Inicio Actualidad “Élite”: Te engancha de principio a fin, pero no sabes por qué

“Élite”: Te engancha de principio a fin, pero no sabes por qué

Matarías por encajar

0
Marina y Samuel (Fuente: IMDb)

Hace una semana se estrenó en todo el mundo en Netflix la nueva apuesta por una serie española. Élite rápidamente se ha convertido en todo un fenómeno viral

La nueva serie de adolescentes busca lograr el éxito que tuvieron anteriores ficciones como Merlí, Física o química o Compañeros. Al ser un producto de Netflix al final de cada capítulo te dejan un cliffhanger que te dejará con ganas de más y más.

Durante 8 capítulos ha tocado todos los temas posibles y por haber. Drogas, sexo, asesinatos, corrupción y muchas traiciones. A pesar de que puede parecer una mezcla explosiva, lo consigue abordar de una manera que engancha al espectador desde el minuto uno. No tiene las tramas más rebuscadas, ni los mejores personajes y actores, pero una serie que te atrapa y no puedes parar hasta que la acabas.

Polo, Guzmán y Ander (Fuente: IMDb)

Ha sido comparada con series como “Gossip Girl”, “Por trece razones”, “Riverdale” e incluso “Cómo defender a un asesino”, pero aun así “Élite” consigue darle un toque personal.  Es la serie de la que todo el mundo está hablando. Ramón Salazar y Dani de la Orden (los directores de los capítulos) tienen mucho que ver.

El argumento

¿Pero de qué trata exactamente Élite? La serie comienza con la llegada de tres jóvenes al instituto Las Encinas. Aquí se encuentran con unos estudiantes que no les pondrán las cosas fáciles. Su llegada provoca numerosos cambios y todo acaba con la muerte de uno de los adolescentes. Como rezan los carteles publicitarios de la serie: “Matarías por encajar”.

Samuel (Fuente: IMDb)

A partir de ahí la serie toca diversos temas que ya se han hablado en la mayoría de las series de adolescentes, pero muchas son tratados de manera diferente. Por ejemplo, de la homosexualidad masculina se ha hablado numerosas veces, pero rara vez se ha visto reflejado en alguien de religión musulmana.

Para los adolescentes, los cuales la mayoría tan solo tienen 16 años, no son temas tabú ni el sexo ni las drogas. Durante toda la serie se ven bastantes escenas que muestran estas realidades.

Nadia, Christian y Samuel (Fuente: IMDb)

El cuidado estético de la serie es de la marca Netflix. Suele cuidar tan bien a sus series que ya siendo así ya puede considerarse un buen producto. Todas las escenas están muy bien cuidadas y muchos detalles se pueden apreciar capítulo a capítulo. Lo que no pasa tan desapercibido son algunos errores que por se comenten por hacer el chiste fácil. Por ejemplo, en el primer capítulo vemos como los chicos son recibidos por el profesor en inglés, ya que el instituto es bilingüe. Christian, uno de los chicos nuevos, no tiene ni idea de inglés y eso no pasa desapercibido. Pues bien, desde ese momento ya no se vuelve a hablar en inglés en ninguna clase.

La banda sonora

Sin duda una de las mejores cosas que tiene la serie es la banda sonora. Tanto que se merece un apartado en solitario. El espectador es partícipe de la acción de la serie ya que la música te sumerge en un entorno de juventud y adolescencia ya que la mayor parte está formada por temas que los jóvenes de hoy en día escuchan.

En muchas de estas ocasiones son los propios personajes los que se encargan de poner la música y de decidir ellos mismos cuando el espectador debe dejar de escucharlos. No se trata de música ambiental. No. Son temas que te relacionan directamente con la trama.

Algunos de los temas que forman parte de la banda sonora son: El Momento de La Casa Azul, Mala Mujer de C. Tangana, Fiebre de Bad Gyal o Malamente de Rosalía. Mención especial merecen los temas cantados por una de las protagonistas, Danna Paola. Hasta tres temas son cantados por la cantante mexicana, incluyendo el tema oficial de la serie llamado “Final feliz”.

Los personajes y actores

Llegamos al punto más fuerte y a la vez al más flojo de la serie. El amplio reparto cuenta con caras bastantes desconocidas por el gran público, algo que es de agradecer. Que no siempre sean los mismos actores merece mucho la pena. Aun así muchos actores ya habían trabajado en televisión anteriormente, pero la mayoría se muestran bastantes verdes a la hora de actuar.

Samuel y Marina (Fuente: IMDb)

María Pedraza (“La casa de papel”) da vida a Marina, una chica rebelde a las que sus padres cuidan demasiado. La llegada de los nuevos chicos al instituto causará una gran revolución en su vida. María hace un gran trabajo durante toda la serie y será de los personajes más queridos y odiados a la vez. Dará que hablar.

La otra voz cantante la lleva el joven Itzan Escamilla quien da vida a Samuel, uno de los chicos nuevos que llega a Las Encinas. Samuel es un chaval tranquilo que no busca problemas y suele pasar bastante desapercibido. Tras su más que discutible papel en “Víctor Ros”, Itzan Escamilla demuestra una madurez interpretativa en esta serie.

