Connect with us

Críticas

‘The Umbrella Academy’: Una segunda temporada que supera con creces a la primera

Published

on

La familia más súper heroica de la televisión volvió a Netflix el pasado 31 de julio y “The Umbrella Academy” se ha vuelto a coronar como una de las mejores series de la plataforma.

Una de las series revelación de la temporada 2018-2019 ha regresado este verano para volver a evitar el apocalipsis, como ya intentaron hacer en la primera temporada. Si recordáis bien, esa temporada nos presentó a esta peculiar familia. Todo comenzó cuando un día de 1989 más de cuarenta mujeres en todo el mundo parieron sin estar si quiera embarazadas. Reginald Hargreeves (Colm Feore) se encargó de adoptar a siete de estos niños y les convirtió en The Umbrella Academy.

Durante la primera temporada les fuimos conociendo y además fuimos viendo como intentaban evitar el apocalipsis, aunque al final acabaron provocándolo directamente ellos. Antes de comenzar la crítica, un breve repaso de quiénes eran cada uno.

Luther es el Número Uno, un hombre con cuerpo de simio con el poder de la súper fuerza. Él está enamorado de Allison, quien es Número Tres, cuyo poder es el del Rumor, con el que es capaz de conseguir que cualquier persona haga lo que ella quiere. También tenemos a Diego, Número Dos, quien puede controlar los objetos con su mente como cuchillos o balas. Klaus es Número Cuatro y es capaz de hablar con los muertos, controlarlos y muchas cosas más que aún no han sido descubiertas. Él está siempre en contacto con Ben, Número Seis, quien murió hace 14 años y es capaz de sacar unos tentáculos de su cuerpo. Por último tenemos a las dos piezas fundamentales de la familia, Número Cinco quien es un experto asesino capaz de viajar en el tiempo, pero atrapado en el cuerpo de un niño y Vanya, Número Siete, quien aparentemente no tenía poderes, pero acabó provocando el apocalipsis.

Y así acabó la primera temporada, con Vanya destruyendo la Luna y esta cayendo sobre la Tierra. Número Cinco agarró a todos los hermanos y se les llevó por el tiempo. Siendo este uno de los mejores cliffhangers que he visto en una serie. Una vez hecho el breve repaso de la primera temporada, comenzamos con la crítica.

La trama

La segunda temporada comienza con los siete protagonistas repartidos por la historia de Dallas entre 1960 y 1963. Los primeros en caer fueron Klaus y Ben y poco a poco en las primeras escenas vamos viendo como el resto se van repartiendo año tras año. El último en caer es Número Cinco, quien lo hace en 1963, pocos días después del asesinato de Kennedy. Cuando aterriza vemos probablemente una de las mejores escenas de la temporada (y de la serie) en la que todos los hermanos aparecen para hacer frente a unos militares, acabando todo en un segundo apocalipsis. Esta escena es una maravilla y muy cinematográfica.

 

En ese momento Hazel (Cameron Britton) consigue salvar a Número Cinco al más puro estilo Terminator llevándole diez días atrás en el pasado para que consiga evitar el apocalipsis de nuevo. Para ello tendrá que reunir a todos los hermanos de nuevo para descubrir qué ocurre esta vez.

Hazel y Cinco en el primer episodio de la temporada (Fuente: IMDb)

Así comienza un ritmo más lento de la temporada, ya que vamos viendo como los cinco hermanos restantes han rehecho su vida durante estos años que se han visto atrapados en Dallas. Aquí empiezan a proyectarse todas las piezas que terminan conectándose en un apoteósico final con dos maravillosos episodios llenos de sorpresas, revelaciones y giros de guion.

Al igual que ocurre con la mayoría de las series de Netflix, esta temporada es muy maratoneable. Te querrás ver los 10 episodios del tirón y merecen la pena muchísimo. Y obviamente, la temporada no está exenta de los tópicos de los viajes en el tiempo como encontrarte a tu yo del pasado, decirle a tu padre que eres su hijo o hacer cambios en la línea temporal.

La segunda temporada es un reflejo del segundo cómic de “The Umbrella Academy” llamado “Dallas”, aunque algunos elementos ya fueron vistos durante la primera temporada como Hazel y Cha-Cha. Por cierto, ¿Cha-Cha sigue viva? Hay un easter egg podría indicar eso. Estad atentos.

Klaus, Allison y Vanya bailando (Fuente: IMDb)

La música sigue siendo un factor fundamental en la serie. Vuelve a cobrar un protagonismo y todas las canciones usadas están muy bien elegidas para el momento exacto. Desde covers de “Hello” o “Bad Guy” a referencias a “Everybody”.

Los personajes

Lo mejor de esta serie son sin duda sus personajes. Variados, atractivos e interesantes. La familia de siete hermanos son una familia disfuncional como la que rápidamente empatizamos. Quizás durante la primera temporada no pudimos conocer tanto a Ben (Justin H. Min) o llegamos a conocer la parte villana de Vanya (Ellen Page), pero eso queda solucionado esta temporada.

