Inicio Cultura Cine 21º Festival de Málaga | 13, 14 y 15

21º Festival de Málaga | 13, 14 y 15

"Las leyes de la termodinámica" dio paso a un gran Festival, con Anna Castillo y Belén Cuesta presentando la gala inaugural y descubriendo las primeras joyas: "Con el viento" y "Sergio & Serguéi"

0
Belén Cuesta y Anna Castillo, presentadoras de la gala inaugural del 21º Festival de Málaga, celebrando el Día Internacional del Beso / Fuente: Festival de Málaga

Tras disfrutar de muchas películas y momentos en este 21º Festival de Málaga, os relatamos cómo fue día a día. Tres artículos para describir con detalle cada largometraje en el cine, cada rueda de prensa…

Viernes 13 de abril

El Festival madrugó para abrir sus puertas a la prensa el día 13. El paseo de la Alcazabilla lucía su alfombra roja invitando a los críticos y periodistas a entrar en el Cine Albéniz para el pase inaugural. A las nueve de la mañana, Las leyes de la termodinámica de Mateo Gil conseguía entresacar risas entre los bostezos matutinos de los allí congregados, gracias a la buena dosis de humor de este film que narra desde la óptica de un documental la trama típica de una comedia romántica. Tras ella, el propio Gil, acompañado de los actores Berta Vázquez, Vito Sanz, Vicky Luengo, Chino Darín y Juan Betancourt, respondió amablemente a varias preguntas en rueda de prensa, demostrando una gran complicidad con ellos arraigada en el rodaje, durante el cual, asegura, tuvieron acaloradas discusiones sobre física y amor.

Tras ello, asistí a la rueda de prensa con algunos de los actores de los cortometrajes de Proyecto Tiempo, producidos por Iberdrola y dirigidos por Isabel Coixet, a quien se la esperaba con gran expectación, pero acabó siendo la gran ausente del evento. Carmen Machi puso la nota cómica a la presentación al asegurar que ella de mayor quería ser Úrsula Corberó, lo cual provocó las risas de la joven actriz también presente.

Ya por la tarde tuve la mala fortuna de cambiar mi hora del café por la malograda Ana de día, dirigida por Andrea Jurrieta y protagonizada por una Ingrid García Jonsson que deposita sobre sus hombros todo el peso de una película insalvable pese a su gran actuación. Quizá por ello la película que vino después, Contigo no, bicho, un producto malagueño sin más pretensión que la de hacer reír con las desventuras de unos chicos que se montan un fin de semana loco en Torremolinos, no me decepcionó demasiado pese a su realización rayana en lo amateur.

Ingrid García Jonsonn en “Ana de día” / Fuente: Festival de Málaga

Por la noche tuvo lugar la gala inaugural, presentada por las actrices Anna Castillo y Belén Cuesta. El evento contó con diversas actuaciones musicales como la de Ana Belén, tan elegante como de costumbre, otorgando así un buen broche final a un primer día pleno de expectación.

Sábado 14 de abril

Amaneció el segundo día en el Teatro Cervantes con Memorias de un hombre en pijama, una adaptación animada del famoso cómic de Paco Roca. Raúl Arévalo, quien puso voz al personaje principal, protagonizó en la rueda de prensa posterior un intenso e interesante debate con un par de periodistas que advirtieron cierto comportamiento machista en los roles masculinos que aparecían en el film.

Tras esto y después de haber curioseado durante un rato el encuentro con los directores de los cortometrajes de Sección Oficial en la Fábrica de Cruzcampo, me dirigí a la mesa redonda con las actrices Verónica Sánchez y Hiba Abouk y el crítico Carlos Boyero. Allí se hizo patente una vez más de la influencia de Boyero en el mundo del cine, ya que ambas actrices se dedicaron más bien a palmear al crítico y no tanto a mantener una tertulia con él.

