Inicio Actualidad Americana 2019 | Día 1: Buenos comienzos con ‘Support the girls’ y...

Americana 2019 | Día 1: Buenos comienzos con ‘Support the girls’ y ‘Leave no trace’

0
Fuente: Americana Film Festival

El Americana Film Festival 2019 ya se ha puesto en marcha y ha presentado algunas de sus películas más esperadas el primer día oficial. Algunas cintas son muy interesantes, como Support the girls y Leave no trace.

Support the girls es la primera película que se ha podido ver en el festival y era uno de los platos fuertes ya que, durante la pasada temporada de premios, Regina Hall, su protagonista, ha estado sonando muy fuerte como posible nominada al Óscar. Sin embargo, finalmente y debido a la inexistente campaña, la actriz se ha quedado fuera.

La cinta trata sobre Lisa, una gerente de un restaurante que se enfrenta a su día a día en el negocio: con su jefe, con sus empleadas y con los clientes.

Fuente: IndieWire

Pese a que es una película muy pequeña sin grandes pretensiones, Regina Hall sostiene con mucha humanidad una historia que sigue un día de locos en la vida de Lisa, una trabajadora implicada en la vida de sus empleadas. Es increíble cómo hay actuaciones que son capaces de engrandecer algunas historias, ya que si sobre el papel Support the girls no parece recomendable, una vez vista se puede afirmar que el vehículo de lucimiento que tiene la actriz es increíble: no hacen falta grandes monólogos ni grandes momentos; Lisa podría ser cualquiera de nosotros; una mujer de buen corazón que intenta que todo salga bien porque es su responsabilidad y ella siente que se lo debe a todo el mundo.

Tampoco es una película que falle en el timing: ocurren tantas cosas, una detrás de otra y de una manera tan fluida que probablemente su hora y media se quede en nada cuando el espectador la acabe. Hay momentos para reírse y momentos para ponerse triste, porque al final de eso trata la vida. Aunque sin duda el lado cómico de algunas actrices secundaria y de la propia Regina Hall mantienen a flote los tiempos todo el rato.

Fuente: Post-Gazzette

Sin duda esta será una de las películas del festival, también para todos aquellos que han trabajado en el sector servicios y se verán totalmente reflejados en el carácter de las empleadas o de la propia Lisa. Altamente recomendable.

Más tarde llegó el estreno de otro de los platos fuertes del Americana de este año: Leave no trace, el nuevo largometraje de Debra Granik, directora de entre otras la independiente Winter’s Bone, donde descubrimos a Jennifer Lawrence.

Leave no trace cuenta la historia de un padre y su hija que viven aislados en un parque natural de Portland, sin embargo, todo cambiará cuando les descubran y tengan que adaptarse a la vida “normal” en su día a día.

Clasificada por la National Board of Review como una de las diez mejores películas independientes del año y premiar como actriz revelación a Thomasin McKenzie, llegaba esta cinta con gran expectación para el público. Lleva sonando meses en el circuito de premios independientes y aunque era muy pequeña, ya se hablaba del gran futuro que tiene McKenzie en la actuación, y lo cierto es que cumple todo lo que promete.

Fuente: MoMa.org

Leave no trace es una cinta que gira en torno a la adaptación; la adaptación a un paraje salvaje y desconocido, que en este caso no es lo que cualquier persona creería que es la naturaleza; sino la vida normal que vive todo el mundo a diario. Tener un techo sobre el que cobijarse, dormir en camas e interactuar con personas pondrán a prueba a estos personajes que viven caminos muy diferentes desde casi el principio de la película.

Tom es una chica de 13 años que vive en paz con su padre (Will) en la montaña, que no tiene ningún tipo de necesidad de vivir junto a otras personas y que sin embargo en cuanto conoce ese otro tipo de vida ya no quiere huir. Durante largo rato en la cinta el propio espectador se cuestionará por la relación entre padre e hija, pero nunca hay nada turbio ni nada que vaya más allá: simplemente están unidos por la vida que han escogido y por la muerte de la madre en la familia.

Fuente: Aucklandlive

Will es un personaje complejo, al que no seguimos de la misma forma que a Tom, él es un hombre que no puede vivir en sociedad, ni se atreve ni quiere adaptarse porque para él su vida ya acabó con la muerte de su mujer. Además, él quiere lo mismo para su hija, pero ella tendrá otros planes.

Y es que Tom, pese a ser muy joven, se irá dando cuenta de que ella quiere una vida normal, tener relaciones afectuosas y sociales con otras personas; vivir lo que vive cualquier chica de su edad, y todo ello sin ser una adolescente caprichosa: sabe que ella y su padre no pueden mantener la vida que llevaban hasta el momento en el que los descubren.

Leave no trace dice mucho más gracias a las miradas de sus protagonistas -excelentes actuaciones de ambos-, que con sus palabras. Sus actos hablan por ellos y todo sucede de una manera natural, no hay saltos de tiburón ni locuras extremas: son un padre y una hija intentando sobrevivir y adaptarse a lo que les ha tocado. Una de las cintas independientes del año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.