Guzmán (Fuente: IMDb)

Miguel Bernadeau (“Sabuesos”) hace del hermano de Marina, Guzmán, un chico rico, pijo y sin pelos en la lengua. Será de los que más problemas traerán a los chicos nuevos, pero la persona que más dará de hablar será Lucrecia, la novia de Guzmán. Interpretada por Danna Paola, le da el toque vil y mexicano a la serie. Aun así los dos personajes dejan mucho que desear, los dos podrían haber dado muchísimo más juego.

Lucrecia (Fuente: IMDb)

El tándem de “La casa de papel” formado por Jaime Lorente y Miguel Herrán son bastantes parecidos a los que hacían en la otra serie. Tanto Christian como Nano son todo lo contrario a los pijos. Son los dos personajes que más tocarán el mundo de las drogas, uno de los ejes de la serie.

Christian y Carla (Fuente: IMDb)

Por último tenemos a los dos personajes más interesantes. Nadia, que está interpretada por Mina El Hammani (“Servir y proteger”),  es una musulmana cuyo objetivo es aprovechar al máximo la beca que ha recibido y sacar las mejores notas. A sus padres no les gustará mucho el nuevo instituto y ella también al principio estará bastante incómoda. Mina El Hammani es la mejor actriz de toda la serie y es la que consigue darle mayor realismo a su personaje. Por otro lado tenemos a Carla, una chica rubia que no dudará en hacer cualquier cosa con el fin de conseguir sus objetivos. Ester Expósito debuta en un papel protagonista de manera bastante sobresaliente. Seguro que formará parte en el futuro de las actrices españolas más conocidas.

Nadia (Fuente: IMDb)

El resto de personajes están a un segundo plano. Álvaro Rico interpreta a Polo, el novio de Carla, que no destaca mucho en todo el desarrollo de los ocho capítulos. La pareja homosexual formada por Ander (Arón Piper) y Omar (Omar Ayuso) también pasa bastante desapercibida, siendo estos los peores actores de la serie. Se nota que son sus primeros trabajos para televisión. Por último, el profesor Martín interpretado por Jorge Suquet parecía un recurrente de lujo, pero al final se desinfla.

Ander y Omar (Fuente: IMDb)

Una serie para maratonear

Los finales de infarto de cada capítulo obligan al espectador seguir viendo un capítulo tras otro sin descanso. Se ha convertido en la serie más maratoneada en la primera semana de octubre y probablemente un gran porcentaje de la gente la habrá visto ya.

La serie es ideal para los jóvenes de hoy en día, ya que pueden sentirse identificados en gran medida con ella. Muchos personajes podrían ser personas reales que puedes encontrarte en cualquier aula. Tiene bastantes tintes de thriller y misterio. Todo encabezado por una investigadora que busca encontrar al culpable. Tiene todos los ingredientes para convertirse en un fenómeno de masas. Y sino, tiempo a tiempo.

Christian, Carla y Polo (Fuente: IMDb)

La gente ha pedido a gritos una segunda temporada, la cual ya ha sido confirmada. Por lo que tendremos tramas en el instituto Las Encinas para rato.

Conclusión

Nano (Fuente: IMDb)

La serie de adolescentes ideal para los jóvenes de hoy en día. Los temas que trata, la forma como los trata, la banda sonora y el reparto joven hacen que tenga todos los ingredientes para ser toda una revolución como en el pasado lo fueron otras series.

Podrían tener perfectamente numerosas temporadas, por lo que no tienen problema para seguir alargándolo más temporadas. Es una serie muy recomendable para ver. Sobre todo estos días que hace peor tiempo y apetece quedarse en casa con una serie.

  • Lo mejor: La banda sonora, Nadia, el tratamiento de temas tabú y el cuidado de la imagen.
  • Lo peor: La interpretación del personaje de Omar, las tramas previsibles y lo inverosímil que es a veces.

Mini crítica con spoilers (hasta el final)

El último capítulo de la primera temporada deja el final totalmente abierto para la segunda temporada. Con la detención inexplicable de Nano, Samuel no va permitir que su hermano siga detenido y que el verdadero culpable siga fuera.

La revelación de Polo como el asesino de Marina es un gran giro final, ya que probablemente fuera de los personajes que menos pensara la audiencia de que fuera el culpable. La implicación de Carla y Christian como “cómplices” hace que entre los tres tengan el secreto más oscuro de todos, pero que si se destapa podrían salir mal parados los tres.

En cambio, la policía no tiene ninguna prueba para detener a

Nano, algo que es bastante raro. Sin pruebas, ni arma homicida no hay delito. Ni siquiera pueden culparle por unos mensajes que ni siquiera recibió. Es de locos.

En la segunda temporada espero ver a todos los personajes avanzando narrativamente y poder descubrir muchos más secretos sobre ellos. Un final bastante amargo que ha descontentado a gran parte de los fans que ya están esperando la segunda temporada.

Marina y Samuel (Fuente: IMDb)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.