Por la tarde, mientras Guillermo del Toro impartía su master class en el Palacio de Ferias y Congresos, yo me perdía tan multitudinaria conferencia a causa su cambio de fecha a última hora y de mala manera por parte del festival. Sin embargo, mi compañera Ana Palacios asistió a la mencionada master class. Un Guillermo del Toro muy risueño habló con gran pasión del mundo del cine: contó anécdotas de sus películas, desde Cronos hasta La forma del agua, cómo fue el duro camino para llegar hasta donde está hoy y tuvo tiempo incluso de reivindicar su cine, asegurando que siempre va a hacer las películas que sean de su gusto. Del Toro salió de la sala entre los cientos de aplausos de sus fans.

Mientras tanto yo, resignado, entré a ver Con el viento, de la debutante directora catalana Meritxell Colell, y entonces fue cuando se produjo la magia. Esta película, a la que había entrado de rebote, se convirtió en lo que a mi juicio sería el mejor film de todo el festival y en uno de los más bellos que he visto en mi vida. Fue la constatación de que algo se está cociendo en Barcelona con el cine, algo que en cierto modo inauguró Verano 1993: un brote generacional de jóvenes mujeres cineastas dotadas de una gran sensibilidad que hacen auténtica lírica con las imágenes, siempre atentas a la experiencia mística situada en lo terrenal, en lo orgánico, en lo mínimo, en lo sencillo, en lo cotidiano, en lo rural.

Completamente quebrado y cautivado por esta experiencia sublime, apenas pude mantener la atención durante el primer tercio del visionado de la película uruguaya Traigan la hierba, de Denny Brechner. Sin embargo, este divertido mockumentary consiguió despertar risas sinceras entre el público conforme avanzaba, en cierto modo cosechadas por un robaescenas inesperado: el mismísimo presidente José Mujica haciendo de sí mismo.

Denny Brechner en “Traigan la hierba” / Fuente: Festival de Málaga

En otra sala del Cine Albéniz se proyectaba, a la vez que Traigan la hierba, el primer capítulo de la nueva temporada de Vis a vis en primicia. La serie, adquirida por la cadena FOX, dejó al público boquiabierto, pues la tercera temporada comenzó de manera muy fuerte.

Domingo 15 de abril

No hay lugar para el descanso. Críticos y periodistas continuamos con nuestras labores en un soleado día propicio al domingueo. La cama ganó la batalla por la mañana al ademán de levantarme para ver No dormirás, un largometraje de terror protagonizado por Belén Rueda.

Tras la rueda de prensa de dicha película, comenzó la de Vis a vis. Las actrices fueron preguntadas por la esencia feminista de la serie, algo muy presente en este Festival. Poco después comenzó Sergio & Serguéi, la favorita de mi compañera dentro de la Sección Oficial; Ernesto Daranas nos enamoró con un largometraje que une a Cuba, Rusia y Estados Unidos. La presencia de Ron Perlman acaparó mucho la atención en la rueda de prensa, pero eso no evitó que Héctor Noas pudiese lucir su gran actuación en la película, contando que tuvo que aprender ruso para simular el acento y que recreó la gravedad cero en la nave con solo unos pocos cables.

Yo llegué ya en la sobremesa al Teatro Cervantes para el visionado de la primera de las películas en premiere. El guion de Jefe, acomplejadamente yankee, abrió mi boca para dejar escapar más de un bostezo pese a su aparente ligereza. Sólo un Luis Callejo en perpetuo estado de gracia despertó en mí algún interés ante esta película mediocre que el público asistente, sin embargo, ovacionó para delicia del director y su reparto que se encontraban en el palco de honor.

Juana Acosta y Luis Callejo en “Jefe” / Fuente: Festival de Málaga

De nuevo, paralelamente, en el Cine Albéniz se proyectaba Diana para la sección ZonaZine. Cuando finalizó, mi compañera aún no tenía claro si había disfrutado de la película. Con unas grandes actuaciones y un punto de vista sobre la prostitución políticamente correcto, a día de hoy sigue con dudas para puntuarla.

Violeta al fin, de Hilda Hidalgo, puso fin a este tercer día de Festival con un conmovedor retrato de la vejez.

Puedes continuar leyendo lo que pasó los tres días siguientes del Festival aquí.

Escrito en colaboración con Ana Palacios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.