Connect with us

Hi, what are you looking for?

Cultura

«Y el mundo no dejaba de girar», el Premio Jaén 2020

Imagen promocional Premios Jaén 2020. Fuente: Bankia

Susanna Herrero se convierte en la ganadora del Premio Jaén de Narrativa Juvenil 2020 con “Y el mundo no dejaba de girar”.

Usune y Paul son los personajes que empezaron a criarse en las ideas de Susanna mientras corría una noche por el norte de España. Como ella, los protagonistas de esta novela encuentran paz y desconexión en rutas nocturnas a trote. 

Tal vez fue ahí donde Usune y Paul se vieron por primera vez, pero lo cierto es que su historia no tiene un inicio claro. Estudiantes del último curso de bachillerato, Usune y Paul tienen una relación de lo más extraña y especial. Nunca han tenido un vínculo convencional, no se podrían catalogar como amigos, tampoco como enemigos, y compañeros suena a poco. Coexisten desde siempre y no recuerdan correr sin escuchar las zancadas ajenas, así que se entiende poco el enfrentamiento inicial con el que nos topamos. 

Y el mundo no dejaba de girar se presenta como un enemies-to-lovers, uno de los clichés más adorados entre lectores y lectoras. Sin embargo, la primera mitad del concepto no tiene demasiado peso en la historia… Paul y Usune tardan menos de lo esperado en lanzarse de lleno a un tópico de almas gemelas predestinadas en el cual, más que pasar del odio al amor, se dedican a descubrirse como amantes y entender que, tal vez, siempre fueron especiales en el sentido más romántico y tierno posible. 

Más allá del insta-love

El inicio de la novela es rápido, tal vez precipitado, pero da pie a un buen ritmo que no decae en ningún punto. Tal vez suene vertiginoso moverse con un romance instantáneo desde el principio, pero es bastante agradable saltarse todo lo previo porque, sin dudar, lo más interesante de esta novela no es el tira y afloja romántico que podría habernos tocado, ni siquiera lo es el romance como tal… Y el mundo no dejaba de girar es una carta de amor hacia los seres queridos de Usune, y la pluma de Susanna es fácil de seguir, muy ligera entre las manos.

Usune es una protagonista con dos rasgos bien diferenciados: madurez, que responde a sus circunstancias y responsabilidades personales, y deseo intenso, adolescente e idealizado hacia Paul. Es una buena líder, de personalidad fuerte e ideas claras. Paul, por otro lado, resulta ser un personaje masculino decente. A pesar de su personalidad popular y juguetona, la sonrisa encantadora y la moto que lleva a todas partes, no se comporta como podríamos haber esperado de un potencial enemigo del cual enamorarse. Es un chico dulce, muy constante, también fuerte, pero más cálido que Usune. Tiene sentido, pues su función es ser un punto de apoyo clave para descongelar las barreras emocionales de Usune.

Imagen promocional de «Y el mundo no dejaba de girar». Fuente: Montena

Más allá del insta-love, el desarrollo intenso del primer amor, el de instituto y de prometer eternidades, nos encontramos con amama. Es un personaje especial, tal vez poco explotado, pero con una importancia suficiente como para mantenerse relevante en todo el relato y para, una vez finalizado, ser lo más destacado. Su papel en la novela es el menos joven, el más realista y el que más cala. Esta trama es, sin duda, la mejor construida y resuelta, la más interesante y, además, la menos trillada en cuentos de amor joven. Es la gran sorpresa, mucho más innovadora y especial que cualquier romance.

Pensada para la gran y juvenil pantalla estadounidense

El Premio Jaén 2020 es uno de esos libros que te hacen mirar con nostalgia tus años en el instituto. De hecho, seguramente sea esa la mejor edad para empatizar y soñar con una historia como esta. Uno de los dos ambientes en los que transcurre es un instituto de ambiente extremadamente adolescente, con ciertos rasgos infantiles, muy aliñado a lo estadounidense. En general, se podría decir que Susanna Herrero ha escrito una buena propuesta para cine joven, dramático, de estructura sencilla, con un romance atractivo para el público indicado y un mensaje que madura con el paso de las hojas.

El segundo ambiente en el que nos movemos para seguir a Usune es su hogar. Será aquí donde encontrará los retos. Será en el instituto donde encontrará las facilidades… Se unirán los mejores y los peores momentos para la protagonista y, entre reflexiones, notas románticas de papel en mitad de clase y conversaciones surrealistas con sus dos amigos (los cuales pretenden cuidar de un Tamagotchi en el curso de preparación para la Selectividad), Usune nos deja echar un vistazo a cómo al mundo no le importó su dolor y siguió girando. Es lo que siempre hace, ¿no? Girar, girar y girar, sin preguntar si estamos listos para girar con él. 

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

Cultura

En vista del gran éxito alcanzado por Autoterapia en poco más de dos semanas, analizamos las canciones del nuevo disco de IZAL Anunciábamos en...

A %d blogueros les gusta esto: