Inicio Actualidad Justicia patriarcal más fuerte que nunca

Justicia patriarcal más fuerte que nunca

0
Compartir

Se ha conocido ya la sentencia sobre la agresión sexual en las fiestas de San Fermín hacia una chica, conocido como el caso de la Manada

Esta sentencia condena a los 5 miembros a una pena de prisión de 9 años por abusos sexuales continuados con prevalimiento.

Simplemente, esto es asqueroso y una sentencia completamente machista.

Siempre se nos dicen las Facultades de Derecho que un buen jurista es el que interpreta el Derecho. Aquí se ha interpretado y ha salido a la luz cómo entienden los jueces de nuestro país los delitos sexuales.

En pocas palabras, si no te mueres, en la defensa ante la violación de cinco hombres, consentiste, y sería en todo caso un delito de abusos sexuales.

Esta sentencia refleja una permisión brutal a que los hombres puedan violar sin ningún miedo a las posibles responsabilidades. Avalan las conductas de la violencia machista.

Los delitos de abusos sexuales, según el artículo 181 del Código Penal, son aplicables cuando no existe violencia ni intimidación en el ataque contra la libertad sexual.

Pero es que en este caso sí hay violencia.

Todo ser racional que lea unos hechos probados que relatan cómo se retenía a una mujer en un portal y la violaban analmente y vaginalmente, y concluya que no hay violencia, es como mínimo una persona insensible.

A mi juicio, existe delito de agresión sexual cualificado de violación, según el artículo 179 del Código Penal, habría como mínimo 6 años de pena de prisión.

Pero es que hay circunstancias del artículo 180 que lo agravan, como en este caso, que son más de dos hombres los que violan, hay prevalimiento de una situación de superioridad y también concurso con otros delitos, como los que atentan contra la libertad ambulatoria e incluso contra la integridad física y moral por las posibles lesiones físicas y psíquicas.

Es decir, como mínimo, sería una pena de 15 años, no 9 años. Y es que encima, en un voto particular, se propone la absolución total de los acusados.

Es una clara señal de lo que los jueces entienden de los delitos sexuales: si no te mueres no es violación, si no cierras las piernas no es violación, si sales a la semana siguiente a la calle no es violación, si llevas falda corta no es violación.

Insistimos en que hay que denunciar los delitos contra la libertad sexual para que haya alguna solución, pero ¿para qué? Si luego tu agresor estará en libertad en tres años.

Creo que esto es motivo suficiente para que el espíritu 8-M tome las calles.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.