Por un lado, Ben pasa a ser parte del elenco principal y aunque Klaus sigue sin decir que él está en todo momento podemos verle mucho más llegando a interactuar de nuevas maneras y volviendo a ver el súper poder que tenía. Sigue siendo el hermano más “normal” de los siete, si no estuviera muerto.

Ben (Fuente: IMDb)

En el caso de Vanya esta temporada conocemos a una Vanya diferente. Ha perdido la memoria y no recuerda nada de su pasado como villana, de sus poderes ni de sus hermanos. Vanya junto a una familia en una pequeña apartada de la civilización. Sissy (Marin Ireland) es la mujer de la familia que la “adopta” y es uno de los personajes nuevos más relevantes de esta temporada. Su hijo Harlan (Justin Paul Kelly) también es una incorporación interesante.

Vanya (Fuente: IMDb)

El fichaje en mayúsculas de esta temporada ha sido Lila (Ritu Arya), la compañera del psiquiátrico de Diego (David Castañeda). No puedo decir mucho sobre su personaje porque es alguien muy spoileable, pero estoy seguro que os va a sorprender. Sobre Diego debo decir que por fin he comprendido cuáles son sus poderes, ya que pensaba que solo sabía lanzar cuchillos, pero no, dentro de Diego hay más poder que ese.

Diego y Lila (Fuente: IMDb)

La historia romántica entre Luther (Tom Hopper) y Allison (Emmy Raver-Lampman) es menos intensa esta temporada debido a que fueron repartidos en diferentes años de la línea temporal. Ella ahora está casada con Raymond Chestnut (Yusuf Gatewood) y se ve envuelta en una trama por conseguir los derechos de los negros durante los años 60. Algo también muy a la orden del día. En cambio Luther tiene la historia y el desarrollo más pobre de la temporada.

Klaus (Fuente: IMDb)

Y por último tenemos a los dos hermanos que roban el show por completo. Por un lado tenemos a Klaus (Robert Sheehan), ahora líder de una divertida secta a quienes adoctrina a través de canciones populares, pero sigue luchando por el gran amor de su vida. Y por el otro tenemos a Cinco (Aidan Gallagher). El actor más joven del reparto y probablemente uno de los que mejor actúa. Sus caras, su violencia, sus peleas, sus gestos… Se merece estar nominado a los Emmy por su interpretación.

Cinco (Fuente: IMDb)

Entre los recurrentes encontramos a un divertido Herb (Ken Hall), quien sale un poco más que en la primera temporada, a los asesinos lecheros (Kris Holden-Ried, Jason Bryden y Tom Sinclair), quienes cumplen su cometido durante la temporada, y al pez director de la agencia para la que trabaja Cinco, AJ Carmichael (Robin Atkin Downes). Además hay algunas sorpresas y puede que Pogo se una a la moda de mostrarnos versiones adorables de bebés de personajes.

Axel, Otto y Oscar, los lecheros noruegos (Fuente: IMDb)

También mencionar el maravilloso trabajo que hacen con el doblaje al castellano con esta serie. Todas las voces pegan totalmente con los protagonistas entre las que destaco a Álex Molina como Número Cinco, Nuria Trifol como Vanya, Marc Torrents Manresa como Klaus y sobre todo a Pedro Molina como Reginald Hargreeves. Creo que Pedro Molina consigue un gran trabajo interpretando al patriarca de la familia.

Conclusión

Una temporada redonda que cae en los viajes en el tiempo, pero si habéis visto recientemente “Dark” estos viajes temporales os parecerán sencillos de comprender. Hay algunos elementos más complejos y se crean paradojas temporales, que si te pones a pensarlas no tienen ningún sentido.

Los personajes vuelven a tener todo el peso de la temporada y todos gozan de momentos para lucirse, con la excepción de Luther a mí parecer. Cinco vuelve a demostrar que es uno de los mejores personajes televisivos. Tan solo espero que Netflix apueste por más “The Umbrella Academy” y no nos deje con la historia a medias. Necesitamos más de estos personajes, de esta familia disfuncional.

  • Lo mejor: La ambientación en los años 60, los dos últimos episodios llenos de acción y de descubrimientos, los personajes de Cinco, Klaus, Lila y Vanya y el mayor protagonismo de Ben.
  • Lo peor: Las paradojas temporales que se crean, que sigan sin usar todo el potencial que tienen Luther o Diego y la remota posibilidad de que Netflix no la renueve.

Como detalle que os recomiendo fijaros es en todos los gorriones ocultos que hay durante la temporada. ¿Tendrán importancia en la segunda temporada?

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Escribo sobre series, cine, música y Eurovisión. Me encargo de la sección de Novedades musicales, de todas las películas de Marvel y de las galas de OT. También escribo mis propias historias.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: