Inicio Liga 1|2|3 AD Alcorcón AD Alcorcón 4-0 Rayo Vallecano: “Alcorconazo”

AD Alcorcón 4-0 Rayo Vallecano: “Alcorconazo”

Ante la falta de intensidad por parte del Rayo, el conjunto alfarero se adelantó muy pronto y al final ganó por goleada, por lo cual tiene la salvación prácticamente encarrilada.

0
Fuente via: Rayo Vallecano

El domingo un Alcorcón muy necesitado recibía al Rayo que, si hubiera sumado de tres en tres, habría certificado el ascenso. No obstante, el cuadro dirigido por Míchel hizo uno de los peores, si no el peor partido de la temporada. 

Este derbi de la Comunidad de Madrid iba a ser un partido especial. Ambos equipos buscaban un triunfo para conseguir sus objetivos. El Alcorcón quería acariciar la permanencia; el Rayo – dar un golpe en la mesa y asegurarse el ascenso de forma matemática. Gracias a la derrota del Sporting frente al Tenerife, el cuadro franjirrojo podía certificar su regreso a la máxima categoría en la antepenúltima jornada. Si hubiera vencido al Alcorcón, habría conseguido, por primera vez en su historia fuera de Vallecas, un ascenso a Primera División. No obstante, era el cuadro alfarero al que le hacía más falta puntos. Necesitaba un triunfo para coger un poco de aire de cara a los partidos restantes y acercarse a su objetivo de mantener la categoría. Es más, el conjunto dirigido por Julio Velázquez arrastraba una racha de dos meses sin conocer la victoria en su feudo.

Un Rayo irreconocible

Ante la baja obligada por acumulación de tarjetas de Abdoulaye Ba, Míchel apostó por la pareja de centrales Velázquez-Dorado. Además, se decantó por Santi Comesaña, quien llevaba unas jornadas sin entrar en la convocatoria, para reforzar el centro del campo. Sin embargo, el cambio del planteamiento respecto a los encuentros anteriores no funcionó.

Desde el principio del encuentro el Rayo se sentía incómodo. El conjunto local se hizo con el dominio del partido muy pronto y tardó poco en abrir la lata. Álvaro Peña, quien ya había intentado batir a Alberto García nada más empezar el duelo, lo hizo en el minuto 6 sin que los jugadores rayistas le hubieran intentado robar la pelota.

El Rayo recibió un palo poco después de que empezara a rodar la redonda. Puede que a los jugadores les temblasen las piernas, pero, además de cometer muchos fallos en la entrega, le faltaba intensidad.

Un héroe inesperado

No había pasado ni un cuarto de hora de juego cuando Julio Velázquez se vio obligado a realizar el primer cambio. El portero Casto se lesionó en un choque con Raúl de Tomás. Cayó al suelo de manera muy fea y no estaba para continuar, por lo que tuvo que ser sustituido por Dani Jiménez, quien luego impediría que el Rayo pudiera dar la vuelta al marcador.

El Alcorcón era el dueño y señor del partido, mientras que el Rayo seguía sin reaccionar. No obstante, en la recta final de la primera parte los visitantes pudieron empatar. En el minuto 42 David Fernández cometió una falta sobre Santi Comesaña dentro del área y el colegiado no dudó en pitar penalti. Lo ejecutaba, quién si no, Raúl de Tomás, pero esta vez no pudo celebrar un gol. El guardameta suplente se lució y detuvo el disparo del máximo goleador rayista.

Ni actitud, ni suerte

Ante una actuación tan floja del equipo, en el descanso Míchel decidió mover ficha. Entró para la segunda mitad Bebé, en sustitución de Santi Comesaña. Sin embargo, la aparición del portugués no aportó mucho al juego ofensivo del Rayo que, a pesar del paso de tiempo y la necesidad de remontar, no mejoraba su actitud. El cuadro franjirrojo se mostraba muy vulnerable en defensa e impotente en ataque. Ni siquiera apretaba para anotar el gol de la igualada.

Si esto fuera poco, en el minuto 64 el árbitro volvió a señalar penalti, esta vez a favor del Alcorcón, por una mano de Emiliano Velázquez en el área. Tampoco lo aprovecho Álvaro Peña. Su remate lo paró Alberto García, pero Dani Toribio se hizo con el balón para marcar de rechace enseguida. Míchel reaccionó de forma inmediata con un doble cambio ofensivo, quitando a los laterales, pero el partido parecía sentenciado.

Una goleada merecida

No obstante, el Alcorcón no se limitó a esto. Ante tanta pasividad del Rayo que dejaba muchos huecos y cometía numerosos errores defensivos, el conjunto alfarero logró ampliar el resultado hasta cuatro goles a cero. En el minuto 77 marcó desde cerca de la portería Mateo García, y en el 88 subió al marcador el cuarto y definitivo tanto del cuadro local, obra de Álvaro Giménez.

Un triunfo tan contundente frente a un candidato al ascenso seguramente le dará al Alcorcón un golpe anímico de cara a las dos últimas jornadas.

En vez de celebrar el retorno a Primera, el Rayo sumó una derrota muy dolorosa. Fue un varapalo para cientos de rayistas desplazados a la localidad vecina, hubieran o no conseguido las entradas, para acompañar el equipo en un encuentro tan importante. El partido fue una gran decepción no solo por el resultado, muy abultado y totalmente justo.

Jarro de agua fría

Decir que al Rayo no le salió nada sería decir poco. Además de haber encajado cuatro goles, en Santo Domingo el Rayo dio muy mala imagen. Parecía un equipo sin alma, sin ganas, y eso era lo más preocupante. El Alcorcón aprovechó las carencias de un Rayo que nunca terminó de entrar en el partido, aplazando el ascenso del vecino al menos hasta la semana que viene. Con esta victoria el cuadro alfarero ya tiene la salvación casi hecha. A falta de dos jornadas, se encuentra en la decimocuarta posición, con tres puntos de ventaja sobre el Córdoba que ahora mismo está marcando la zona del descenso. Mientras tanto, el Rayo encadena dos derrotas seguidas y necesita una reacción inmediata. La próxima jornada tendrá otra oportunidad para asegurarse el regreso a la élite. Recibirá al Lugo que ya no se juega nada y, si gana, Vallecas volverá a celebrar.

Ficha técnica

Alineaciones:

  • AD Alcorcón: Casto (Dani Jiménez, min 15), Laure, Esteban Burgos, David Fernández, Carlos Bellvís, Albert Dorca, Dani Toribio, Bruno Gama, Álvaro Peña (Kadir, min 86), Nono (Mateo García, min 74), Álvaro Giménez.

 

  • Rayo Vallecano: Alberto García, Baiano (Gorka Elustondo, min 68), Emiliano Velázquez, “Chechu” Dorado, Álex Moreno (“Chori” Domínguez, min 68), Fran Beltrán, Adrián Embarba, Santi Comesaña (Bebé, min 46), Unai López, Raúl de Tomás.

Árbitro: Aitor Gorostegui Fernández Ortega (comité vasco). Amonestó a David Fernández (min 43), Albert Dorca (min 55), Dani Jiménez (min 63) y Dani Toribio (min 81) del Alcorcón y a Unai López (min 88) del Rayo.

Goles: 1-0 Álvaro Peña (min 6), 2-0 Dani Toribio (min 67), 3-0 Mateo García (min 77), 4-0 Álvaro Giménez (min 88).

Incidencias: Partido correspondiente a la cuadragésima jornada de la Liga 1|2|3, disputado en el Estadio Santo Domingo ante 4247 espectadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.