentir en una aventura con claro sabor de Star wars. Volvemos a sentir la fuerza, el poder del lado oscuro, la valentía de la alianza y la opresión del imperio.

Os invito a volver a viajar a esta galaxia muy, muy lejana. Pero esta vez abrid un libro, dadle al play y cerrad los ojos… La batuta de Mcneely hará el resto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.