Inicio Liga Santander Atlético de Madrid Atlético de Madrid 3-0 Levante: El Día del Niño Torres

Atlético de Madrid 3-0 Levante: El Día del Niño Torres

0
Compartir
Imagen: Twitter del Atlético de Madrid

Los rojiblancos celebran el primer Día del Niño en el Metropolitano con una victoria que deja un buen sabor de boca

El día del Niño siempre fue uno de los más esperados por el Atlético en el Calderón. Desde horas antes del partido, se organizaban juegos, espectáculos y sorpresas para que los más pequeños pasaran un día divertido antes de ver el partido. Luego, en el campo, la fiesta seguía.

Hoy no fue menos. El primer día del Niño del Metropolitano estuvo a la altura. Desde por la mañana, se organizaron actividades junto al estadio que nunca se pudieron hacer en el Calderón por la ubicación (algo bueno tenía que tener irse a las afueras), y ya dentro del estadio, se preparó un enorme tifo que fue el primero en la historia del Estadio. Fue un momento emocionante que recordó a las mejores tardes del Calderón.

Respecto al partido, el Cholo tenía claro cómo afrontar el encuentro. Por la baja por lesión de Costa, decidió salir con tres jugadores en punta (Correa, Griezmann, Gameiro) y tres centrocampistas. El Levante, con cinco puntos de colchón sobre el descenso, no podía permitirse relajarse.

Los locales iniciaron el partido con una intensa presión sobre los centrales granotas, lo que impidió que apenas salieran de su campo un par de veces en el primer cuarto de hora. Los delanteros atléticos, muy entonados, tocaban cada vez más cerca de la portería pero no conseguían terminar las jugadas. El dominio local era cada vez más claro pero los colchoneros no tiraban. Gameiro, Griezmann y Correa en dos ocasiones estrellaron el balón contra las piernas de los defensores granotas.

En el minuto 30, la grada de animación del Atlético de Madrid desplegó una pancarta, que los niños habían estado pintando durante el día, en la que podía leerse “Futuro rojiblanco”.

“Futuro rojiblanco”, dedicado a los niños atléticos (Foto: Mario Orgaz)

Menos de dos minutos después, y con el Levante replegado totalmente en su área, Vitolo recibió el balón en la banda derecha y se cruzó toda la frontal para dejarle el balón franco a Correa quien, tras recortar y quitarse de encima a tres defensas, marcó el primer gol de la tarde. Por primera vez, el Atlético consiguió hacer valer su dominio durante la primera media hora.

Tras encajar el gol, el conjunto visitante intentó generar peligro y embotellar al Atleti, pero sólo tuvieron una ocasión clara en las botas de Campaña, cuyo tiro bloqueó Godín con el cuerpo. Con el Levante volcado al ataque, el Atleti consiguió enganchar una contra en tres toques que dejó a Griezmann con veinte metros para correr en uno contra uno con el portero. El delantero francés se equivocó con el último control, y chocó con el portero granota, pidiendo penalti. Sin embargo, el árbitro interpretó que Griezmann se había tirado y le amonestó.

El partido llegó al descanso con claro dominio local, y con una tremenda pitada al equipo arbitral.

Paco López reaccionó tras el descanso y efectuó un doble cambio con la intención de hacer al equipo más sólido y fuerte arriba. El Atlético salió igual de fuerte del vestuario, y prácticamente en el segundo minuto, Koke abrió hacia Vrsaljko, quien puso un centro al primer toque al punto de penalti, donde Griezmann reventó el balón y lo envió a la red. El delantero francés, que está a punto de superar su mejor récord de goles en una temporada, celebró el tanto abrazándose con Simeone. La buena relación entre Griezmann y el Cholo es una gran noticia para los atléticos, que siguen manteniendo la esperanza de que la estrella francesa decida quedarse.

Sobre la hora de partido, el Cholo inició la ronda de cambios. Quitó al ‘7’ para meter a Fernando Torres en el campo, quien se llevó una espectacular ovación en su día. Cinco minutos después, retiró a Koke para dar entrada a Gabi.

A los 15 minutos de entrar, el Niño apareció en su día. Aprovechó un buen centro de Correa para rematar de primeras y marcar. Torres, quien jugaba hoy por primera vez después de anunciar que dejará el equipo a final de temporada, tuvo su recompensa en un día que no olvidará. Fue ovacionado antes del gol, y todo el estadio estalló después de que lo marcara. El Niño se abrazó con todo el equipo y agradeció a la grada su apoyo. Aún puede darle mucho a su Atleti.

Los últimos minutos fueron testimoniales, ni el Levante creó peligro ni el Atlético mantuvo la presión alta que había estado presentando durante los primeros dos tercios de encuentro. Tras un nuevo partido en casa en el que el Atleti golea, queda demostrado algo más que la eficacia colchonera en el Metropolitano; queda demostrado que un año más, afortunadamente, el día del Niño sigue siendo el día de Fernando Torres.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.