Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

San Sebastián 2019: ‘Las buenas intenciones’ se lleva el Premio del Jurado Joven

Cartel del Festival / Fuente: Festival de San Sebastián

‘Las buenas intenciones’, de la debutante Ana García Blaya, se lleva el Premio de la Juventud; ‘Diecisiete’, de Sánchez Arévalo, participó en la Sección Oficial fuera de concurso.

Las buenas intenciones‘, primer largometraje de la argentina Ana García Blaya, se ha hecho con el Premio de la Juventud en el 67º Festival Internacional de Cine de San Sebastián. El galardón, dedicado a la película de la sección ‘New Directors’ con mayor valoración otorgada por los 150 jóvenes que conforman el jurado, le fue entregado en la Gala de Clausura del día 28 de septiembre. La ópera prima de la realizadora argentina recibió una valoración de 8’12, lo cual la alejaba considerablemente de sus dos competidoras inmediatas: ‘El Príncipe’ (7’92) y ‘La Inocencia’ (7’70), ambas mejores películas que la que finalmente se hizo con el Premio.

‘Las buenas intenciones’ cuenta una historia simple, la de Gustavo, un hombre irresponsable, divorciado de la madre de sus hijos, que por su carácter despreocupado e inmaduro tiene problemas para cumplir como padre. La responsabilidad y el cuidado de la familia, cuando no está la madre de por medio, recaen en la hija mayor (de unos diez años).

El relato no incide en la parte turbia de esta situación, sino que intenta blanquear la figura del padre irresponsable mostrándole como alguien que, obviamente, quiere a sus hijos, pero que no es capaz de estar a la altura de lo que requiere la situación. Una situación que explota cuando la madre le informa de su intención de abandonar el país con los niños y con su nueva pareja para intentar vivir mejor. A Gustavo, entonces, se le presenta la difícil decisión de dejar ir a los niños, o luchar por mantener la custodia sabiendo que no la merece.

Copyright: Festival de San Sebastián

La película, pese a su brevísima duración (no llega a la hora y media), tiene pasajes en los que se hace pesada, y no es por la trama en sí, sino por una decisión de la directora de introducir fragmentos de vídeos caseros como transición entre prácticamente cada escena. Es obvio el carácter autobiográfico del filme, y que estas grabaciones pueden tener su importancia para García Blaya, pero además de partir un ritmo prácticamente nulo, pueden llegar a ser repetitivas.

El entorno de Gustavo, que se mueve por tiendas de música rock, comidas con amigos, o fiestas que se descontrolan, incide en los niños de forma interesante, y cómo estos reaccionan a las continuas muestras de incompetencia de su padre genera situaciones curiosas y muy logradas. Casi todo el peso interpretativo recae sobre Amanda Minujín, la hija mayor, y solventa muy bien un papel en el que tiene que tirar, no sólo de sus dos hermanos pequeños, sino de su padre.

‘Las buenas intenciones’ es un relato autobiográfico que explora la niñez, la falta de responsabilidad, y el amor incondicional de unos hijos por sus padres. Es una película simple, sin adornos, que aunque no es excesivamente buena, gustará a aquellos que disfrutan de las comedias familiares.

‘Diecisiete’ es la última película de Daniel Sánchez Arévalo (‘Primos’, ‘La gran familia española’), producida por Netflix (llegará a la plataforma el día 18 de este mes de octubre), y perteneciente a la Sección Oficial del Festival aunque fuera de concurso.

Cuenta la historia de Héctor (Biel Montoro), un chico con problemas para socializar que se encuentra en un centro de menores. No habla con nadie, no se relaciona, se limita a intentar fugarse día tras día para que le castiguen y no tenga que estar con los demás. Un día, como parte de un programa de integración, el centro hace un programa con perros abandonados. Héctor encontrará en el perro que le toca cuidar, a su primer amigo. Los días pasan más rápido, todo mejora, hasta que descubre que su perro ha encontrado un dueño y que no volverá a verle. Por eso, pese a que en dos meses podrá salir del centro, se escapa para ir en su busca.

En ‘Diecisiete’, Arévalo despliega absolutamente todo el catálogo de clichés de las comedias familiares y las ‘road movies’. Sabemos cómo va a acabar cada escena en cuanto empieza, y cuál será el final del viaje. Sin embargo, esto no hace la película menos disfrutable. Biel Montoro y Nacho Sánchez, aunque empiezan distantes, terminan teniendo química como la pareja de hermanos, y el mensaje final de la película es positivo. Se trata de una película que no pasará a la historia, pero que es entretenida, divertida, emotiva por momentos, y siempre transmite ternura y humanidad.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? ¿Tiene que ver algo el suelo volcánico con el suelo...

Actualidad

Seguro que han leído muchos textos acerca del CBD. Anteriormente, ya hemos destacado que esté se encuentra en auge en todo el mundo. No...

Actualidad

Imaginar que un deportista pudiera usar libremente cualquier derivado del cannabis para mejorar su rendimiento físico era motivo de penalización, sin embargo el Cannabidiol...

Ocio

España el país que más invierte y más beneficio tiene con las casas de apuestas deportivas Europa, España y el mundo entero se llena...

A %d blogueros les gusta esto: