Connect with us

Hi, what are you looking for?

Conciertos

Andrés Suárez y las sonrisas que sí estaban

Andrés Suárez en INverfest

El gallego presenta su último disco homónimo y cierra dos noches en el Price de Madrid, dentro de la programación del Inverfest.

Ni tan siquiera él se imaginaba volver al Price en el primer mes de 2021. Después de un año terrible para la música, con tantos proyectos cancelados y con tantos abrazos perdidos, que Andrés Suárez llenara «el templo» dos noches, en medio de una pandemia, ha sido un sueño cumplido para muchos. Para él el primero. A las 19:00 abrían las puertas del templo esférico de Ronda de Atocha. Las calles estaban mojadas en una ciudad que parece que solo sufre, pero que a pesar de todo, vive. Vive con conciertos como el de este jueves con Andrés Suárez, dentro de la programación del Inverfest. Con estrictas medidas de seguridad, el personal de sala iba acomodando al público, con la mascarilla colocada en todo momento y con mucho gel hidroalcohólico.

Las butacas rojas del Price se iban ocupando a la vez que una tenue luz azul iluminaba los instrumentos que momentos más tarde emocionarían a tanta gente. Gente que podría estar en un bar tomando algo o viendo el fútbol, pero que decidió ir a un concierto y apoyar a un sector que se lo está currando. A las 20h en punto salieron a escena los cinco músicos de la banda, mascarilla puesta y una euforia en el público que acaloraba la sala. Andrés Suárez, vaqueros, chaqueta de cuero y camiseta negra se plantó en el centro de las tablas. Sonaba No diré.

Un cable mal conectado que no tardó más de 10 segundos en arreglarse apagó el sonido de la PA en el comienzo de la canción. La euforia y la emoción pronto avivó la llama del directo, esa que tanto se echaba en falta. Las primeras palabras del artista bromearon sobre ese «fin del mundo» que parece que acecha cada día a la humanidad. Pronto las contrarrestó con: «Es la primera vez que voy a tocar todas las canciones de un disco en una presentación«.

Su álbum más personal, homónimo, cargado de romanticismo y sensibilidad de todo tipo a la carta. «Juro que solo me quedan tres o cuatro discos más y ya me paso a la rumba», bromeaba en un concierto que estaba siendo retransmitido en streaming para siete países. No faltaron palabras de homenaje al sector de la música en directo, afectado terriblemente por la pandemia. Tampoco escasearon palabras de agradecimiento del gallego a un público ejemplar que fue «a defender las cifras de contagios en los conciertos: cero».

Con las luces apagadas, arrancaba El cantante con una voz desnuda que poco a poco se iba acompañando por la banda y por las miradas expectantes de un público cuyas sonrisas no se podían ver, pero se sentían. Calella, donde Serrat compuso Mediterráneo, es el nombre de otra balada que emocionaba con los cruces de piano y guitarra y una letra de despedida y de amor en un pueblo con mar.

El gallego también se lanzó con un tema inédito en solitario, a guitarra y voz. Pienso en tí fue la balada que Andrés Suárez compuso sobre el confinamiento y sobre la tragedia del año 2020. Siguió con Voy a volver a quererte en una interpretación íntima a piano y voz y acompañado por el violín de Marino Saiz.

El set list avanzaba con el resto de canciones del álbum, pasando por las rockeras 6 de la mañana y Todavía puedo oírte, dedicada al mejor amigo de la adolescencia del cantante, que murió cuando tan solo tenía 15 años. El final del concierto se hizo notar con canciones de discos anteriores. La sorpresa llegó con Te doy media noche, cuando el cantante Rayden salió a escena y acompañó al gallego.

Tal vez te acuerdes de mí, sin microfonía y a capela, deleitó a un público entregado. La última sorpresa de la noche fue la aparición de Elvira Sastre en el escenario acompañando a la banda. La fuerza eléctrica de El corazón me arde y los coros gritados a todo pulmón de Despiértame cerraron un reportorio brillante.

Finalizado el concierto, después de un extenso agradecimiento de la banda y especialmente del cantante, la gente iba desalojando ordenadamente el Price. Y en los pasillos saliendo, en los rostros ocultados por mascarillas, no se veían, pero sí se sentían. Las sonrisas que sí estaban.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

Cultura

En vista del gran éxito alcanzado por Autoterapia en poco más de dos semanas, analizamos las canciones del nuevo disco de IZAL Anunciábamos en...

A %d blogueros les gusta esto: