Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

5 formas de solucionar imprevistos financieros

En la vida no sabes qué va a pasar (por eso existen empresas como Cashper que te pueden ayudar cuando necesitas dinero de manera urgente), pero si puedes fijar mecanismos para actuar en caso de que determinadas cosas pasen. No puedes elegir lo que va a suceder, pero sí elegir qué hacer ante lo que suceda.  Lo mismo que se puede usar para la vida se aplica al mundo de las finanzas, pues los planes son una guía seguir para no caer en el pánico cuando más peligroso es tomar decisiones sin pensar. Aquí te vamos a dar 5 consejos para que te defiendas ante cualquier eventualidad financiera

Ahorrar

Todo lo que te vamos a contar aquí es para prepararte ante imprevistos que amenacen la estabilidad de tu negocio. No te vamos a engañar ya ofrecerte soluciones mágicas, sencillamente porque no existen. Tienes que asumir que la mejor manera de afrontar los imprevistos es planear soluciónes para la mayor cantidad de ellos. Piensa en todos los posibles escenarios. Para ello te será muy útil leer sobre experiencias de otras empresas similares y hablar con distintas personas relacionadas con tu negocio: clientes,proveedores, competidores, etc. La primera medida parece muy obvia y de sentido común: ahorrar. Pon en tu presupuesto un apartado de reserva para imprevistos.Un colchón financiero es una medida sensata para cuando vienen gastos derivados de accidentes o incluso de oportunidades de negocio que exigen una inversión xtra de dinero. No todos los imprevistos son necesariamente malas noticias,pero todos amenazan a tu empresa si no la dotas de una estructura que pueda amortiguarlos, y el ahorro constante es la primera trinchera contra lo desconocido.

Establece protocolos de funcionamiento con menos gastos

Lo peor que le puede suceder a tu empresa es que una necesidad de dinero la haga parar. Lo último que puedes permitirte es dejar de operar, pues no satisfacer a tus clientes merma el prestigio y la imagen de tu actividad. Establece en tu planificación cuáles son los mínimos que tienes que cumplir y dispón de manera clara y sencilla los pasos a dar en caso de emergencia para que todo el mundo que trabaja contigo sepa qué tiene que hacer,y sobre todo qué debe dejar de hacer. A lo mejor es el momento de dar vacaciones a algunos de tus empleados, o hacer que trabajen desde su casa. O dejar de consumir determinados insumos por un periodo de tiempo. Por ejemplo,puedes averiguar qué proveedores son más baratos (aunque su calidad sea inferior)y pasarte a ellos en el momento de crisis. También es importante que te comuniques con tus clientes para informarles que, aunque el servicio no cesará,se verá afectado. Una buena comunicación sobre los servicios mínimos puede minimizar las consecuencias negativas de dicha eventualidad.

No te encierres en ti mismo

La peor manera de afrontar una contingencia financiera es intentar arreglarla tú solo. Consulta a tu círculo profesional, familiar y a tus amigos y conocidos. Nunca se sabe quién puede darte una solución. A veces alguien puede ayudarte mucho, no con dinero, sino porque te da la clave adecuada en el momento preciso. Por eso hay que cuidar y alimentar las redes sociales personales y las de tu empresa. El aislamiento es la peor estrategia contra los contratiempos financieros.

Renegociar los pagos pero manteniendo las buenas relaciones con tus proveedores y clientes

Para eso es fundamental lo que te aconsejábamos en el punto anterior. Ten abiertos constantemente canales de comunicación con el círculo más amplio que puedas. Esto no quiere decir que el dinero para ese imprevisto te lo vayan a proporcionar necesariamente la gente de ese círculo, pero es más sencillo negociar o renegociar condiciones con personas con las que se tiene una relación fluida. Y ya sabes lo que decían los romanos: Do ut des “te doy para que me des”. Sé generoso y no te importe algunas veces hacer algunos gastos, incluso a fondo perdido. Eso no te garantiza que la gente te devolverá el favor (nada lo garantiza) pero una amplia red de ayudas mutuas es más efectiva ante las emergencias (no por nada en tiempos de crisis se estrechan las relaciones familiares)  

Planea soluciones crediticias (bancarias y personales)

A pesar de todo lo que has planificado y has hecho, hay ocasiones en que vas a necesitar dinero para afrontar un problema que ninguno de los mecanismos anteriores ha podido atajar. Por eso es vital para cualquier profesional o empresa tener una línea de crédito estable con un banco. Se pueden arbitrar varias, y que una de ellas sea para imprevistos; es decir, no utilizarla nunca a no ser que aparezca la emergencia. A veces la dimensión dela empresa o su “momento de vida” (una empresa nueva por ejemplo) hace difícil obtener estas líneas de crédito (ideales porque sólo las pagas cuando haces uso del dinero). En ese caso puedes acudir a clientes y proveedores para pedir financiación. Si tienes prestigio de seriedad y negocias unas buenas condiciones, puede haber alguien interesado en invertir un dinero para beneficiarse (por supuesto, no hablamos de caridad) y para sacarte del apuro.Esto último es importante. Puede que tú seas un eslabón importante en su cadena de negocio y, además del beneficio estricto del préstamo, le interese que tus problemas financieros cesen cuanto antes. Por eso te recalcamos la importancia de una buena comunicación -cualitativa y cuantitativamente- (a cuanta más gente mejor). Esto puede parecer contra intuitivo, pues puedes pensar que airear los problemas no es una buen estrategia profesional y comercial. Te proponemos verlo de otra manera: una buena estrategia de comunicación te hace más fiable precisamente porque das información real (y eso implica que algunas veces tendrás problemas). Por supuesto que, si sólo das malas noticias, tu prestigio profesional y comercial disminuirá, pero no nos referimos a eso. Lo que queremos decir es que si permites que los demás tengan un conocimiento real sobre tu actividad serás más previsible (lo más idóneo cuando hablamos de afrontar imprevistos) y fiable.

Si todo lo anterior falla, siempre puedes acudir a los créditos rápidos. Por ejemplo, los de los bancos, que cada vez los ofrecen más, o los de empresas de Internet como Cashper, especializadas en este tipo de operaciones. Porque a veces el imprevisto no supone un problema por su cantidad, sino por su oportunidad: una pequeña cantidad de dinero que necesitas pagar en un momento sin liquidez puede suponer un grave riesgo para la estabilidad de tu actividad. Así que, como dicen en Estados Unidos, hope for the best, be ready for the worst (esperalo mejor, pero prepárate para lo peor). Es la manera más apropiada de actuar ante los imprevistos

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cádiz CF

El Cádiz CF ha anunciado la incorporación del atacante Milutin Osmajic y Santiago Arzamendia, mientras que ayer se despidió de Caye Quintana que no...

Deportes

Su carrera profesional, su vida personal y su palmarés. Ancelotti vuelve al Real Madrid El pasado miércoles 2 de junio Carlo Ancelotti se convertía,...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

A %d blogueros les gusta esto: