Connect with us

Actualidad

Vaporetas de mano, una herramienta útil de limpieza

En tiempos de covid es recomendable tener todo el hogar o la oficina de trabajo sin ninguna gota de polvo. La mejor forma para tener la casa desinfectada totalmente es tener una buena vaporeta de mano que no solo sirve para ello sino para ayudar a las personas alérgicas que se encuentran en la vivienda.

La vaporeta de mano se trata de un aparato ecológico que se utiliza para limpiar una gran cantidad de espacios y materiales mediante la aplicación directa de vapor de agua. Su uso es aconsejable para limpiar determinados tejidos sin necesidad de aplicar un producto químico en ellos. Se trata de una gran solución, debido a que cuando se utilizan productos químicos se puede dañar la superficie provocar pérdidas de color en los productos donde se aplique.

En situaciones cuando llevar una limpieza profunda, la vaporeta de mano es una solución ya que se convertirá en el mejor aliado en todos los casos y es que al emitir vapor a muy altas temperaturas consiguen remover la suciedad con extrema facilidad, acabando con ella.

La mejor vaporeta de mano variará dependiendo las necesidades de cada cliente, el tamaño de está y el uso que se le vaya a dar. No es lo mismo si la vaporeta se usará simplemente para un hogar o para un coche en el que se querrá limpiar su motor con una fuerte presión y un equipo potente.

Una vaporeta de agua no presenta ninguna complejidad. Su funcionamiento está basado completamente en la física y para que funcione únicamente hay que llenar el deposito de agua siempre teniendo en cuenta las sugerencias que el fabricante recomienda. Posteriormente, colocar el tapón para cerrar el deposito gracias a su sistema de seguridad. Después, se deberá enchufar a la luz en un enchufe cercano a donde se vaya a utilizar aunque suelen disponer de cables de más de 2 metros de longitud para que llegue a todas partes, y una vez enchufada, se esperará unos minutos a que se caliente el agua y al presionar el botón empezará la expulsión poco a poco del vapor de agua.

Las principales características de una vaporeta de mano son en primer lugar las dimensiones. Mientras más pequeña sea la vaporeta de mano más reducida será la capacidad de alguna que puede almacenar por lo que la duración del vapor al utilizarla será inferior, eso sí, será más fácil que llegue a todos los lados y ocupará menos a la hora de guardarlo. Superar los 40 centímetros de alto o ancho la convierte en una vaporeta de mano más grande de lo necesario

En ocasiones, la potencia de la vaporeta se ignora pero hay que tenerlo bien presente. Cuanta más potencia tenga más rápido se calentará el vapor y con ello podremos utilizarla de inmediato. Las vaporetas de mano reconocidas como potentes trabajan a más de 1.100 vatios. En cambio la presión, cuanto mayor sea la cifra mayor será la fuerza de vapor con la que salga. Lo recomendable es tener entre 3 o 4 bares aunque variará en base a las necesidades.

Las vaporetas de mano se utilizan para limpiar todo tipo de superficies o rincones dentro de un hogar por lo que será importante que esta se venda con accesorios para llegar limpiar correctamente las ventanas, sofás, puertas, tapicería, cortinas, prendas de vestir, motores de coche y mucho más.

En último lugar, otro de los detalles más importantes que se debe tener en cuenta se trata de la seguridad de esta. Es importante que el equipo cuente con ciertas medidas de seguridad para que nadie por accidente se queme ya que puede llegar a superar los 130ºC. Dependiendo el modelo y el fabricante se incluirá diferentes tapón o tapas de seguridad, sistemas de bloqueo de vapor e incluso recomendarán durante su uso la utilización de guantes por un posible calentamiento de las piezas de su exterior. Es importante siempre antes de usarse, conocer las instrucciones de la herramienta.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Actualidad

A %d blogueros les gusta esto: